Daimler repartirá 1.000 millones en dividendos y anticipa pérdidas en el segundo trimestre

Ha aprobado un programa de disciplina de costes que afectará a todas sus áreas

Museo de Mercedes-Benz en Alemania.
Museo de Mercedes-Benz en Alemania. Marijan Murat

El fabricante automovilístico Daimler ha aprobado un programa de disciplina de costes, que afecta a todas las áreas del grupo y es una condición para lograr el éxito en el futuro, con el fin de afrontar los efectos de la pandemia de coronavirus en la demanda.

El presidente del consejo de supervisión, Manfred Bischoff, ha destacado este miércoles en la junta general de accionistas, que se ha celebrado de forma virtual, que las inversiones necesarias en el futuro no pueden lograrse mediante aumentos de la facturación y de la eficiencia normales porque la demanda de coches ha bajado debido al Covid-19.

En la junta, la dirección y el consejo de supervisión han propuesto el reparto de un dividendo de 0,90 euros por acción por 2019 (3,25 euros por 2018).

"La propuesta de dividendo tiene en cuenta una ponderación cuidadosa y cautelosa de los intereses de todos los accionistas con los que la compañía se considera comprometida, así como la situación actual del negocio, especialmente las perspectivas de liquidez" y ventas, ha dicho el presidente del consejo de supervisión, Manfred Bischoff.

Daimler repartirá 1.000 millones de euros a los accionistas por el ejercicio 2019, frente a los 3.500 millones de euros por el de 2018.

En cuanto a las ventas, las de Mercedes-Benz bajaron casi un 19% en el primer semestre, hasta 870.000 unidades; su situación mejoró entre abril y junio, y en China registró el mejor segundo trimestre en ventas de su historia.

El consejero delegado de Daimler y de Mercedes-Benz, Ola Källenius, ha apuntado que son "cautelosamente optimistas". "En cuanto aumente la demanda, podremos incrementar de nuevo la producción de forma rápida y eficiente", ha añadido. También ha considerado que deben acelerar la velocidad hacia la descarbonización de sus vehículos.

La división de camiones de Daimler redujo sus entregas un 38% en la primera mitad del año, hasta 150.000 unidades, debido a la pandemia y la debilidad del mercado, especialmente en Europa y Norteamérica.

La entrada de pedidos ha sido positiva las últimas semanas en casi todas las marcas. Los servicios de movilidad de Daimler disminuyeron un 2% el volumen de contratos en los seis primeros meses del ejercicio, hasta 155.000 millones de euros, aunque en China ya se produjo una recuperación y en el segundo trimestre se pudo compensar los efectos negativos del primer trimestre.

Daimler espera una pérdida operativa antes de extraordinarios en el segundo trimestre y un flujo de caja libre negativo en el negocio industrial, así como una notable bajada de la facturación, aunque las ventas de turismos han mejorado en las últimas semanas.

Normas
Entra en El País para participar