Covid-19

Pallete: “La digitalización y la sostenibilidad son claves para la salida de la crisis”

Propone un fondo de reconstrucción digital para pymes y autónomos

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete ha planteado un escenario de reconstrucción a cinco años, con la digitalización y la sostenibilidad como herramientas para la salida de la crisis.

En su discurso en la cumbre empresarial organizada por la CEOE, Pallete ha planteado cinco propuestas en su hoja de ruta. El directivo ha planteado reescribir las normativas para adaptarlas a la Nueva Economía; reformular la formación para responder a las necesidades del mercado laboral; canalizar los recursos económicos hacia los motores de reconstrucción; digitalizar las pequeñas y medianas empresas, e impulsar un pacto digital poniendo a las personas en el centro.

En este sentido, Pallete ha propuesto la creación de un fondo de reconstrucción digital para pymes y autónomos, indicando que Telefónica ya ha movilizado 75 millones de euros para estos colectivos.

Estas líneas de actuación, en opinión de Pallete, se resumen en un nuevo contrato social para una nueva sociedad y una nueva economía. “La clave es actualizar el estado de bienestar. Poner al día los valores europeos comunes: el humanismo. Esa es la guía”, ha dicho Álvarez-Pallete.

El presidente de Telefónica ha afirmado que la Cumbre Empresarial de la CEOE como “la más completa e importante desde su creación en 1977” y ha reclamado pasar cuanto antes de lo macro a lo micro, de las teorías a los hechos, aterrizar las ayudas cuanto antes y poner a las personas por delante.

“Vamos a ver una caída del PIB de España en este trimestre inédita, la mayor desde 1874 o desde los primeros trimestres de la guerra civil”, ha advertido Pallete, quien, sin embargo, ha recordado que España lleva 40 años de crecimiento.

En este sentido, el presidente de Telefónica ha indicado que España está en un buen momento en despliegue de infraestructuras. La cobertura de fibra actual es del 80%, y Telefónica aspira a alcanzar el 100% en 2024, con un modelo público-privado. “Las redes han pasado el confinamiento con matrícula de honor, sosteniendo un fuerte crecimiento del uso”, ha afirmado.

 

Pedro Mier, presidente de Ametic

A su vez, Pedro Mier, presidente de la patronal Ametic, ha propuesto un gran pacto de formación digital, para el reciclaje de todos los trabajadores, e incluyendo a los directivos de las empresas. Además, en segundo lugar, ha propuesto un gran pacto de estado para la innovación, y alcanzar la aceleración de nuestros competidores.

En tercer lugar, el directivo ha propuesto concentrarse en políticas de demanda, que son los principales tractores para la innovación, donde ha identificado cuatro grandes áreas, la digitalización de la sanidad para personalizar la medicina y acabar con la presencia física e impulsar el seguimiento de los datos; la digitalización de la cadena alimentaria, desde el campo al hogar; la movilidad sostenible, y la digitalización del turismo, que ahora es una obligación para sostener la principal industria española.

 

Laurent Paillassot, CEO de Orange España

El consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, ha indicado que la crisis ha demostrado que las redes y la digitalización son fundamentales. Gracias a las redes, que han sufrido un incremento brutal en el uso, se ha sostenido el teletrabajo de las empresas. “España tiene la mayor red de fibra en Europa”, ha indicado el directivo, quien ha apuntado que hay dos prioridades ante la mayor crisis económica en decenios: en primer lugar, el apoyo a las empresas, reduciendo las cargas fiscales y tributarias, facilitando el acceso a la financiación; y en segundo lugar, la lucha contra la precariedad de la población.

Paillassot ha señalado que España tiene una doble labor. Debe lanzar unas estrategias nacionales consensuadas, pero también consensuadas con Europa, porque la competencia es entre continentes.

El CEO de Orange España ha destacado que el mundo digital necesita inversión. “Un aumento de la presión fiscal es contraproducente, porque reduce la capacidad de las empresas para invertir. Hay que modificar las regulaciones sectoriales y fiscales, y fomentar medidas que impulsen las redes de nueva generación como la fibra y el 5G”, ha indicado.

El ejecutivo ha advertido de que España será fuerte si Europa es fuerte, pero ahora el Viejo Continente está en desventaja frente a EE UU. “Estamos invirtiendo la mitad que EE UU. Es un gran reto como como continente, y las políticas deben dirigirse a facilitar el aumento de la inversión. “Espero que España tenga una agenda más enfocada en la inversión”.

En términos internos, Paillassot ha reiterado el compromiso de Orange con España y la firme voluntad de la compañía de seguir adelante con sus planes de desarrollo e inversión previstos.

 

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra, ha destacado dos líneas de acción que mejorarían el posicionamiento y las perspectivas de futuro para España en el actual escenario global: un impulso a la digitalización y una estrategia de reindustrialización. “Pensamos que para construir una economía de mayor valor añadido tenemos que llevar a cabo planes de impulso decidido a la digitalización, desplegar una estrategia de reindustrialización de España y dar la necesaria importancia a la educación y al talento como el gran activo estratégico de esta nueva era”, ha destacado el directivo.

Según Abril-Martorell, estas acciones se complementan y se refuerzan entre sí, son consistentes con las prioridades europeas para este nuevo tiempo y serían una forma efectiva de apoyar a las empresas industriales y tecnológicas española para que crezcan, puedan competir en actividades de valor añadido y generen empleo de calidad.

El presidente de Indra ha indicado que los poderes públicos pueden ejercer un efecto tractor determinante para impulsar esta estrategia a través de grandes proyectos de Transformación Digital o tecnológicos que canalicen el esfuerzo y la inversión en I+D en proyectos que generen capacidades y base industrial en España. “Las administraciones públicas pueden emprender, a modo de ejemplo, grandes proyectos transformacionales de modernización y digitalización de muchos de sus propios procesos, como forma efectiva y útil de estímulo de la industria tecnológica”, ha afirmado.

Abril-Martorell ha explicado que “la disrupción tecnológica, que permite un ‘resert’ industrial, brinda una oportunidad para la reindustrialización de nuestro país y así mantener y recuperar centros de decisión para España”.

 

Helena Herrero, CEO de HP España

Helena Herrero ha destacado que las empresas más digitalizadas han demostrado ser más resilientes en esta crisis. En su discurso, ha indicado que es necesario apostar por la digitalización en sectores estratégicos salud, turismo, alimentación y automoción, así como en las pymes, que suponen el 97% del tejido empresarial.

En su opinión, ha quedado patente la importancia de la innovación y la ciencia aplicada. No genera resultados a corto plazo, necesita un tiempo, con políticas sólidas en I+D+i y atraer la inversión extranjera en innovación. Hace falta un marco regulatorio estable, una inversión por parte de las empresas y un pacto por la innovación con herramientas de estímulo.

Además, ha pedido flexibilidad en los modelos laborales y aprovechar el talento.

 

Eduardo Serra, presidente de la patronal DigitalES

Eduardo Serra, presidente de la patronal DigitalES, ha señalado que esta crisis tiene un origen diferente que otras, no se parece a las de 2008, de 200 o del petróleo, pero los daños económicos son mayores. El PIB caerá entre en 10% y un 15%. El desempleo vamos a pasar de tres a siete millones de personas, y la Bolsa ha perdido entre un 30% y un 40%, más que en las crisis anteriores.

Ahora, los protagonistas deben ser los empresarios, que son los que crean riqueza. “La recuperación será lenta, con una duración notable. Estaremos entre la U y la L, no hay que ser demasiado optimistas, porque el camino hasta la normalidad será largo”, ha dicho Eduardo Serra, quien ha recordado que puede haber rebrotes.

“Hay una enorme incertidumbre, y para el empresariado es necesario que haya unas certidumbres”, ha dicho, Serra.

El presidente ha destacado el impacto de la digitalización en las empresas, si bien ha advertido de su escaso papel en las administraciones públicas. “La Justicia se ha parado, distinguiéndose por su lentitud”, ha indicado Serra, añadiendo que las administraciones deberían digitalizarse.

