Las Bolsas dudan entre el aumento de contagios y los avances contra el virus

El Ibex avanza un 1,16% en el día, mientras que en la semana cae un 1,11%

Ibex 35 pulsa en la foto

El miedo a posibles pasos atrás en la reapertura de las economías ha pesado una semana más en los mercados. Si bien en China la situación parece una vez más bajo control, en Estados Unidos, Brasil y México la pandemia de Covid-19, que según advierte la Organización Mundial de la Salud está acelerando su ritmo de propagación, continúa causando estragos. Tanto es así, que el jueves, el asesor del Gobierno estadounidense y director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, aconsejó que “algunos estados” se replantearan seriamente volver a confinar a la población.

De esta forma, la desconfianza se ha traducido en nuevas dudas en los mercados. El Ibex 35 se ha dejado un 1,11% esta semana. Tras encadenar tres sesiones consecutivas a la baja, hoy las alzas han vuelto con una subida del 1,16% después de que la farmacéutica estadounidense Gilead señalara que los datos adicionales de su estudio avanzado sobre el Remdesivir muestran que su antiviral mejora significativamente la recuperación clínica de los pacientes gravemente enfermos por Covid.

El principal selectivo español está en los 7.321,1 puntos, lo que supone una pérdida del 23,33% en lo que va de año y un alza del 19,87% desde los mínimos que marcó en marzo. Siemens Gamesa (+8,29%), Bankia (+4,91%) y Cellnex (+3,52%) han sido los mejores valores del Ibex en la semana mientras que en el lado opuesto, Amadeus (-5,24%), IAG (-5,90%) y Meliá (-7,28%) han acabado como los más perjudicados. Fuera del selectivo pero todavía en el mercado español, las acciones de la farmacéutica Rovi se han revalorizado esta semana un 7,25% después de anunciarse que va a colaborar con Moderna para la fabricación a gran escala de la vacuna contra el covid-19 que está preparando la compañía estadounidense.

En Estados Unidos, sus tres principales índices están en positivo en la semana. En Europa, más allá del Ibex, la mayor parte de las principales Bolsas han acabado en verde el balance de las últimas cinco sesiones. Stoxx 50 y FTSE italiano lo han hecho con tímidos avances que han rondado el 0,1% y el 0,17% respectivamente. El Dax alemán, ha subido cerca de un 0,8%. FTSE británico y Cac francés han cerrado la semana en negativo cayendo alrededor de un 0,8%.

Juan José Fernández-Figares, jefe de análisis de Link Securities, señala que lo que está ocurriendo en los mercados es que los inversores están comenzando a asumir que la esperada recuperación económica en forma de V no se va a producir. “No creemos que, a pesar de lo que diga Fauci, las autoridades vayan a optar por confinar nuevamente de forma masiva a la población ni en EE UU ni en los países donde se están dando algunos rebrotes del virus, pero sí creemos que las personas adaptarán sus hábitos a esta nueva situación para intentar convivir lo mejor posible con la amenaza del virus”. Según el experto, estos nuevos hábitos impactarán en la recuperación haciéndola más lenta y costosa de lo que en principio han llegado a descontar los mercados de valores.

En este contexto, las empresas y sectores que mejor lo harán en la nueva normalidad que se ha generado a base de tener que convivir con el virus están brillando en Bolsa en detrimento de unos valores cíclicos que tras un primer impulso saliendo de mínimos, vuelven a perder fuelle. Así, las tecnológicas continúan escalando posiciones y esta semana el Nasdaq alcanzó nuevos máximos históricos. En China, el también índice tecnológico CSI 300, ha subido esta semana un 7,55% después de marcar máximos de cinco años el pasado lunes.

En las materias primas, el mercado teme nuevos frenazos en la demanda a causa de la ralentización en la recuperación económica. Así, el precio del barril de petróleo ha bajado. En el caso del Brent, ha pasado a rondar los 41,9 dólares por barril desde los 42,8 dólares en los que cerró la anterior semana.

Ayudas europeas

Más allá de a las noticias estrictamente relacionadas con el virus, el mercado permanece muy atento al devenir de las ayudas europeas para la reconstrucción económica tras la pandemia. En el aire queda por ver cómo afecta a la configuración final del plan la derrota de Nadia Calviño ante el irlandés Paschal Donohoe en la carrera por la presidencia del Eurogrupo.

El viernes, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel propuso recortar ligeramente el presupuesto europeo para el periodo 2021-2027 hasta los 1,074 billones de euros desde los 1,1 billones iniciales. Por otro lado, Michel sugirió elevar el control sobre el plan antipandemia de 750.000 millones de euros, dando una pista con ello de por donde pueden ir las futuras intenciones respecto al fondo que en su propuesta inicial está compuesto por hasta 500.000 millones de euros en transferencia y 250.000 millones en créditos a devolver.

Pedro del Pozo, director de inversiones de Mutualidad de la Abogacía, se muestra positivo respecto al destino del plan europeo. “El hecho de que Alemania de la sensación de que apuesta por la unidad europea me hace ser optimista respecto a que la reconstrucción será favorable”. El experto recuerda que además del Fondo de Recuperación, los miembros de la Unión tienen a su disposición el MEDE, “una medida que cualquier país tratará de evitar usar salvo que sea el último recurso debido a las contraprestaciones de mayor control del gasto por parte de la UE”.

Resultados

La próxima semana comienza el grueso de la temporada de resultados trimestrales en Wall Street. Compañías como Johnson & Johnson, Netflix, Pepsi, JP Morgan o Citigroup son algunas de las que darán a conocer sus cuentas del segundo trimestre. Desde Link Securities señalan que en términos interanuales se espera que las cotizadas presenten fuertes caídas en sus ventas y en sus beneficios. En concreto, se baraja una caída del 11% de las ventas de las compañías integradas en el S&P 500 y una del 43% en el beneficio neto, un hecho que los analistas entienden que el mercado ya tiene descontado.

“Lo más importante será lo que las empresas digan sobre sus expectativas de negocio en un escenario económico de recuperación más lenta de la inicialmente esperada. Habrá de todo, ya que algunas compañías se están viendo beneficiadas por la situación, especialmente muchas del sector tecnológico, y ello debe reflejarse también tanto en sus cifras como en sus expectativas”, prevé Figares. 

Búsqueda de refugio

Deuda

Siguiendo la tendencia de la renta variable, la preocupación se dejó sentir también en una mayor búsqueda de refugio por parte de los inversores. Así, la rentabilidad de la deuda considerada segura ha caído con fuerza esta semana. El bono alemán a 10 años, que arrancó el lunes en una rentabilidad del -0,43% la termina en el -0,48%. La deuda española, soportada al igual que la de otros países periféricos por las compras del BCE, ha pasado de ofrecer un +0,44% a quedar en el +0,4%.

Divisa

El yen japonés ha ganado fuerza frente al dólar y al euro en la semana. En concreto, el dólar terminó el viernes en los 106,69 yenes frente a los 107,51 del lunes. Por otro lado, el euro se revalorizó frente al dólar, pasando de 1,1248 dólares por moneda comunitaria a 1,1308 dólares.

Normas
Entra en El País para participar