Cumbre CEOE

Gerardo Cuerva (Cepyme): "Si España no invierte en pymes tendrá que gastar en desempleo"

Las pequeñas y medianas empresas piden protección para salvaguardar los puestos de trabajo dado que generan el 70% del empleo privado

Antonio Garamendi, presidente de CEOE, junto a Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme.
Antonio Garamendi, presidente de CEOE, junto a Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme.

Las pequeñas y medianas empresas han pedido al Gobierno que proteja sus negocios para poder mantener los puestos de trabajo. En la última mesa de hoy de la megacumbre empresarial organizada por CEOE, las pymes españolas han reclamado seguridad jurídica, garantizar la liquidez para hacer frente a los pagos y la supresión de barreras regulatorias, normativas y fiscales que  frenan el crecimiento de las empresas.

En ese sentido, el presidente de la patronal Cepyme, Gerardo Cuerva, ha pedido al Ejecutivo que invierta en las pequeñas y medianas empresas, dado que suponen el 70% del empleo privado y el 99,8% del tejido empresarial. "No habrá empleo sin pymes ni pymes sin empleo. Si España no invierte en pymes tendrá que gastar en desempleo", ha aseverado.

Además, Cuerva ha destacado la especial característica del tejido empresarial español, ya que cuenta con muchas empresas de reducido tamaño que no tienen acceso a la innovación y la internacionalización. De esta forma, también ha solicitado un esfuerzo al Gobierno para ayudar a las empresas a crecer.

"Somos líderes de Europa por el tamaño reducido de nuestras empresas. Eso conlleva varias desventajas, ya que la mediana empresa española crea menos empleo y la microempresa española tiene menos opciones de crear innovación y transformación digital. Estamos convencidos de que el tamaño de las empresas ha de crecer, no por tener empresas más grandes, sino porque todas estén dimensionadas en su sector correspondiente", ha explicado.

Igualmente, el presidente de Cepyme ha señalado que España necesita "un marco de certidumbre" para captar inversiones. De esta forma, ha pedido al Gobierno que legisle desde la óptica de la pyme para adaptarlo posteriormente a la gran empresa, "y no al revés como sucede ahora", al tiempo que le ha instado a que implemente "una normativa fiscal que incentive y no penalice el crecimiento de las pymes".

A su juicio, es necesaria una normativa "que prime el crecimiento y la conexión entre la grande y la pequeña empresa", de forma que la primera actúe como tractora, lo que redundaría en el crecimiento del empleo.

La solución a la crisis

Por otro lado, tras el presidente de Cepyme, tomaron la palabra Inés Juste, presidenta del Grupo Juste; Alfonso Jiménez, presidente de Cascajares; Rosa Ferrando, directora de Brócoli Services; y Verónica Pascual, presidenta de Asti, que pidieron incentivos normativos y fiscales para mantener y crear empleo y además aseguraron ser "la solución" a la crisis económica que deja a su paso el virus.

Así, Inés Juste reivindicó el papel y el peso de las empresas familiares dada "su fortaleza en mayor resiliencia solidaridad en tiempos de crisis", cuyo objetivo es "perdurar, en su adn no figura una mirada especulativa sino planes a largo plazo".Además consideró que para salir de la crisis es necesario apoyar al tejido empresarial y propuso medidas a corto y largo plazo, entre las que destacó el pago rápido a proveedores, ampliación de las garantías públicas, retrasar el pago de impuestos y tener visión de largo plazo para poner en el foco sectores competitivos.

Por su parte, Alfonso Jiménez, al igual que la mayor parte de líderes empresariales que han pasado en la última semana por el foro de CEOE, ha pedido prolongar los ERTE "hasta que continúe el problema" y urgió a acometer las medidas necesarias para no detener de nuevo la actividad económica en caso de se produzca un rebrote en los próximos meses.Además, ha defendido el papel de los empresarios para salir de la crisis: "Si suponemos el 70% del empleo privado en España, los empresarios  somos la solución al desempleo".

La directora de Brócoli Services, Rosa Fernández, ha rechazado una subida impositiva y además ha reclamado acelerar los planes de digitalización, así como adecuar la oferta formativa con loas necesidades de las empresas. "No podemos asumir reformas fiscales que se basen en subidas impositivas. Necesitamos reformas que nos hagan más eficaces y competitivos, planes de formación conjunto entre gobiernos y empresas que garanticen la máxima cualificación haciendo que el sector sea más profesional y competitivo y abordar de manera rápida la digitalización", ha considerado.

Del mismo modo, Verónica Pascual, presidenta de Asti, llamó a la apuesta por la industrialización, la inversión en I+D+i y la necesidad de diversificar los sectores que más peso tienen en el PIB español y que son los que más golpeados se han visto por la crisis del Covi-19.

"El Covid ha supuesto un catalizador de tendencias previas como el teletrabajo, la telenseñanza, el telediagnóstico, y desarrollará tecnologías como la computación en la nube, inteligencia artificial, robótica o ciberseguridad. La cruda realidad es que hemos visto cómo ha afectado a las cadenas de suministro y la falta de diversificación del PIB. Debe haber una apuesta por reforzar la estrategia industrial y tecnológica para reducir la vulnerabilidad y generar una industria más fuerte, creadora de empleo, de calidad y atractiva para los jóvenes", ha concluido.

Normas
Entra en El País para participar