Transporte

El Gobierno negocia el rescate del grupo Globalia para evitar su quiebra

La operación se realizará sin que el Estado entre en el capital de la compañía

Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia Efe
Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia Efe

El grupo turístico Globalia, al que pertenecen Air Europa, Halcón Viajes o los hoteles Be Live, está tratando con el Gobierno una ayuda económica para reforzar su liquidez ante la amenaza del coronavirus. La clave, según fuentes cercanas a las conversaciones, reside en que el Estado se mantenga al margen del capital de la compañía en pleno proceso de venta de la aerolínea a Iberia. Por ello, una de las opciones es que sea una de las marcas y no el holding quien acuda a por el salvavidas.

El instrumento en estudio es el fondo de rescate dotado con 10.000 millones de euros. Las fuentes consultadas explican que el préstamo solicitado por la empresa de la familia Hidalgo no sería de enorme volumen ante la obligatoriedad de reembolsarlo y el riesgo de su conversión en capital.

Esta mañana El Confidencial ha adelantado que la toma de acciones de Globalia por parte del Estado está descartada, porque la prioridad máxima del grupo familiar es mantener la propiedad del capital.

Hasta ahora las empresas del grupo han aprovechado la figura de los ERTEs por fuerza mayor y Air Europa ha podido levantar, según fuentes financieras, un crédito de unos 160 millones de euros avalado por el ICO. La aerolínea, que ha mantenido al 90% de la plantilla en casa, vuelve en estos días a las operaciones.

El presidente de Globalia, Juan José hidalgo, fue taxativo en la cumbre empresarial celebrada días atrás por la CEOE al señalar que el sector turístico iba a "durar un telediario" si no se articulaban ayudas. Hidalgo trata de convencer al Ejecutivo de que la intervención de las empresas se produzca solo en caso de que los préstamos no sean devueltos. 

Normas
Entra en El País para participar