Audax afronta con garantías el nuevo escenario post-Covid

Axesor considera que el grupo energético será capaz de mantener un perfil crediticio adecuado, dada su "sólida posición de liquidez"

Oficina comercial de Audax.
Oficina comercial de Audax.

El grupo de origen catalán cuenta con las suficientes herramientas financieras y de liquidez para contrarrestar los negativos efectos de la crisis sanitaria que está sacudiendo la economía mundial.

Con menos de 15 años de existencia, Audax Renovables, resultado de la fusión Audax Renovables y su matriz, Audax Energía, se posiciona como una de las compañías relevantes del sector, especialmente en el segmento de comercialización independiente de energía.

El grupo energético centra principalmente su actividad en el suministro de energía eléctrica y gas, aunque también opera como productor de energía 100% renovable. Su negocio ha ido creciendo exponencialmente durante la última década, consiguiendo en 2019 superar por primera vez los 1.000 millones de euros de facturación.

Este positivo desarrollo se ha visto favorecido especialmente por un crecimiento inorgánico tanto dentro del mercado nacional como fuera de las fronteras españolas. Audax, que comenzó su proceso de internacionalización en 2013, opera actualmente en Portugal, Holanda, Italia, Polonia, Alemania y Francia. A cierre de 2019, un 32,6% de la facturación procedió de fuera de España.

73,2 millones de Ebitda en 2019

Audax generó en 2019 un Ebitda de 73,2 millones de euros, incrementando esta magnitud en un 37,7% respecto al ejercicio previo. El 2019, no fue únicamente un año positivo en términos de negocio para la décima comercializadora independiente de España, sino que también destacó por la significativa reducción del nivel de su deuda. Para ello, el grupo vendió cuatro activos de generación que ayudaron a optimizar la estructura financiera, mostrando a cierre de 2019 una ratio de endeudamiento controlado (DFN/Ebitda 2,5x), reflejando una positiva capacidad para cumplir con sus compromisos financieros.

Bajo este favorable escenario la compañía emprendía un ejercicio 2020 para el que se debería haber mantenido la misma dinámica positiva. Sin embargo, el Covid-19 ha cambiado el contexto y la evolución esperada para el conjunto de la industria. Aunque ligeramente mitigados gracias al apropiado Plan de Contingencia implementado (medidas de carácter organizativo, técnico y humano), los efectos de la pandemia se han visto reflejados en los resultados trimestrales. Audax situó su facturación a cierre del primer trimestre 2020 en 234,2 millones de euros, un 19% por debajo del ejercicio previo.

Esta caída también se trasladó a sus resultados, decreciendo tanto el Ebitda (12,3 millones de euros; -15,2%) como el beneficio neto (1,4 millones de euros; -10,9%). A este respecto, cabe destacar que el grupo, por prudencia, ha provisionado 3,3 millones de euros durante el primer trimestre de este año. En cuanto a 2020, se espera un ejercicio complejo, incierto, y cuya evolución futura dependerá de la forma en la que la pandemia evolucione.

Liquidez sólida

No obstante, para afrontar este escenario, Grupo Audax cuenta con una sólida posición de liquidez, que consideramos le permitirá afrontar con mayores garantías este escenario. El grupo cuenta con una amplia posición de caja (183,3 millones de euros a cierre de 2019), un programa de pagarés recientemente renovado de hasta 200 millones de euros (17,6 millones de euros colocados, cinco millones de los cuales suscritos por el ICO) y un calendario de vencimientos cuyas principales amortizaciones se encuentran entre 2022 y 2023.

A nivel estratégico, la cotizada ha anunciado durante las últimas semanas la decisión de cancelar el reparto de dividendos -de hasta 10 millones de euros- a sus accionistas, así como la aprobación de un marco normativo para financiar proyectos mediante bonos verdes, tipología de financiación de creciente apetito entre los inversores. Estos aspectos, refuerzan tanto la situación de liquidez del grupo como la flexibilidad financiera del mismo.

Por todo ello, desde Axesor Rating, se considera que, apoyada en su apropiado modelo de negocio y sólidos fundamentos financieros, especialmente en términos de liquidez, Grupo Audax será capaz de mantener un perfil crediticio adecuado.

Normas
Entra en El País para participar