Telefónica Cibersecurity Tech tendrá 2.500 empleados y se expandirá en Reino Unido y Alemania

La teleco espera que la filial esté operativa en agosto

Recibe muestras de interés de inversores para entrar en Tech

José Cerdán, CEO de Telefónica Tech.
José Cerdán, CEO de Telefónica Tech.

Telefónica sigue trabajando para cumplir con el calendario previsto en el establecimiento de Telefónica Tech, la división que encabeza José Cerdán, que englobará los negocios de ciberseguridad, cloud, internet de las cosas y big data. Fuentes conocedoras del proceso señalan que Telefónica ha recibido ya varias muestras de interés sobre la evolución de creación de Tech por parte de varios inversores. En la presentación del plan, la operadora abrió esta opción tanto a grupos industriales del sector como a fondos de inversión especializados en estas actividades.

De momento, la intención de la teleco es que la nueva Telefónica Cibersecurity Tech esté operativa en el mes de agosto. En términos societarios, la compañía creó en febrero pasado Telefónica Cibersecurity Tech, surgida de una segregación de su división Telefónica Ingeniería y Seguridad (TIS), y que dependerá del holding de Tech.

La pasada semana, la teleco cerró un acuerdo con los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, sobre el marco laboral de las condiciones de Telefónica Cibersecurity Tech. Cerca de 600 empleados pasarán de distintas divisiones del grupo en España a la nueva compañía, con las mismas condiciones o incluso mejores de las que cuentan en la actualidad.

Según fuentes conocedoras del proceso, este grupo formará parte de una plantilla global de unos 2.500 profesionales en todo el mundo que conformarán Telefónica Cibersecurity Tech.

Estas fuentes señalan que una de las claves en la estrategia de crecimiento de ciberseguridad será crecer en capacidades de asesoramiento y en fuerza de ventas especializada en ciberseguridad, con el objetivo de consolidar la posición de Telefónica en un mercado en continuo crecimiento como este, y donde ya es uno de los principales actores en los mercados en los que opera, si bien está muy fragmentado.

Además, la dirección tiene entre sus objetivos incrementar de forma considerable su presencia en Alemania y Reino Unido, país en el que tras la fusión de O2 y Virgin Media, filiales de Telefónica y Liberty Global, la posición del grupo español en el segmento empresarial será mayor. De igual forma, a través de su fuerza comercial, la compañía prevé extender la presencia de su negocio de ciberseguridad en mercados fuera de la huella geográfica de la propia Telefónica.

La operadora, igualmente, contempla la opción de realizar adquisiciones para reforzar la nueva filial de ciberseguridad, en la que tiene objetivos de crecimiento inorgánico relevantes de cara a reforzar las capacidades de esta compañía. Telefónica ha realizado en los últimos años adquisiciones e inversiones relevantes, como por ejemplo Informática 64, la empresa de ciberseguridad de Chema Alonso incorporada en 2013 y que dio origen a ElevenPaths, o Dinoflux, adquirida en 2018, para reforzar sus capacidades de detección y respuesta a incidentes. Además, la teleco ha invertido más de 100 millones de euros en temas de ciberseguridad, ya sea en desarrollos de tecnología propios, inversiones en startups, adquisiciones o SOC.

En 2019, Telefónica registró en este ámbito unos ingresos de 497 millones de euros, con un incremento anual de 26,5%. La intención de la teleco pasa por mantener e incluso aumentar el crecimiento del segmento de ciberseguridad, dentro de Telefónica Tech.

Creación de Tech

El proceso de carve-out de Telefónica Tech está muy avanzado, según fuentes conocedoras del proceso, que precisan que se ha visto un poco retrasado por el confinamiento provocado por la pandemia del Covid-19 y el práctico cierre de la Administración en España y otros países.

De todas formas, a pesar del confinamiento, los equipos involucrados en el proceso en España y el resto de países han avanzado prácticamente según el plan previsto. Así, ya casi se ha completado la definición del perímetro de los nuevos negocios y se ha definido el marco de relación de Telefónica Tech con las diferentes operaciones de la operadora.

Avances en las sedes y las nuevas marcas

Proceso. El carve-out de los negocios de cloud e IoT/big data avanzan a buen ritmo, si bien van ligeramente por detrás de ciberseguridad porque la escisión de este negocio partió con algo de ventaja. Además, ya había una estrategia de crecimiento muy detallada meses antes de que se decidiera integrar este negocio en Tech.

Sedes y marcas. Aunque el regreso de los empleados a la sede de Distrito C será progresivo, la compañía ya ultima los detalles de la inauguración del que será el edificio que albergará Tech y la filial de seguridad. Además, los equipos de marca y marketing de Tech ya tienen prácticamente finalizados los planes de marca y el nombre que llevará cada una de las tres compañías.

Ingresos. Tech es clave para Telefónica. El objetivo con esta filial es generar más de 2.000 millones de euros de ingresos adicionales en 2022.

Sociedades. En marzo, Telefónica creó Toxa Telco Holding y Cidones Telco Holding, con José Cerdán como administrador solidario. El primero tenía como objeto social la adquisición, transmisión, gestión y administración de valores. Cidones Telco, por el contrario, se transformó en mayo en Telefónica Infra.

Normas
Entra en El País para participar