Fluidra cierra la compra de Aquafive por 4,8 millones

Realizará hoy un pago inicial de 3,3 millones de euros y el resto en tres pagos diferidos de 0,5 millones de euros cada uno a lo largo de los próximos tres años

Eloi Planes, presidente de Fluidra, en una imagen de archivo.
Eloi Planes, presidente de Fluidra, en una imagen de archivo.

Fluidra, la multinacional del sector de equipamiento para piscinas ha cerrado la compra del distribuidor belga Aquafive por 4,8 millones de euros. La compañía de origen catalán desembolsará hoy mismo un pago inicial de 3,3 millones y el resto lo hará en tres pagos diferidos de 0,5 millones cada uno a lo largo de tres años. Según indicó Fluidra, su nueva adquisición tiene un saldo de tesorería de 0,1 millones de euros.

Aquafive es una compañía de origen belga y a través de su filial Pentagone, íntegramente participada, distribuye productos de piscina como equipamiento de calefacción, deshumidificadores y cubiertas de piscinas así como limpiafondos y el tratamiento del agua de piscinas. En el último año la cifra de negocio de Aquafive ascendió a 7 millones de euros un ebitda de 900.000 euros. Fluidra ya tenía relación con la empresa dado que Aquafive era el distribuidor en exclusiva de productos Zodiac en la región de Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo).

Esta compra se enmarca dentro de la estrategia de Fluidra de crecer a través pequeñas adquisiciones después haber saneado las cuentas tras la fusión con Zodiac, completada en 2018. En ese ejercicio la compañía perdió 33,9 millones por los costes de integración, pero ha experimentado una evolución positiva del negocio que le han hecho elevar sus previsiones de sinergias de costes y ya preveía retomar la política de retribución al accionista y de adquisiciones para crecer en el mercado.

De hecho, la multinacional de equipamiento para piscinas obtuvo un beneficio neto de 1,6 millones de euros en el primer trimestre de 2020 y entró en beneficios en comparación con las pérdidas de 2,6 millones en el mismo período de 2019, pese al impacto del Covid-19. Además, detalló que la deuda financiera neta de la compañía se redujo en un 6,2%, hasta 804 millones, pese a las inversiones realizadas.

Todo ello, sumado al dinero en caja y las líneas de crédito firmadas para hacer frente al impacto del virus, han permitido reanudar las adquisiciones por parte de la compañía.

Normas
Entra en El País para participar