UGT propone que la jornada máxima de teletrabajo sea de cuatro días a la semana

El sindicato arremete contra el Ministerio de Trabajo por iniciar el procedimiento para regular el trabajo a distancia sin consultar a los agentes sociales

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez.
El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez.

El sindicato UGT ha presentado hoy sus propuestas para la futura ley que regulará el teletrabajo y cuya tramitación ya ha iniciado el Ministerio de Trabajo con la publicación de una consulta pública previa a la elaboración de un primer borrador de la norma. Para el sindicato, esta futura normativa deberá reconocer expresamente varios asuntos, entre ellos que la jornada mínima de teletrabajo no podrá ser inferior a una jornada ordinaria y la máxima no podrá superar los cuatro días semanales.

La justificación para este límite es, según el secretario de Acción Sindical de UGT, Gonzalo Pino, estar en línea con la tendencia europea de reclamar una reducción de la jornada máxima legal a las 32 horas semanales, lo que se traduce en cuatro días a la semana. Además, la ley que regule el teletrabajo deberá "reconocer expresamente" el derecho a la desconexión del trabajador, fijando el comienzo y el fin de la jornada, momento en el cual el empleado ya no se tendrá que volver a conectar, ha explicado Pino.

Asimismo, el sindicato reclama que la empresa propicie al teletrabajador todas las herramientas e instrumentos así como los equipos informáticos necesarios para el desempeño de su trabajo y se ocupe de su mantenimiento en todo momento. UGT también reclama para la nueva normativa que exija que el contrato refleje el lugar donde se va a realizar el teletrabajo independientemente de si este va a ser preponderante (la mayoría del tiempo) o de forma esporádica o puntual.

Según las cifras de una encuesta de Eurofound que maneja el sindicato, el efecto de la pandemia ha hecho que el 70% de los trabajadores (más de 13 millones en el caso de España) han teletrabajado o siguen haciéndolo. Además, un estudio elaborado por esta central sindical indica que más del 30% de los empleados españoles que está teletrabajando por efecto de la crisis sanitaria lo hace con exceso de horas y jornadas superiores a las habituales; más del 40% teletrabaja con sus propios equipos y herramientas de trabajo y casi el 70% no ha recibido ningún tipo de formación para teletrabajar.

Dicho todo esto, Pino ha arremetido contra el Ministerio de Trabajo por haber iniciado el procedimiento para legislar, sin haber consultado antes a los agentes sociales en la mesa del diálogo social, "que es donde toca plantearlo y donde no lo han hecho", ha dicho Pino. Al mismo tiempo, ha avanzado que los sindicatos pedirán a la patronal explorar las posibilidades de llegar a un acuerdo bilateral sobre la regulación del teletrabajo "para poder trasladárselo al Gobierno para que haga la ley", ha dicho el número dos de UGT.

Normas
Entra en El País para participar