Ábalos presenta el índice de precios del alquiler pero deja en el aire su uso para intervenir el mercado

El ministro expone los detalles de una herramienta que coteja más de 11 millones de arrendamientos entre 2015 y 2018

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Jose Luis Ábalos, este martes.
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Jose Luis Ábalos, este martes. EFE

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha presentado este martes el Sistema estatal de índices de referencia del precio del alquiler, una herramienta que el Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos se comprometió a elaborar para que las comunidades autónomas y los ayuntamientos que así lo deseasen pudiesen declarar qué zonas de sus administraciones estaban tensionadas, y establecer de esta forma límites a las rentas del alquiler. El primer análisis, explican fuentes del Ministerio, refleja que algunas de las principales zonas "tensionadas" serían Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia y los dos archipiélagos.

"Presentamos una herramienta que introduce transparencia y datos oficiales en el mercado de la vivienda, dando un mecanismo fiable a las administraciones públicas y al conjunto de actores del mercado inmobiliario", ha señalado Ábalos. Así, habrá un conocimiento más preciso en este sector, y se podrán tomar medidas desde el ámbito público con mucho más conocimiento. Sobre todo, ha recalcado, teniendo en cuenta que "hablamos de un derecho básico, como es el derecho a la vivienda". Con este instrumento, ha incidido, el Gobierno subsana una "carencia histórica, ya que había una ausencia de información oficial".

El ministro ha recordado que el 38% de las familias españolas que viven arrendadas (el 24% de todos los hogares) destinan más del 40% de sus ingresos a las rentas, y que tras la crisis sanitaria y económica del coronavirus el acceso a la vivienda será mucho más complicado para aquellos colectivos con más dificultades, como el de los jóvenes. También ha recordado que en los últimos ejercicios ha habido episodios de subidas abusivas de rentas: "En 2017 fueron superiores al 18% en determinados núcleos urbanos". Por eso, desde el Gobierno hay que "estar vigilantes", así como "garantizar políticas de vivienda que sean eficaces".

Este índice de referencia de precios "será útil para aplicar políticas que incrementen la oferta de vivienda en alquiler y, de este modo, reducir los precios", así como políticas fiscales o de otra índole. La herramienta también servirá, detallan portavoces del Ministerio, para saber dónde urge impulsar con más rapidez la construcción de vivienda pública.

Sin embargo, al menos por ahora, el Ejecutivo no se plantea legislar para limitar los alquileres en estas zonas tensionadas. Antes de intervenir el mercado, explican fuentes del Ministerio, tocará analizar de forma exhaustiva cuál ha sido el impacto a medio y largo plazo de la crisis sanitaria y económica en este mercado.

Nueva ley

Ábalos ha aprovechado la presentación del índice para recordar que el Ejecutivo trabaja en la nueva Ley estatal de vivienda para impedir la enajenación de los parques públicos, garantizar un acceso igualitario para todos, asegurar la provisión de viviendas por parte de los poderes públicos o impulsar la rehabilitación del parque residencial, entre otros puntos. El índice de precios es solo una palanca más dentro de un amplio abanico de medidas en el que trabaja el Ministerio.

Más de 11 millones de alquileres

Para la elaboración de este índice se han cotejado más de 11 millones de arrendamientos de los últimos cuatro años con datos (2015, 2016, 2017 y 2018) y se han agregado datos referidos a rentas, metros cuadrados y superficie en todos los territorios analizados. Se trata, agregan desde el Ministerio, de una “herramienta para conocer la evolución del mercado del alquiler” en España, con una información pormenorizada y precisa.

Según el acuerdo de coalición firmado entre el PSOE y Unidas Podemos, el índice estatal vendría a complementar los índices de precios que existen en algunas comunidades. A partir de ellos, las diferentes administraciones locales podrían determinar qué zonas de la localidad registran incrementos “abusivos” de los alquileres para “regularlos", una decisión que por ahora depende exclusivamente de estas administraciones.

“Se habilitará a las comunidades autónomas y/o ayuntamientos para que a partir del Sistema Estatal de Índices de Referencia de Precios del Alquiler de Vivienda que está desarrollando el Ministerio de Fomento [ahora llamado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana] puedan establecer su índice de precios de acuerdo a una metodología objetiva y sujeto a revisión periódica”, indica el acuerdo de coalición.

El Ejecutivo iba a presentar este índice a finales del mes de marzo. Sin embargo, los planes quedaron pospuestos debido a la crisis económica y sanitaria del coronavirus Covid-19. "Es uno de los temas que se ha visto alterados por la irrupción del Covid", ha explicado Ábalos.

El índice, ha continuado el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas, está compuesto por datos de 33.662 secciones censales, 9.842 distritos censales, 7.593 municipios, 46 provincias y 15 comunidades autónomas, más Ceuta y Melilla. Los datos de País Vasco y Navarra, por sus respectivos regímenes, no se incluyen por el momento, aunque el Gobierno "está en contacto con sus gobiernos para poder incluir su información".

Para la elaboración de esta herramienta se ha contado con la información de diferentes órganos e instituciones, como son el Banco de España, la Agencia Tributaria, los Registradores de la Propiedad, el INE o el catastro.

De cada una de las magnitudes de precio y superficie se ofrecen tres valores estadísticos: la mediana, el percentil 25 y el percentil 75. Con ello se define la situación del alquiler en cada territorio en términos medios, pero también se ofrece una horquilla de valores entre los que se sitúa el 50% de los alquileres de cada ámbito (percentiles 25 y 75).

Normas
Entra en El País para participar