El Corte Inglés abre este lunes todos sus centros y prepara la salida paulatina del ERTE

Los centros tendrán un aforo limitado y será obligatorio el uso de mascarillas

Abre Corte Ingles
Un centro de El Corte Inglés.

El Corte Inglés prepara la apertura total de sus aproximadamente 90 centros a partir de este lunes, 8 de junio, lo que supondrá la incorporación "paulatina" de los empleados afectados por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), según han informado a Europa Press en fuentes del grupo de distribución.

De esta forma, la compañía podrá abrir totalmente en toda España sin restricciones de superficie y con un aforo limitado al 40% y horario preferente para mayores tras pasar a la fase 2 Madrid, Barcelona y algunas zonas de Castilla y León al cumplirse los marcadores.

La intención de la compañía es ir reincorporando progresivamente a los 25.900 empleados afectados por el ERTE, en función del levantamiento de las restricciones.

El pasado 25 de mayo, fecha en la que arrancó la fase 2 en algunas áreas de la geografía española, El Corte Inglés ya reincorporó a la mitad de los empleados afectados por el ERTE, unos 13.000, en los establecimientos ubicados en dichas zonas.

El expediente de regulación temporal de empleo, presentado el pasado 25 de marzo, afectaba a casi el 29% de la plantilla total del grupo, que asciende algo más de 90.000 empleados.

En concreto, se vieron afectados 22.000 trabajadores de los grandes almacenes de El Corte Inglés, 2.000 empleados de la cadena de moda Sfera y 1.900 empleados de Viajes El Corte Inglés.

En la Fase 2, en la que ya entran Madrid, Barcelona y algunas zonas de Castilla y León este lunes, se contempla la apertura del espacio interior de locales de comercio minorista, con un aforo limitado al 40% y horario preferente para mayores, y la apertura de centros o parques comerciales, prohibiendo la permanencia en las zonas comunes o áreas recreativas.

En dichas zonas geográficas, El Corte Inglés había abierto sus establecimientos, tal y como recogía la fase 1, sin cita previa y con zonas acotadas de 400 metros cuadrados y con varios requisitos: 30% del aforo, distancia mínima de dos metros entre clientes y horario de atención prioritario para mayores de 65 años.

Además, El Corte Inglés puede abrir también en las zonas incluidas en la Fase 2 sus cafeterías propias con consumo en el local solo para el servicio de mesas o para llevar, ya que los operadores de restauración ajenos al grupo implementarán su apertura en función de sus protocolos.

Reabre Sfera

Asimismo, El Corte Inglés abrirá este lunes, también sin restricciones de superficie y con aforo del 40%, su centenar de tiendas Sfera repartidas por toda la geografía española, tras pasar a fase 2 las zonas que aún permanecían en fase uno.

La semana pasada, El Corte Inglés y los sindicatos CC.OO., UGT, Fasga y Fetico alcanzaron un acuerdo para el mantenimiento del empleo y para impulsar la conciliación familiar, en el que además se recogen medidas para potenciar la formación e incrementar iniciativas temporales de flexibilidad y operatividad.

En concreto, contempla la posibilidad de que los empleados puedan desempeñar una actividad diferente a la habitual, ya sea en otra área o en otro centro diferente al actual.

En cualquier caso, el Corte Inglés se compromete a compensar la retribución por comisiones.

Seguridad

Conforme a la normativa establecida, todos los centros tendrán un aforo limitado y será obligatorio el uso de mascarillas. Además de gel hidroalcohólico a la entrada y en diversos lugares del establecimiento, se han instalado vinilos en el suelo recordando la necesidad de guardar la distancia personal de dos metros, así como mamparas biológicas en cajas, puntos de información y mostradores.

Asimismo, se reservará el uso de ascensores a personas con movilidad reducida, con carritos de bebé o con carros de compra, y se limitará el número de ocupantes a una persona por cada 2 metros cuadrados de superficie útil en la cabina.

En la misma línea, habrá indicadores para informar en caso de que el aforo del centro o de la planta alcancen el máximo admisible, y personal de seguridad especializado realizará conteos periódicos de la ocupación de cada planta y sección, regulando los accesos si fuera necesario.

Los productos devueltos serán sometidos a higienización mediante centros de planchado de vapor DS-38, exposición a luz ultravioleta-C, u otras fórmulas válidas, debidamente acreditadas, y las bolsas en las que el cliente devuelve las prendas serán destruidas y las perchas desinfectadas.

En los probadores se mantendrán las distancias de 2 metros, por lo que no habrá probadores contiguos abiertos, y se organizará el espacio para formar una cola ordenada con distancia de 2 metros.

Además, un empleado controlará entradas y salidas limpiando cada cabina tras su uso; todas las superficies de pavimento y paredes son lisas y de fácil limpieza y desinfección.

Las prendas utilizadas en el probador y no vendidas serán sometidas a una higienización mediante vapor, exposición a luz ultravioleta-C, u otras fórmulas válidas y debidamente acreditadas.

También para garantizar la seguridad será obligatorios el uso de protectores para calzado y sombreros cuando el cliente se los quiera probar, así como fundas desechables en colchones y sofás siendo necesaria su limpieza periódica.

En perfumería, los productos, no se probarán directamente sobre el cliente y los expositores de muestras estarán protegidos, y en joyería y gafas de sol, se limpiará el producto cada vez que un cliente se lo pruebe.

En el supermercado, se mantendrán las medidas preventivas ya implantadas. Así por ejemplo, las cestas de envío a domicilio están incluidas en los programas de desinfección, así como los carros y cestas de la tienda.

Normas
Entra en El País para participar