Salud

Faes Farma prevé record de beneficios en 2020 a pesar del Covid-19

Reparto de un dividendo complementario de 0,026 euros por título a partir del 2 de julio

A la junta de Faes Farma han acudido 62 accionistas.
A la junta de Faes Farma han acudido 62 accionistas.

El fabricante de productos farmacéuticos Faes Farma prevé registrar este año un récord de beneficios pese a la crisis económica provocada por la pandemia. El presidente del grupo, Mariano Ucar, ha adelantado en la junta de accionistas que el incremento de resultados pudiera ser de dos dígitos y el de ventas de un dígito.

En 2019 ganó 63,9 millones netos, un 24 % más que en 2018. Es su mejor registro en números negros hasta la fecha, acompañado por un incremento de la facturación del 10,2 %, al contabilizar 357 millones.

Con cargo a esos resultados, Faes Farma repartirá un dividendo complementario de 0,026 euros por título a partir del próximo 2 de julio. Tras una retribución anterior de 0,142 euros, el dividendo total será de 0,168 euros, superior en un 20 % al anterior. El grupo ofrecerá la posibilidad de cobrar en metálico o en nuevos títulos. Mantendrá esta estrategia de dividendo flexible durante los próximos meses.

Ucar admitió que el confinamiento internacional por la pandemia ha reducido las alergias y por tanto las ventas de Bilastina, el antihistamínico que es el producto estrella de su catálogo de fármacos y que se comercializa en 114 países.

Uno de ellos es Japón, un mercado en el que los antihistamínicos mueven un negocio anual de 1.000 millones. Las ventas han caído entre un 25 % y un 22 % en el país nipón entre marzo y mayo pasados por la obligación de receta médica para dispensar estos productos. Con los consumidores recluidos en los hogares no ha habido ni alergias ni visitas al médico.

El presidente de Faes Farma confía en recuperar esos crecimientos en cuanto se normalice la situación sanitaria. De momento ha paralizado la promoción de Bilastina en Estados Unidos y sí la lanzará en los próximos años en India, Sudáfrica y China, en este caso para 2024.

El grupo invertirá 6 millones en aumentar la capacidad de producción de su división dedicada a la nutrición y salud animal. Destinará otros 20 millones este año a proyectos de investigación de nuevos fármacos.

En Latinoamérica quiere situarse entre los veinticinco mayores grupos farmacéuticos en el próximo lustro, salvo en México, donde necesitará más plazo, según Ucar. La compra el año pasado de la empresa colombiana del sector BCN, con filiales en otros países del continente, le ayudará en estos planes.

Faes Farma seguirá con su estrategia de compra de compañías. A mayo pasado contaba con una plantilla de 1.479 trabajadores, el 53 % de ellos con título universitario. 

La junta tuvo lugar en el Palacio Euskalduna de Bilbao con la asistencia de 62 accionistas. Ucar estuvo arropado por el secretario del consejo de administración, Gonzalo Fernández de Valderrama, y por Maria Eugenia Zugaza, presidenta del comité de auditoría y cumplimiento.

El resto de los miembros del consejo siguieron el encuentro por vía telemática. Solo un accionista, Abel Miguel, recurrió al turno de palabra, preocupado por la mala marcha de la cotización de Faes Farma en Bolsa. Si cerró 2019 con una capitalización de 1.391 millones, tras el cierre de la jornada de este lunes ese volumen registraba una caída del 7,7 %.

El presidente de Faes Farma confía en que las previsiones de crecimiento del grupo sean valoradas por el mercado, que en su opinión "está medio loco" y regido por "muchos movimientos e intereses". En este sentido, añadió que "no nos interesan los accionistas especuladores".

Normas
Entra en El País para participar