El Ibex cae un 5% y firma su peor sesión en tres meses

Wall Street sufre un gran batacazo y cierra la sesión con una caída del 6,90%. El miedo atenaza a los inversores, que salen de la renta variable y se refugian en la fija

Ibex 35 pulsa en la foto

La reunión de la Reserva Federal ha sido un jarro de agua fría para los mercados. Después de semanas en las que la reapertura de las economías, las medidas de apoyo a la reconstrucción y los avances científicos en la lucha contra el Covid-19 habían ejercicio de vacuna para las Bolsas, las proyecciones lanzadas el miércoles por el banco central de EE UU alejan las expectativas de una rápida recuperación.

Los inversores que en las últimas sesiones habían acelerado la rotación de carteras incrementando el apetito por el riesgo vuelven a inquietarse y aprovechan la ocasión para recoger beneficios. El Ibex 35 suma su tercera sesión a la baja al caer un 5%, el mayor descenso desde el 16 de marzo, día en el que el selectivo cayó a los 6.107,2 puntos, niveles de 2012.

IBEX 35 7.321,10 1,16%
Petroleo Brent 42,910 1,322%

La euforia con la que comenzó junio empieza poco a poco a diluirse y aunque en lo que va de mes la Bolsa española logra mantener el tipos con un alza del 2,55%, en las últimas tres jornadas el selectivo español se deja un 7,8%, descenso que lo aleja de los 7.800 puntos y lo arrastra a por debajo de los 7.300. Aún así desde los mínimos anuales la Bolsa recupera un 19%.

Si bien los descensos de fueron una constante a lo largo de la sesión en las Bolsas europeas las caídas se vieron amplificadas con la apertura bajista de Wall Street. Después de la drástica rebaja de las proyecciones macroeconómicas de la Fed la publicación de los datos de paro semanal en EE UU sirvieron para corroborar que la situación sigue siendo delicada. Aunque las peticiones semanales de subsidio de desempleo se stuaron en los 1,54 millones, por debajo de los 1,6 millones previstos y de los 1,9 de la semana pasada, el impacto del crisis sanitaria sigue siendo elevado y en poco más de dos meses la primera economía del mundo ha destrudio 42 millones de empleos.

Estos datos en lugar de cortar la tendencia bajista tuvieron el efecto contrario y el rojo se impuso en la renta variable de Europa y EE UU. El Dax alemán se dejó un 4,47%; el Cac francés, un 4,71%; el FTSE británico, un 3,99% y el Mib italiano, un 4,81%.

Más abultadas aún fueron las caídas en la Bolsa estadounidense.El desplome fue del 6,90 en el caso del Dow Jones. El  SP 500, perdió un 5,89%. Esta vez el Nasdaq tampoco logro escapar a los recortes y si bien en sesiones posteriores había revalidado sus máximos históricos, llegando a superar los 10.000 puntos, se dejó un 5,27%.

Las promesas de Jerome Powell que seguir haciendo lo que esté en sus manos para apoyar la recuperación se revelaron insuficientes para insuflar optimismo al mercado y a diferencia de lo que suele suceder cuando la Fed rebaja los tipos esta vez el sombrío panorama pudo más. Desde Link Securties interpretan este “alto en el camino” como parte de un proceso de consolidación necesario. “Creemos que la ingente liquidez inyectada en el sistema por los bancos centrales y por los distintos gobiernos seguirá jugando a favor de las bolsas en el corto y medio plazo”, añaden.

De regreso a la Bolsa española, los mayores descensos los protagonizaron una jornada más los bancos y las firmas turísticas. Es decir, los valores de corte cíclico más beneficiados en las últimas semanas por la rotación de carteras. IAG, el valor con peor desempeño, se dejó un 9,44% mientras Meliá, Amadeus y Aena perdieron un 7,46%, un 6,26% y un 5,73%, respectivamente. Dentro del sector bancario Santander se dejó un 9,3%; Sabadell, 9,29%; BBVA, un 6,58%; Bankia, un 6,37%; Bankinter, un 5,46% y CaixaBank, un 4%. Solo un valor del Ibex 35 escapó a los recortes fue Grifols, que sumó un 0,25%.

Las dudas sembradas por la Fed y la OCDE en lo que a la recuperación se refiere aceleró la salida de los inversores de la renta variable hacia la renta fija. Esta vez la deuda periférica también se vió favorecida por el trasvase de fondos. La rentabilidad de la deuda española a diez años cayó al 0,62% desde el 0,67% mientras el italiano pasó del 1,55% al 1,49%. Estos recortes fueron suficientes para que la prima cayera de los 100 puntos básicos y sumó tres puntos hasta los 103. Por su parte la italiana subió tres puntos básicos hasta los 191. Sin embargo, la prima de riesgo subió tres puntos, hasta los 103, debido a que el interés del venerado bund alemán cayó más: del -0,339% al -0,423%.

Los descensos de rentabilidad fueron también muy notables en el otro gran emblema de los activos refugio. El interés del bono estadounidense a 10 años en solo en dos días ha caído 15 puntos básicos, hasta el 0,68%, el mayor descenso de las rentabilidades desde el pasado mes de marzo.

En el mercado de materias primas el Brent vive su peor sesión desde el 21 de abril al caer un 9%, hasta los 38 dólares mientras el West Texas se deja un 10%, hasta los 35.

Normas
Entra en El País para participar