Los años del despegue de la Red Española del Pacto Mundial

CaixaBank cede el día 8 la presidencia de la organización después de ocho años de mandato

El entonces secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, posa en las escaleras de CaixaForum Madrid con los representantes de la Red Española del Pacto Mundial y empresarios invitados en un encuentro en 2015.
El entonces secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, posa en las escaleras de CaixaForum Madrid con los representantes de la Red Española del Pacto Mundial y empresarios invitados en un encuentro en 2015.

El miércoles, día 8, CaixaBank deja la presidencia de la Red Española del Pacto Mundial después de ocho años de mandato representado por Àngel Pes, subdirector general de la entidad financiera. Ese día, en la junta anual de socios, que se celebrará de forma virtual, se renovarán 11 de los 21 miembros del comité ejecutivo que cumplen el ciclo máximo de ocho años y se elegirá nuevo presidente.

El periodo de CaixaBank al frente de la Red Española ha sido el del impulso para llegar a un número considerable de pymes superando el marco de las grandes empresas y que los 10 Principios del Pacto Mundial (básicamente la Carta de Naciones Unidas, resumida y aplicada al contexto empresarial) se generalicen como base de la gestión de las entidades. Porque, como recuerda su todavía presidente, Àngel Pes, fueron las grandes empresas, presentes en el Foro de Davos de 1999, las que aceptaron la idea lanzada por el entonces secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan y las primeras firmantes del Pacto Mundial formalizado ya en 2000.

En España la iniciativa fue presentada en 2002 y la Red Española se constituyó en 2004, hasta convertirse en una de las redes locales, de las 68 que tiene el Pacto Mundial, más influyentes y la que tiene el mayor número de firmantes. Fruto de este liderazgo internacional, Àngel Pes tuvo la oportunidad de sentarse como único representante de una red local en la junta directiva del Pacto Mundial (UN Global Compact Board) de junio de 2012 a septiembre de 2015. La junta directiva, compuesta por una treintena de miembros de todo el mundo, está presidida por el secretario general de las Naciones Unidas.

En 2012, cuando tomó la presidencia CaixaBank, la Red Española contaba con 256 socios y a cierre de mayo de este año ya se han contabilizado 722, lo que supone casi triplicar el número de socios. En este considerable aumento de miembros ha tenido mucho que ver la labor de visibilización de la Red Española diseñada por la presidencia en estos últimos años, con el impulso de proyectos y el tejido de alianzas con diferentes organizaciones y representantes del sector social y empresarial del país como CEOE, Cepyme, Pimec, Cámaras de Comercio o Consejo General de Economistas, así como diversas Administraciones públicas.

“Una economía sostenible, como se define en la Agenda 2030, tiene que ser digital”, afirma Àngel Pes

“Como Red Española nuestro objetivo era básicamente llegar a las empresas. Y lógicamente, si quieres llegar al tejido empresarial lo normal es establecer relaciones primero para informar y luego para convencer de que este es un camino que deben seguir las organizaciones empresariales”, señala Pes.

Una de las primeras decisiones adoptadas por CaixaBank tras alcanzar la presidencia fue promover la digitalización de los procesos realizados por la oficina de la Red Española. “La digitalización ha sido un arma fundamental para poder ampliar el radio de acción del Pacto Mundial en España sin comprometer la viabilidad del proyecto”, asegura su presidente.

Además, entiende Pes, “una economía sostenible, como se define en la Agenda 2030, tiene que ser una economía digital, capaz de simultanear el acceso de la población a un nivel de vida digno sin arruinar el planeta. Ahora estamos al principio de esta transición, a pesar de que nos parezca que hemos avanzado mucho”.

El proceso de digitalización derivó en una mejora en la gestión del usuario y que la iniciativa estuviera preparada para el gran reto que supuso la aprobación de la Agenda 2030 en 2015.

Agenda 2030

Porque el Pacto Mundial, a partir de que se aprueba la Agenda, “la convierte en una enmienda a su Constitución. Además de los 10 principios, el apoyo a la implantación de la Agenda 2030 se convierte en un elemento sustancial, en el eje central de la actividad del Pacto Mundial. Porque evidentemente hay una coherencia total entre cumplir la Agenda y respetar los 10 principios, cumplir con la Agenda 2030 es una forma concreta de aplicar los 10 principios”, asegura Pes.

Pes reconoce que el impacto del Covid-19 “ha sido un elemento importante de reflexión sobre el tipo de modelo que tenemos y sus enormes déficits y los riesgos en que estamos incurriendo, precisamente por falta de estar atentos a estas cuestiones que toca la Agenda 2030”. Por ello, el Covid-19, “a pesar de la tragedia que es, puede permitirnos ser capaces de reconvertirlo en una oportunidad para mejorar. El modelo social y económico asumido en la Agenda 2030 como guía para la reconstrucción. Y es muy importante y es un dato favorable para los europeos que la UE lo haya interpretado de esta manera. Y si finalmente sale adelante el plan que ha avanzado la Comisión va a ser un hito en la historia del desarrollo de la UE”.

“Y en todo esto el Pacto Mundial ha jugado su papel, de influir y de promover la Agenda para que se convierta en un elemento importante no solo para las empresas sino para toda la sociedad”, destaca Pes.

Como reflexión final, el presidente saliente de la institución asegura que “la visibilidad y el prestigio que ha adquirido el Pacto Mundial en España trasciende los límites de los socios que somos. Y esto es un hecho destacable para el final de la etapa que nos ha tocado presidir la Red Española".

Espaldarazo de Ban Ki-moon

La Red Española del Pacto Mundial ha sido la única de las 68 existentes que ha organizado un encuentro con el secretario general de Naciones Unidas y los CEO de empresas firmantes del Pacto Mundial.

El encuentro fue con Ban Ki-moon, en octubre de 2015, poco después de haberse aprobado la Agenda 2030. “Ban Ki-moon había sido invitado por el Gobierno de España y finalmente conseguimos que nos hicieran un hueco y aprovechamos para organizar una sesión con las empresas que formaban parte del comité ejecutivo del Pacto Mundial, más algunas que habían contribuido mucho y estaban muy activas en la promoción del Pacto Mundial, para que pudieran escuchar a Ban Ki-moon explicar cómo había ido todo lo de la creación de la Agenda y también tener la oportunidad de mantener un diálogo con él”, recuerda Àngel Pes.

“La reunión fue muy productiva y para nosotros supuso una consolidación de la Red Española ante el mundo empresarial y una inyección de vitaminas para seguir adelante, para dar mayor credibilidad y mayor solvencia a la Red. Ban Ki-moon manifestó que la Red Española estaba funcionando muy bien, nos felicitó públicamente. Y esto son cosas que pesan también a la hora de tomar la decisión por parte de las empresas de apuntarse. El anfitrión del acto fue el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, porque la reunión fue en el CaixaForum Madrid".

Normas
Entra en El País para participar