Las claves de la inversión en el mundo pos-Covid-19

El teletrabajo, el mayor gasto en compras online, la creciente demanda de servicios a distancia, la digitalización y la expansión del 5G son los elementos que no hay que perder de vista según Morgan Stanley

Las claves de la inversión en el mundo pos-Covid-19
Getty Images

Además de sumir a los mercados en una profunda volatilidad que ha causado bruscas caídas, otro de los efectos que el Covid-19 ha tenido en la inversión ha sido el de acortar el horizonte temporal con el que operan los actores del mercado. Igual que es difícil recordar hundimientos tan bruscos como los contemplados en marzo, las alzas que sacaron a las Bolsas de sus mínimos en el año y que ahora peligran ante la amenaza de rebrotes de la pandemia se sucedieron en un corto espacio de tiempo. Cuando el mercado trata de mirar más allá del corto plazo, se encuentra con una muralla de incertidumbre que le impide ver cómo será exactamente el nuevo mundo que dejará el virus.

Tratando de sortear la muralla, diversos economistas y estrategas del banco estadounidense Morgan Stanley han intentado definir cuáles serán las principales tendencias en el mundo pos-Covid-19. Para ello, los economistas primero dibujaron cuatro posibles escenarios basados en las posibles caídas de la demanda en función del miedo de los consumidores y la rapidez del desarrollo de una vacuna. Solo en el escenario más pesimista de todos el banco abandona su tesis alcista para los mercados.

Para aquellos inversores que no quieran perderse ese alza contemplado en el resto de escenarios, los estrategas de Morgan Stanley destacan diferentes tendencias que se deben de tener especialmente en cuenta. Por lo general, la tecnología es el elemento presente en todas ellas.
Según los expertos, la llegada del teletrabajo no se trata de algo pasajero y tendrá una serie de implicaciones en diversos ámbitos. “El más directo y obvio de ellos será en el sector inmobiliario de oficinas, donde una menor demanda por espacios de trabajo puede dañar los ratios de ocupación durante una temporada”, ilustran. De forma más marginal, esto afecta a los bancos más tradicionales al realizarse más operaciones a distancia, a los restaurantes al perder la demanda de los trabajadores y a los fabricantes de tecnología, que ven como sus ventas aumentan.

Más tiempo, más gasto

El tener más población trabajando desde su casa implica que los ciudadanos pasan más tiempo en ellas y, por lo tanto, favorece un mayor gasto realizado desde el hogar. El sector del comercio electrónico es uno de los ganadores en el nuevo mundo poscoronavirus. “El movimiento hacia este consumo se está acelerando incluso más a medida que se produce aversión de los consumidores a salir de su casa para comprar; creemos que es poco probable que estos consumidores que han probado el comercio electrónico lo dejen completamente de lado incluso una vez que la amenaza de Covid-19 disminuya”.

Más allá de las compras de productos, otros servicios ofrecidos a través de la red también se ven favorecidos. “Áreas como la teleasistencia médica, las apuestas y el juego online se ven beneficiadas mientras que a la larga, el sector inmobiliario y la construcción pueden estar en una relativa desventaja ya que al no necesitar de espacio físico para los servicios dañaría su capacidad con el tiempo”. Los servicios de streaming aumentan ante las reticencias a acudir a grandes eventos y los viajes de negocios se mantendrán congelados una buena temporada afectando no solo a las aerolíneas, sino también a la ocupación hotelera. Los expertos esperan que la digitalización se agilice aún más con esta crisis sanitaria y con ello, las acciones de las empresas de software, internet y semiconductores serían grandes beneficiadas.

Una de las grandes apuestas de estos expertos se trata de la tecnología 5G. “La mayor demanda de conectividad hacen que el 5G, una tecnología que multiplica por 10 la velocidad del 4G, sea más importante que nunca”. Desde el banco prevén que las subastas de espectro medio serán el punto de inflexión para el boom de la tecnología.

Por último, los analistas de Morgan Stanley consideran que el foco en la responsabilidad social corporativa aumentará en la era pos-Covid-19. Destacan dos implicaciones en este sentido que los inversores deberían tener en cuenta: cómo el consumo en Estados Unidos puede aumentar por una mayor red de garantías para los empleados por parte de las empresas y las implicaciones que puede tener el Covid-19 en la descarbonización de la economía.

Ganadores del cambio de tendencia

Teletrabajo

En el lado bancario, Citizens Financial Group es una de las entidades que Morgan Stanley menciona. En lo referente al crecimiento del 5G también destacan a American Tower Corporation o Xilinx. Google y Facebook verían como sus ingresos publicitarios aumentan. 

‘E-commerce’

Amazon, eBay y Chewy son los ejemplos de empresas favorecidas por el aumento de este tipo de consumo. Uber se encuadra como una ganadora de esta categoría por su servicio de comida a domicilio. Apple, Paypal, Visa y Mastercard tienen viento de cola gracias al aumento de los pagos electrónicos.

Servicios

El auge de las apuestas incrementa las ganancias de compañías como DraftKings, Penn National Gaming, Eldorado Resorts o Boyd Gaming. Nvidia y AMD también ganarían con el mayor uso de servicios online.
Digitalización. El virus ha provocado un mayor uso de la nube por parte de negocios que habitualmente se resistían a este tipo de herramientas. Microsoft, Salesforce, ServiceNow, Workday o Box son algunas de las empresas mencionadas por Morgan Stanley en la lista de favorecidas. 

Normas
Entra en El País para participar