Energía

Repsol se alía con Aramco y el EVE para producir combustibles sintéticos

Anuncia dos proyectos de descarbonización en Bilbao con una inversión inicial de 80 millones

En la refinería de Petronor, su presidente, Emiliano López Atxurra, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y el CEO de Petronor, José Luque.
En la refinería de Petronor, su presidente, Emiliano López Atxurra, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y el CEO de Petronor, José Luque.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha presentado hoy dos proyectos industriales punteros de descarbonización que la compañía desarrollará con la participación "de destacados socios nacionales e internacionales", concretamente, con la petrolera Saudí Aramco; su filial Petronor y el Ente Vasco de la Energía (EVE). Las instalaciones, que estarán situadas como primera opción en el puerto de Bilbao y su entorno, supondrán una inversión inicial de unos 80 millones de euros. La alianza con Aramco, ha precisado la petrolera española, "es un preacuerdo de cooperación puramente tecnológica".

El primer proyecto, en el que se invertirá de entrada 60 millones de euros, consiste en la construcción de una de las mayores plantas de producción de combustibles sintéticos (cero emisiones netas) a partir de hidrógeno verde, que se genera con energía renovable. Esta energía procedería de las plantas solares y eólicas que Repsol ya tiene operativas (3.000 MW) o en desarrollo (otros 2.000 MW). Los combustibles sintéticos se producen con agua y CO2 como únicas materias primas y podrán utilizarse en motores de combustión como los que se instalan actualmente en automóviles, aviones, camiones y en otras aplicaciones. La captura de CO2 en su proceso de fabricación compensa las emisiones finales de los vehículos, de ahí, que el resultado sea neutro, según Repsol.

En declaraciones del consejero delegado de Repsol en una rueda de prensa telemática, "además de poderlo meter en el motor de combustión de los vehículo, se podrá fabricar materiales plásticos". En ella han participado también el presidente y el consejero delegado de Petronor, Emiliano López Atxurra y José Luque, respectivamente. Ambos insistieron en la necesidad de la cooperación público-privada en un proyecto como este y en un momento de crisis, cuyos ejes son la tecnología y la industria. Luque hizo alusión a "una inversión responsable" y "al coraje" de realizarla en una época "de incertidumbres". El objetivo es convertir a la compañía "en un hub de descarbonización".

La instalación, que estará operativa en cuatro años, si bien, podría acelerarse, será puntera en Europa y usará el CO2 capturado en la refinería de Petronor. Su desarrollo supone "un reto tecnológico de primer orden que estará liderado por el centro de investigación Repsol Technology Lab, ubicado en Móstoles", indica Repsol. Combinará el hidrógeno verde (energía 100% limpia al ser generada a partir de fuentes renovables con el CO2 como materia prima en el proceso), "y situará a Repsol a la vanguardia del desarrollo de los combustibles de cero emisiones netas", añade.

En una primera fase (la comercialización en el futuro dependerá delos resultados), se obtendrán 50 barriles al día de combustible sintético (10.000 litros), con cero emisiones netas de CO2 en su ciclo productivo; hidrógeno verde con 10 MW y una captura de 8.000 toneladas de CO2 que podría llegar a 120.000 toneladas. Este año se empezará con la ingeniería conceptual del proyecto. Petronor es la única refinería de la península y una de las pocas de Europa que ha integrado procesos de captura, almacenamiento y uso del CO2 y está previsto que pueda realizar captura directa del aire.

El segundo proyecto, que se ubicará junto al primero, también en el puerto de Bilbao como opción prioritaria, supondrá una inversión inicial de 20 millones de euros, liderada por Petronor, y consistirá en una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos. Este gas se empleará para sustituir parte del consumo de combustibles tradicionales que la refinería vasca, una de las de mayor capacidad de España, utiliza en su proceso productivo.

En su intervención, Imaz avanzó que en el próximo plan estratégico, que la compañía ha tenido que posponer por la crisis sanitaria del coronavirus, figurará el compromiso de reducir las emisiones de CO2 en un 10% en 2025 y en un 20% en 2030, hasta lograr la neutralidad en el año 2050. Respecto a los planes de incentivo al sector del automóvil, el consejero delegado de Repsol apostó por una renovación del parque, con una edad media de 12,6 años, para lograr una reducción del 90% de emisiones de NOX, el verdadero contaminante.

Sobre la decisión de Repsol de no aplicar ningún ERTE a su plantilla, pese al derrumbe de las ventas de carburantes en un 78% en los peores momentos del confinamiento (en mayo aún se mantenía un descenso del 38%), Imaz dijo que "nos ha guiado la voluntad de mantener el empleo", y espera mantener el compromiso una vez que "hemos conseguido superar lo más duro de la pandemia".

Economía circular

Respecto al segundo proyecto, este responde a la estrategia de Repsol de impulsar la economía circular, que se aplica en muchas de las fases del ciclo productivo de la compañía a través de la tecnología y la innovación. Repsol ya ha puesto en marcha más de 200 proyectos en este ámbito, que ha establecido como una de las palancas clave para lograr alcanzar las cero emisiones netas en 2050.

En una primera fase, esta planta de pirólisis podrá procesar unas 10.000 toneladas al año de residuos urbanos y su capacidad podrá ampliarse en fases posteriores hasta 100.000 toneladas al año, aproximadamente, el equivalente a todos los residuos urbanos del entorno.

Las iniciativas presentadas hoy "supondrán un importante impulso al desarrollo tecnológico e industrial asociado a los planes de descarbonización, tan necesario en este contexto de recuperación económica y de orientación a sectores con mayor valor añadido", según Imaz, quien añadió que "demuestran la importancia de mantener la neutralidad tecnológica a la hora de buscar las alternativas necesarias para la descarbonización, teniendo en cuenta todas las soluciones posibles, sin prejuicios".

Normas
Entra en El País para participar