El Ibex cae un 7,37% en su peor semana desde el desplome de marzo

El tímido rebote del 0,2% de hoy no basta para contrarrestar el brusco descenso

Ibex 35 Pulsar para ampliar el gráfico

Tras la peor sesión para el Ibex desde los días más duros de la pandemia, los mercados europeos han operado hoy con una dosis extra de volatilidad. El Ibex retrocedió el 0,5% en la apertura, poco tardó en acelerar las ventas hasta el entorno del 0,9%. Menos de media hora tras la apertura, ya subía el 0,8%, antes de volver a bajar y luego regresar a terreno positivo. Todo en la primera hora. El impacto del pésimo cierre de ayer: un 5,89% en el S&P 500, mucho más de lo que caía al acabar la sesión en Europa, ha quedado mitigado por la subida de más del 1% en los futuros de EE UU. Asia también ha contenido la sangría.

A pesar de la leve recuperación que ha registrado este viernes, el largo rebote que el mercado ha protagonizado desde los mínimos ha llegado a su fin de forma violenta esta semana. Las principales Bolsas de todo el mundo se han teñido nuevamente de rojo y las dudas sobre la economía han resurgido con fuerza después de las previsiones que lanzó el miércoles la Reserva Federal estadounidense (FED).

Los datos de empleo de Estados Unidos mejores de lo esperado en el mes de mayo y la esperanza de la reapertura de la economía habían hecho que el mercado fuese muy optimista. En cambio, la FED anticipa un duro camino hacia la recuperación al sostener que dejará los tipos en la horquilla de entre el 0% y el 0,25% hasta al menos 2022 y anticipar una caída del 6,5% en el PIB de EE UU en 2020 con una tasa de paro del 9,3%. 

El golpe de realidad ha sido duro. En Europa, el Dax alemán se ha dejado un 6,99% en la semana, el Cac francés un 6,9%, el Stoxx 50 el 6,81% y el FTSE italiano el 6,44%. En España, el Ibex ha terminado hoy con una subida del 0,20% hasta los 7.292,7 puntos que apenas ha servido para maquillar la caída.

Entre el lunes y el viernes el principal selectivo español retrocede un 7,37% en la que ha sido su peor semana desde el desplome del 20,85% que vivió entre el 9 y el 13 de marzo. En plena reapertura económica, es la peor racha de cinco sesiones desde antes de que se decretara el confinamiento. Este preocupante impacto desluce el rally que venía produciéndose desde mínimos. Si el viernes 5 de junio el Ibex recuperaba un 35,39% desde los 5.814,5 puntos que llegó a marcar en su peor momento de marzo, hoy avanza un 25,42% desde ese mismo punto. 

Por sectores, los más ligados al ciclo económico, grandes protagonistas de la recuperación de las Bolsas, han sido los más duramente golpeados esta semana. El Stoxx 600 cerró la semana con un descenso del 5,66% con el sector bancario, el automovilístico y el turístico como los más rezagados encajando bajadas del 9,4%, el 9,5% y el 11,03% respectivamente. El Ibex no ha sido una excepción en esta tendencia observada en todo el Viejo Continente y Meliá (-15,80%) e IAG (-16,46%) fueron los peores valores de una semana en la que todas las cotizadas del selectivo han terminado con pérdidas a excepción de Grifols (+0,94%) y Cellnex (+0,41%). Por su parte, Inditex cede un 9,26% en términos semanales tras haber presentado los primeros resultados trimestrales con pérdidas desde que empezó a cotizar en Bolsa en el año 2001.

Juan José Fernández-Figares, analista jefe de Link Securities, considera que el fuerte rebote experimentado por muchos valores de corte cíclico en las últimas semanas ha estado basado en un optimismo poco fundamentado y, en gran medida, en la especulación. “Valorar muchas de estas compañías en la actualidad, cuando no sólo se desconoce qué resultados serán capaces de alcanzar en el presente ejercicio o en el que viene, sino, incluso, si sobrevivirán y de qué forma lo harán a los cambios en los hábitos de consumo provocados por la crisis sanitaria, es realmente complicado”, opina.

Más allá del castigo en las Bolsas, en la renta fija han predominado las ventas en los bonos periféricos elevando con ello sus rentabilidades y las primas de riesgo. El bono español a 10 años finaliza la semana en el 0,58% cuando la comenzó en el 0,55%. El bono italiano al mismo periodo pasó del 1,41% inicial a un 1,43% mientras que el bund alemán acabó en el -0,43% desde el -0,27%. Con estos movimientos, la prima de riesgo española ha pasado de los 83,4 puntos de la primera semana de junio a los 101,6 de hoy y la italiana del 168,8 a los 186,2 puntos. Este comportamiento del mercado de deuda soberana viene a confirmar la mayor aversión al riesgo observada en la renta variable.

En el mercado de divisas la historia ha sido diferente. La noticia de que la FED prevé un largo camino hasta la subida de tipos y su predisposición a inyectar más dinero en la economía ha servido de impulso al resto de divisas consideradas como menos seguras en comparación con el dólar. El euro, que arrancó la semana en los 1,129 dólares por unidad la acaba en los 1,130. Tras la comparecencia de Powell, la moneda comunitaria se disparó hasta los 1,137 dólares al cambio, el nivel más alto que ha marcado en lo que llevamos de 2020.

Si el mensaje de la FED perjudicó al dólar, los inversores han puesto su vista sobre el oro. El valor refugio por excelencia está cerca de marcar nuevos máximos históricos. En la semana, sube un 3% hasta los 1.737 dólares por onza. El máximo valor del oro fue los 1.772,1 dólares que alcanzó en septiembre de 2012, en lo peor de la crisis de deuda europea.

El mercado de petróleo ha vuelto a ejercer de termómetro; la previsión de crisis ha dejado una caída de más del 10% entre lunes y jueves y del 2% hoy, con el barril por debajo de 38 dólares. Se trata de la primera semana de caídas tras siete consecutivas al alza. El mercado energético también se ha visto condicionado por la decepción tras la reunión de la OPEP+ del fin de semana y por el aumento de los inventarios en EE UU. El mal momento de los mercados arrastra también a divisas ligadas a las materias primas, como el peso mexicano, la corona noruega o el dólar australiano.

De cara a la próxima semana, los inversores permanecerán especialmente atentos a cualquier indicio de rebrote del Covid-19. En Estados Unidos, los temores a una segunda oleada van creciendo a medida que vuelve a aumentar el número de casos en medio de la reapertura. Las autoridades de Houston han asegurado que están cerca de decretar un nuevo confinamiento y de reabrir un hospital específico para coronavirus.

En los datos macro la semana que viene irá de más a menos. El lunes la producción industrial, las ventas minoristas y la inversión en activos fijos de China permitirán comprobar la salud de la recuperación en la época post-covid. El martes se conocerá el índice de confianza ZEW alemán y el desempleo de Reino Unido. En el resto de la semana, las peticiones de desempleo de EE UU y las ventas minoristas en Reino Unido serán lo más destacado.

Principales cotizaciones

IBEX 35 8.076,90 -1,39%
EUROSTOXX 50 3.492,54 -1,00%
DOW JONES 29.638,64 -0,91%
Petroleo Brent 47,590 -1,225%
USD x EUR 0,8383 0,275%
Normas
Entra en El País para participar