Canarias

La sostenibilidad, la diversificación turística o la economía azul, retos en el escenario postcoronavirus

Empresarios, sindicatos y economistas coinciden en las claves. Objetivo, fortalecer la economía canaria en el medio y largo plazo

La playa de Maspalomas (Gran Canaria), durante el confinamiento.
La playa de Maspalomas (Gran Canaria), durante el confinamiento.
Santa Cruz de Tenerife

La crisis del coronavirus en Canarias ha llevado a más de 200.000 trabajadores a acogerse a ERTE temporales. Tras un primer objetivo que pasa por recuperar la situación económica a la previa a la irrupción de la covid 19, empresarios, sindicatos y economistas coinciden en que la pandemia puede ser el motor que impulse cambios a medio y largo plazo. El reto: fortalecer la economía de las islas mediante una apuesta por aspectos como la sostenibilidad, la diversificación turística o la economía azul.

La primera piedra de la reconstrucción la han puesto el Gobierno junto con diferentes fuerzas políticas con representación en el Parlamento regional así como los agentes sociales y económicos de las islas, que suscribieron el pasado 30 de mayo, Día de Canarias, el llamado pacto por la Reactivación Social y Económica de Canarias.

El mantenimiento de los servicios públicos fundamentales, el apoyo y atención a las personas vulnerables, la recuperación del empleo, la agilización y la coordinación administrativa o el impulso a la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible se encuentran entre sus prioridades estratégicas. Se materializarán a través de medidas concretas como la extensión de los ERTE de fuerza mayor para las actividades turísticas y vinculadas, el apoyo a la liquidez empresarial, la revisión del Régimen Económico y Fiscal de Canarias o la negociación con el Gobierno central de la movilización de los recursos presupuestarios necesarios.

La primera piedra será el Pacto por la Reactivación Social y Económica

Para el secretario general de CC OO en Canarias, Inocencio González, la crisis sanitaria de la covid 19 ha puesto “blanco sobre negro la falta de diversificación de nuestra economía, lo que nos hacía muy frágiles”. Tras una primera fase centrada en la recuperación del empleo perdido en las islas, González apunta a que el pacto hace convivir “lo inmediato y urgente con la proyección de futuro”, lo que hace necesario tener en cuenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

Apunta además a un desarrollo decidido de la economía azul (pesca, transporte marítimo, servicios portuarios o acuicultura, entre otras), de los servicios de dependencia y cuidados o del reciclaje. En relación con el turismo, especifica que las islas deben apostar reafirmarse como destino biodiverso y seguro que apueste por un modelo de excelencia y de calidad.

Desde la Confederación Canaria de Empresarios, José Cristóbal García recalca el papel crucial que debe seguir jugando el turismo: “Canarias tiene unas ventajas competitivas como el clima o las playas que permite que tengamos el nivel de empleo que hoy tiene”.

Los empresarios reclaman seguir apostando por el turismo

Admite que es necesario que el sector continúe evolucionando y adaptándose a las nuevas necesidades que surgen y reforzar hacia lo que pide el mercado. Para ello, reclama mayor flexibilidad a las administraciones públicas, “porque si nos encontramos con una administración obsoleta y reacia a los cambios, el sector privado no puede cambiar con la rapidez requerida”.

Economistas como Francisco García, profesor de Organización de Empresas de la Universidad de La Laguna, inciden en la necesidad de combinar las medidas adoptadas para paliar en primera instancia los efectos económicos de la crisis ocasionada por el coronavirus, como los ERTE o la puesta en marcha del ingreso mínimo vital, con otras que apunten más a medio y largo plazo que combatan las “carencias estructurales” de las islas, para lo que recuerda el decrecimiento el PIB per cápita de las islas, el cuarto más bajo de España, y que en los últimos años no ha dejado de decrecer, tras pasar del 98 % del estatal hace 20 años, al 80 % actual. “Es necesaria una mayor inversión en I+D+i, tener en cuenta el binomio agua-energía, apostar por una agricultura y por un nuevo modelo de urbanismo que premie al peatón y al transporte sostenible”, señala.

Una economía en el alambre

Empleo. Mayo registró un aumento del desempleo en las islas de 6.000 personas, lo que sitúa el número de parados total en Canarias en 261.000, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Desempleo. En comparación con el mismo mes del año anterior, el archipiélago cuenta con 55.000 desempleados más, un aumento en gran parte achacable a la crisis del coronavirus.

Sector servicios. El sector servicios en las islas representa el 86 % de su economía, un porcentaje del que aproximadamente la mitad corresponde al turismo. La construcción, la industria y el sector primario se reparten el 14 % restante.

Normas
Entra en El País para participar