Según un estudio

Casi el 30% de las empresas españolas tenía problemas de liquidez antes del Covid-19

El 80% del nuevo empleo fue creado por un 6% de las empresas españolas entre 2004 y 2017. La mitad de las nuevas compañías no sobreviven a los cinco primeros años

Comercio en las calles del centro de Madrid este lunes, en el que la Comunidad de Madrid estrena la nueva normalidad.
Comercio en las calles del centro de Madrid este lunes, en el que la Comunidad de Madrid estrena la nueva normalidad.

La crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 ha irrumpido en España en un momento en el que el 27,9% de las empresas del país presentaba problemas de liquidez, en base a los últimos datos, de 2017. Concretamente, estas dificultades se concentraban en las microempresas y en los sectores más tradicionales de la economía, como la construcción, el sector primario o la hostelería, según un estudio de la Fundación Ramón Areces y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), que agura un empeoramiento de esta situación como consecuencia de la reducción de las ventas.

De esta forma, el informe revela que los sectores que se están viendo más afectados en las primeras etapas de la crisis del coronavirus, así como sobre los que se prevé una salida más tardía (como el comercio o la hostelería) son precisamente algunos de los que partían en peores condiciones. Entre ellos, también se sitúan las manufacturas, la energía, las actividades artísticas y recreativas, las actividades inmobiliarias, la educación o las telecomunicaciones. Asimismo, ya el 14,6% de las empresas (el 8,5% del empleo) en la misma fecha se encontraban en riesgo financiero por tener rentabilidad insuficiente en comparación con sus costes financieros.

Todo ello, junto al bajo dinamismo empresarial, será una dificultad añadida para recuperar el empleo tras la crisis del Covid. De hecho, el 23% de las empresas españolas, entre grandes y pequeñas, no consigue crecer, ni por tanto, crear puestos de trabajo. Entre 2004 y 2017, el 80% del nuevo empleo fue creado únicamente por un 6% de las empresas españolas, que son consideradas empresas de rápido crecimiento (ERC, aquellas de más de tres años que en un periodo de tres años crecen una media del 20% anual) y que concentran el 11% del empleo total. Este tipo de empresas, que se observan en todos los sectores aunque son más incipientes en las áreas TIC, siguieron creando empleo incluso en los peores años de la anterior crisis y son las que tendrán más capacidad para remontar tras la pandemia.

Los últimos datos de la Seguridad Social de finales de mayo reflejan una caída en el número de empresas con trabajadores del 6,3% respecto al mismo mes del año anterior a causa de la crisis del coronavirus, un deterioro del tejido productivo que hace aún más complicado el camino hacia la recuperación. Ya en 2019, en España había 1,48 millones de empresas con asalariados, una cifra un 11,2% inferior a la que había antes de la crisis de 2008 y, desde ese año, la tasa neta de creación de empresas con asalariados ha sido negativa, excepto en los sectores de alta digitalización, en los que esa cifra aumentó un 7,7%.

El informe Dinámica empresarial en España y digitalización: retos ante la nueva crisis del Covid-19 publicado hoy también destaca la falta de dinamismo empresarial en el país, puesto que el 51% de las nuevas compañías no sobrevive a los cinco primeros años de vida. Esto, junto al excesivo peso de las empresas que no crecen, entre las que predominan las de reducido tamaño, es uno de los principales problemas que puede lastrar la salida de la crisis.

Asimismo, apunta a que las ERC sean el motor de la transformación, en base a aprovechar la financiación que la Unión Europea suministrará para facilitar la digitalización de las empresas. Así, el informe aboga por facilitar el desarrollo y crecimiento de estas empresas dando mayor acceso a la financiación a través, también, de fuentes alternativas a los canales bancarios tradicionales, como el capital riesgo, los business angels, etc, con el objetivo de seguir generando puestos de trabajo.

El 40% de las empresas creadas en 2019 se dedica a construcción, hostelería y turismo

El Registro Mercantil Central ha publicado hoy su estadística de creación de empresas de 2019, de la que se desprende que, de las cerca de 95.000 compañías constituidas el año pasado en España, más de 27.000 pertenecieron al sector de la construcción y más de 9.000 a hostelería, a las que habría que añadir un millar de dedicadas al turismo. Es decir, entre los tres representaron casi cuatro de cada 10 empresas creadas.

El informe destaca también cómo, durante los tres últimos años, ganan peso relativo y crecen significativamente las empresas creadas dentro de los sectores relativos con la energía, que son de gran valor añadido y, por tanto, muy importantes para la competitividad actual y futura de la economía española.

El dinamismo empresarial es dispar entre comunidades. En relación al número de habitantes de cada comunidad, Madrid se sitúa en primer lugar, creando una empresa por cada 300 habitantes, seguido de Baleares, una por cada 378; Cataluña, una por cada 420; y Valencia, que creó una compañía por cada 454 habitantes. Así, estas comunidades mostraron mayor dinamismo que la media nacional, que se situó en una empresa creada por cada 495 habitantes. En el lado opuesto se situaron Extremadura (1 por cada 935 habitantes), seguida de Cantabria (1 por cada 901), Castilla la Mancha (1 por cada 872) y Asturias (1 por cada 866 habitantes).

Normas
Entra en El País para participar