Financiación

Abertis también sale del confinamiento con un bono a nueve años por 900 millones

El grupo de autopistas ha rebajado el precio en 25 puntos básicos, hasta 255, gracias a la demanda de más de 1.600 millones

El consejero delegado de Abertis, José Aljaro.
El consejero delegado de Abertis, José Aljaro.

El gestor de autopistas, pese a que está justo en el umbral del rating de inversión según Standard & Poor's (BBB-) después de sucesivas bajadas debido a los problemas de su accionista Atlantia, que controla el 50% del capital más una acción, ha salido al mercado de deuda por primera vez desde que estalló el Covid-19. Abertis abrió libros el viernes por la mañana para colocar bonos a algo menos de nueve años y ofrecía, de entrada, un diferencial de 280 puntos básicos sobre el midswap a ese plazo.

La fuerte demanda, de más de 1.600 millones, ha reducido el precio 25 puntos básicos, hasta 255, y ha permitido elevar el importe colocado hasta los 900 millones, frente a los 750 millones programados en un principio. El vencimiento será el 29 de marzo de 2029 y el cupón, finalmente, se ha fijado en el 2,25%, según fuentes financieras.

Los coordinadores de la emisión son BNP Paribas, Santander, Societé Génerale y UniCredit, pero también participan Banca IMI, BBVA, CaixaBank, Crédit Agricole-CIB, ING, JP Morgan, Mizuho, Morngan Stanley y Natixis.

La compañía que dirige como consejero delegado José Aljaro salió en enero al mercado con un bono a ocho años por 600 millones de euros. Con HIT, que controla Sanef –la concesionaria a través de la que Abertis cuenta con más de 1.800 kilómetros de autopistas de peaje en Francia–, salió en abril con otros 600 millones a siete años, y la fuerte demanda le permitió rebajar el precio hasta un diferencial de 280 puntos básicos respecto al midswap (tipo de interés libre de riesgo a ese plazo) frente a los 330 planteados en un principio.

Abertis y GIC, firma de inversión que gestiona las reservas extranjeras de Singapur, cerraron a inicios de mes la compra de una participación del 72,3% de Red de Carreteras de Occidente (RCO), uno de los mayores operadores de autopistas de México. El consorcio ha adquirido el 70% que estaba en manos de Goldman Sachs Infrastructure Partners (GSIP) y un 2,3% adicional a inversores y gestoras de fondos de pensiones mexicanos (Administradoras de Fondos para el Retiro), accionistas minoritarios de la sociedad.

Con el cierre de la operación, Abertis ha adquirido el 51,3% de RCO por un importe de cerca de 1.500 millones de euros, lo que le otorga el control de la compañía, que pasa a consolidar globalmente en las cuentas del grupo. Abertis ha financiado la compra mediante efectivo disponible y préstamos a medio y largo plazo ya existentes. La operación no tendrá impacto en el rating de la compañía, dado que las agencias crediticias ya la han tenido en cuenta en sus últimos informes sobre Abertis. Tras la adquisición, Abertis dispone de una liquidez total de 4.400 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar