El seguro pide al Gobierno que dé apoyo público a las pólizas de crédito

Las compañías piden que se aumenten los incentivos fiscales al ahorro

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, durante su intervención en unas jornadas organizadas por CEOE.
El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, durante su intervención en unas jornadas organizadas por CEOE.

El sector asegurador ha salido en tromba a reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez que apoye con dinero público las pólizas de crédito. Este tipo de seguros permite garantizar a una empresa que va a cobrar de sus clientes aunque estos tengan problemas financieros. En otros países, el sector público ha respaldado este tipo de contratos, como una vía para luchar con la crisis económica generada por la pandemia del Covid-19.

Varios líderes de la industria aseguradora han pedido al Ejecutivo que atienda a sus demandas y dé algún tipo de sostén a este tipo de pólizas, durante su intervención en un foro empresarial organizado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

El primero en referirse a este asunto ha sido Antonio Huertas, el presidente de Mapfre (la mayor aseguradora española). El directivo ha recordado que en Alemania, Italia y Francia han aprobado paquetes para apoyar este negocio, que es clave para garantizar la recuperación de las pequeñas empresas. En España no hay acuerdo, y el seguro ha rechazado de manera unánime la propuesta que se ha hecho desde el Gobierno. "Si no se protege el seguro de crédito la recuperación de las pymes será mucho más complicada", ha apuntado.

En España, el peso de los seguros de crédito es muy bajo. Sin embargo, una de las compañías líderes en el mundo en este tipo de pólizas es española. Se trata del grupo Catalana Occidente, que es dueño de las compañías Crédito y Caución, y Atradius, dos referentes en este tipo de coberturas.

La presidenta de la patronal de los seguros (Unespa), Pilar González de Frutos, también ha insistido en la importancia de que los poderes públicos participen en alguna medida en incentivar este tipo de seguros de crédito, que garantiza que una empresa cobre de sus clientes cuando estos tienen problemas. "En otros países europeos ha merecido apoyo público, y aquí no ha pasado de un simple amago", se ha quejado.

También se ha referido a este tipo de pólizas el presidente del grupo Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, al recordar que estos seguros han cumplido una importante misión durante la pandemia, protegiendo a empresas de los impagos.


Respuesta insuficiente frente a la pandemia

El sector asegurador ha calificado de insuficientes las medidas puestas en marcha por el Gobierno para mitigar el impacto de la crisis generada por la expansión del coronavirus y ha abogado por no subir impuestos, debido a que podría provocar una "debacle económica".

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, ha tachado de "insuficientes" las medidas aprobadas por el Ejecutivo en apoyo a las empresas, que solo representan el 11% del Producto Interior Bruto (PIB). "Estamos lejos de otras economías comparables. En Alemania las ayudas representan el 53%; en Italia, el 24%; y en Reino Unido, un 21%", ha asegurado.

En su opinión, la reconstrucción de España, consecuencia de la crisis derivada del Covid-19, es una "oportunidad e incluso una necesidad" para abordar aspectos estructurales de la economía para que se convierta en una "más eficiente, competitiva, resiliente y sostenible".

De su lado, el presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, ha advertido de que poner impuestos fuertes en una economía débil como en la española produciría un "fuerte deterioro económico, una debacle económica", y ha recordado que Alemania, por ejemplo, está bajando ahora impuestos.

Para Garralda, la mejor fórmula sería una mayor lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida. El directivo cuestionó cómo es posible que Portugal, que venía de una situación muy complicada después de la última crisis, tenga un desempleo del 6,4% y que España lo tenga del 14%.

Esto demostraría que el tamaño de la economía sumergida en España "no es propio de una economía moderna", si bien también aconseja que la legislación laboral haga más hincapié en la protección del trabajador y no del puesto de trabajo.

"La dualidad entre empleos fijos y temporales perjudica seriamente a los segundos y les impide, por ejemplo, mejorar su formación en las propias empresas", ha añadido el presidente de Mutua Madrileña.

Por otra parte, el presidente de Mapfre ha puesto de manifiesto que en otros países se están dando pasos para la búsqueda de fórmulas de colaboración público-privada que permitirán en el futuro cubrir el riesgo de pandemia y proteger a los pequeños empresarios.

Normas
Entra en El País para participar