El sector sanitario se reivindica como clave para “la reindustrialización de España”

Sanidad privada, farmacéuticas y empresas de equipamientos piden al Gobierno planes de apoyo para aprovechar "un momento histórico"

El consejero delegado de Rovi, Juan López Belmonte
El consejero delegado de Rovi, Juan López Belmonte

Representantes de los distintos subsectores que componen la industria de la salud en España han reivindicado el papel ejercido durante las peores semanas de la crisis sanitaria del Covid-19, y también el que pueden jugar en el futuro de cara a un mayor peso de la industria en la economía española. "Durante estos últimos meses hemos visto que dependíamos mucho de China y de India. Nosotros tenemos que jugar ahora un papel importante en reindustrializar Europa y también España, y estamos comprometidos para hacerlo", ha dicho el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, en la cumbre empresarial organizada por CEOE.

Para ello, los diferentes participantes en la mesa dedicada al sector sanitario han explicado las necesidades que aún deben subsanarse para que esta actividad tenga un papel protagonista en la recuperación económica y en la creación de empleo. Desde el lado de las farmacéuticas, el consejero delegado de Rovi, Juan López Belmonte, ha descrito que el actual es un "momento histórico" para las empresas del sector instaladas en España, que están en una situación "privilegiada" para participar en la fabricación de las vacunas o tratamientos terapéuticos contra el Covid-19. "La industria farmacéutica puede ser uno de los grandes pilares para la reactivación económica que necesita el país", ha afirmado.

"Necesitamos incrementar las inversiones en el tejido industrial. Construir nuevas plantas, modernizar las existentes, ampliaras... Tenemos una oportunidad histórica. España no pude asumir el riesgo de la deslocalización", ha explicado Belmonte. Este ha subrayado que en territorio nacional hay 82 fábricas y más del 50% pertenecen a industria nacional. "Eso quiere decir que los centros de decisión están en España, por lo que las decisiones se pueden tomar de forma rápida y efectivas. Tenemos que tomar medidas para generar puestos de trabajo y tener un tejido que de respuesta a futuras pandemias", ha explicado.

Rovi es una de las empresas instaladas en España que el Gobierno ha identificado para poder atraer la fabricación de las futuras vacunas o tratamientos contra el Covid-19, junto a Normon y Reig Jofre, como publica este lunes CincoDías. El representante de Rovi ha reivindicado que "este es un momento histórico en el que España puede atraer mucha producción. La obligación es mantener esa capacidad y potenciarla", ha dicho Juan López Belmonte, para lo que ha pedido "una estrategia de país a medio y largo plazo. Queremos saber si el Gobierno quiere potenciar esta industria. Dar un entorno regulado, estable, con seguridad jurídica en el que no se tomen decisiones unilaterales sin el conocimiento de la industria".

En este sentido el representante de Farmaindustria, Martín Sellés, ha explicado que "varias compañías están desarrollando vacunas. Tienen el conocimiento, la experiencia, y la capacidad de producción". Por eso, Sellés ha afirmado que el sector quiere "que vengan los ensayos clínicos de esas vacunas a nuestro país, porque queremos que alguna de ellas se produzca en España o al menos alguna de sus fases. Las compañías nacionales pueden tener un importante papel en eso".

Este considera urgente elevar la inversión en el sistema sanitario al menos un punto porcentual más del PIB, para que represente el 7% del total. "Hemos aprendido lo importante que es tener un buen sistema sanitario, tanto público como privado. El dinero que dedicamos a nuestro sistema sanitario y medicamentos no es un mero gasto, es una inversión que tiene un impacto positivo en las personas, en los pacientes y en la economía".

Más confianza

Por su parte, la presidenta de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), María Luz López-Carrasco, ha recalcado que el sistema sanitario "necesita más atención", y que las empresas necesitan un "marco financiero estable" para desarrollar las tecnologías y las innovaciones que acaban utilizando los profesionales médicos, para lo que ha propuesto un "plan renove" ante el envejecimiento de los equipamientos sanitarios que hay en España, así como la aplicación del IVA superreducido al sector.

El presidente de Cofares, Eduardo Pastor, también ha subrayado que "una industria más localizada nos aporta seguridad pero también es sinónimo de empleo", y ha pedido al Gobierno "dotar al sector de un marco jurídico estable que genere certeza y seguridad", así como incrementar al 7% del PIB el peso de la inversión sanitaria. "Tenemos que oxigenar un modelo que da claros síntomas de agotamiento", ha afirmado.

Por otra parte, el presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), Luis María de Palacio, ha reclamado que se utilicen las farmacias como lugar preferente para la dispensación de medicamentos por un "criterio objetivo de salud pública", y que se les faculte para dar más servicios sanitarios, como analíticas sencillas o pruebas de frecuencia cardíaca. También ha rechazado subidas de impuestos ya que a su juicio "demasiada presión impositiva va a matar la economía".

En la jornada de CEOE también ha participado el presidente de la patronal de la salud privada, la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), Carlos Rus, que ha defendido su papel de "servicio al país durante la pandemia". Para ello ha subrayado que los 124 hospitales privados han atendido al 16% de los hospitalizados por Covid-19 y al 14% de pacientes en UCI, además de movilizar más de un centenar de respiradores para la Comunidad de Madrid al tiempo que paralizaban el resto de servicios, como cirugías o consultas.

"Todas nuestras empresas han primado su objeto de responsabilidad social sobre los objetivos empresarial. No pedimos sacar tajada ni ganar dinero. Pedimos que se nos compense por la actividad que hemos absorbido", ha dicho Rus, apuntando como esencial la aprobación de un IVA superreducido para el sector. También ha lamentado haber presentado un plan económico al Gobierno sin haber recibido respuesta "tres meses después".

Normas
Entra en El País para participar