Los concesionarios rebajaron 5.000 euros por coche en mayo

El descuento supone el 21% del precio medio de un vehículo

Las promociones se elevan un 13% en el segundo trimestre

Concesionario de Ford.
Concesionario de Ford.

La actividad promocional de los concesionarios cambió de los concesionarios cambió significativamente en mayo en comparación con meses anteriores a causa de la pandemia de coronavirus.

Tras dos meses cerrados por las medidas de confinamiento adoptadas por el Gobierno, afrontaron un descuento medio por coche de 5.000 euros, lo que supone el 21% del precio medio de un vehículo (24.000 euros), según datos de promoCAR (de la consultora Kantar) facilitados a CincoDías.

El Covid-19 ha roto con la estabilidad de las promociones que los concesionarios de automoción venían realizando en los dos últimos años. En el segundo trimestre de este año (las campañas de junio ya están incluidas) se observa un incremento del 13% en el descuento medio por vehículo vendido respecto al mismo periodo de 2019, superando los 5.000 euros. Según promoCAR, este aumento es similar al que se ha producido en los principales mercados europeos. En 2019, la rebaja media por coche fue de unos 4.500 euros.

Reapertura en mayo

Los concesionarios iniciaron su particular desescalada el 11 de mayo y durante dicho mes el número de descuentos a unidades en stock se incrementó un 74%, y un 21% y un 14% el de promociones de seguros de protección de pagos y el de servicios de postventa, respectivamente. “Con la crisis sanitaria, las marcas han puesto el foco en mantener a salvo los concesionarios mediante ayudas financiera, pero una vez llegue a su fin, hay que apoyarlos comercialmente”, señala el director gerente de promoCAR, Marc Cartañá.

Como ya publicó este diario, las marcas están enfrentando la crisis del coronavirus con una oleada de campañas para dar salida a un stock de 200.000 coches que se han quedado sin vender y con el fin de levantar un mercado bajo mínimos.

Las ventas de turismos y todoterrenos tocaron fondo en abril, primer mes de confinamiento completo, con un hundimiento de casi el 100% (4.163 unidades), mientras que en mayo se desplomaron un 73% (34.337 unidades) pese a la vuelta a la actividad de los concesionarios.

En este contexto, las marcas también han flexibilizado las condiciones para acceder a financiación, con carencias de pago de hasta cuatro meses o tipos de interés más bajos. Las patronas de fabricantes y concesionarios, Anfac y Faconauto, prevén una caída para este año de un 45%, por debajo de las 700.000 unidades.

 

Normas
Entra en El País para participar