“Me gusta hablar de revolución tecnológica y no de la cuarta revolución industrial. Esta es mucho más profunda que las anteriores, y tiene que venir con las ideas y la digitalización”, ha explicado.

Serra ha abogado por una mayor colaboración público-privado. De no ser así, España se estaría moviendo con una mano atada a la espalda. El directivo ha advertido de que una mayor presión fiscal penalizará la inversión de las empresas, y ha pedido que se quiten barreras burocráticas que afectan a los procesos. "El antídoto es la seguridad jurídica", ha afirmado.

 

Antonio Coimbra, presidente de Vodafone España

Antonio Coimbra, presidente de Vodafone España, ha indicado que con esta crisis hay tres lecciones aprendidas, la importancia de las redes de telecos, la importancia de la digitalización y las nuevas formas de trabajar.

Las infraestructuras eran claves para las operadoras, pero la sociedad no era consciente de la importancia de estas redes. “España tiene las mejores redes de fibra y 4G”, ha dicho Coimbra, quien no obstante ha recordado que hay una brecha digital entre personas y zonas.

El presidente de Vodafone ha indicado que es prioritario marcar un objetivo como país, y alcanzar un 100% de conectividad con red de nueva generación en todos los hogares. “El objetivo es alcanzar un gbps en dos años”, ha dicho Coimbra, quien ha calculado que la inversión para alcanzar este objetivo se situaría entre 1.200 y 1.500 millones de euros. De igual forma, es fundamental que se lleve el 4G a todo el país, lo que supondría una inversión de 250 millones. “Habría que ir al apagado del ADSL y del 3G. No tiene sentido que se mantengan”, ha dicho Coimbra.

De cara al futuro, Coimbra ha indicado que el sector debe afrontar un gran esfuerzo en el despliegue del 5G. “Hablamos de un esfuerzo inversor en 5G de 5.000 millones de euros en despliegue, pero para el coche conectado autónomo la inversión puede ampliarse hasta 10.000 millones”, ha señalado.

El directivo ha advertido de que es necesaria una reforma fiscal en España, y promover la simplificación y predicibilidad. Coimbra ha recordado que el sector afronta múltiples impuestos, estatales, autonómicos, municipales o la tasa para la financiación de la televisión pública. “En la próxima subasta de espectro 5G hay que promover la inversión, y no la recaudación”, ha destacado.

Coimbra ha pedido un gran plan nacional de digitalización para pymes. “Solo un 34% tiene un plan para digitalizarse, y de ellas, solo un 48% cuenta con un presupuesto para hacerlo”, ha advertido.

En relación a las formas de trabajo, con la implantación del teletrabajo, ha pedido prudencia y análisis de los cambios.

 

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex

El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, ha indicado que la crisis ha supuesto una gran disrupción en salud pública, pero también en términos económicos y sociales. “No hemos conocido nada parecido en los últimos 100 años, si bien ha habido un antídoto que ha reducido el impacto, como han sido la conectividad y la digitalización”, ha dicho.

El directivo ha explicado que la aceleración de la digitalización es ya un hecho. “No podemos pensar que la competitividad se juegue siempre en los costes laboral. La productividad es clave para la economía española y su competitividad a largo plazo”, ha explicado.

En su opinión, es importante que nuestras empresas ganen en tamaño. “Hay que apostar por el vector de la digitalización, porque así surge una mayor productividad en la economía. Afloran nuevos modelos de negocio que todavía no se perciben”, ha indicado Tobías Martínez, quien ha añadido que “estamos ante la oportunidad de transformar y reimaginar la economía española, caminando hacia una economía baja en carbono”.

El ejecutivo ha recodado que el 5G permitirá disparar la conectividad de múltiples objetos y dará lugar al surgimiento de múltiples negocios. Además, demandará un volumen de inversión sin precedentes, un reto estratégico ante el liderazgo en Europa, y de Europa contra EE UU y Asia. El 5G será industrial o no será. “Debemos potenciar el desarrollo de redes privadas 5G en fábricas y polígonos industriales”, ha explicado.

Además, el consejero delegado de Cellnex ha pedido un impulso a la educación y el emprendimiento.

Normas
Entra en El País para participar