Banca

El banco por móvil N26 retrasa su proyecto de dar crédito en España por el Covid

Su director general, Francisco Sierra, cree que la banca tradicional está condenada a su desaàrición

El director general de N26 en España, Francisco Sierra, durante la presentación telemática del informe:
El director general de N26 en España, Francisco Sierra, durante la presentación telemática del informe: EUROPA PRESS

Planes más lentos para el banco por móvil N26. El director general en España de la entidad, Francisco Sierra, reconoce que el banco ha postergado sus planes de ofrecer crédito a clientes en el país por culpa de la situación de crisis generada por el coronavirus. Pese a todo, considera que es este retraso será transitorio, y poder lanzar este producto "en los próximos meses". Inicialmente el objetivo era conceder créditos en España a finales de año.

Sierra ha explicado que el nuevo escenario requiere de una adaptación y rediseño de los análisis y modelos de riesgo, lo que les llevará a retrasar un poco más de lo previsto sus planes.

Sierra ha asegurado que N26 replicará en España el modelo adoptado en Francia o en Alemania, de modo que la entidad pondrá a disposición del cliente que lo solicite una línea de crédito hasta una determinada cantidad y otra mayor a través de un 'partner'.

En estos países, N26 concede créditos de hasta 5.000 euros, mientras que los préstamos por importes superiores y hasta los 25.000 euros los ofrece a través de un intermediario, como Auxmoney en el mercado alemán y Younited Credit en el francés.

La firma digital de origen alemán está buscando en España un socio para conceder créditos.Lo que pretende N26 es democratizar la banca, por lo que aboga por la implementación e integración de productos de terceros.

El ejecutivo está convencido de que la estructura de la banca tradiciona tiene "los días contados". "Van a durar más o menos, pero tienen que cambiar ya y no seguir haciendo las cosas como hasta ahora", ha subrayado. De hecho, en el estudio que ha realizado N26, los españoles consideran que en cinco años desaparecerán las oficinas, los cajeros automáticos y el efectivo, mientras que un 70% asegura que dejaría de usar ya el dinero en metálico.

Sierra es bastante pesimista sobre el futuro de la banca tradicional, al considerar que en el nuevo escenario se requiere de cambios radicales de los procesos y de la infraestructura y que no solo vale con crear una 'app'.

Preguntado por ImaginBank, el banco 'online' de CaixaBank que se ha renovado recientemente, Sierra ha reconocido que lo que se ha hecho es algo muy parecido a N26. Sin embargo, cree que la diferencia radica en que los servicios adicionales que se han sumado están conectados con el banco tradicional, que arrastra sus propias dificultades.

Fin del dinero en efectivo

En el informe presentado por N26, se pone en relieve la aceleración de las costumbres de los clientes hacia la banca digital con la pandemia.

Sierra considera que el pago con tarjetas o móvil permitiría sacar a flote la economía sumergida. "Sin duda, lo correcto es mover a los clientes para que tengan un control de su dinero de forma digital y que quede constancia de ello", ha añadido.

Del informe también se desprende que hasta un 60% de los usuarios pagaría por una tarifa fija mensual por su banco ideal. Este modelo 'freemium' permitiría evitar las comisiones ocultas, según N26. "Queremos hacer esto. Sin duda hay una oportunidad", ha dicho Sierra.

Normas
Entra en El País para participar