La industria auxiliar de automoción prevé perder 20.000 empleos este año

También estima una reducción de la facturación de entre un 20 y 30% respecto a 2019, cuando ingresó 35.822 millones de euros

Fábrica de Seat en Martorell (Barcelona).
Fábrica de Seat en Martorell (Barcelona).

La Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) estima que el sector perderá entre un 6% y un 10% del empleo directo este año a causa de la crisis provocada por el Covid-19, lo que supondrá un recorte de entre 15.000 y 20.000 puestos de trabajo.

La plantilla de los fabricantes de componentes para automóviles ya se redujo un 2% el año pasado respecto a 2018, hasta 225.400 personas, según ha informado Sernauto este miércoles en un comunicado.

Este curso el descenso será mayor por el cierre temporal de las fábricas a causa de la pandemia de coronavirus y la menor carga de trabajo en la 'nueva normalidad'. El sector generó más de 365.000 empleos el año pasado si se tienen en cuenta puestos directos e indirectos.

Sernauto avisa de que la recuperación de la actividad no será inmediata, sino que tendrá un arranque progresivo, sobre todo vinculado a la reactivación y evolución de los principales mercados de exportación.

En este contexto, prevé que la facturación caiga entre un 20% y un 30% respecto a 2019, cuando los fabricantes de componentes para automóviles ingresaron 35.822 millones de euros, un 3,6% menos que en 2018.

"Estas cifras demuestran, una vez más, la acuciante necesidad de poner en marcha un plan de choque que permita una reactivación más rápida del sector, conjugado también con un plan país a medio y largo plazo dado el rol estratégico que juega en la economía y sociedad española", advierte la patronal.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció este martes en el Senado que se presentará en los "próximos días" el plan de reactivación para la industria de la automoción en el que está trabajando el Gobierno junto al sector.

Hay que recordar que el automóvil ya estaba sumido en un gran proceso de transformación antes del estallido de la crisis sanitaria. La reducción de la producción de vehículos a nivel mundial, la incertidumbre y las tensiones comerciales son otros de los obstáculos que enfrenta el motor.

La asociación, que representa a una industria formada por más de 1.000 empresas, ha puesto en valor que los proveedores de automoción mantuvieron en 2019 su apuesta por la I+D+i, con 1.460 millones de euros de inversión, lo que supone el 4,1% de su facturación.

"No podemos permitirnos perder el liderazgo con el que ahora contamos a nivel europeo y mundial porque ello repercutiría seriamente en el empleo y en el bienestar de millones de familias. Es tiempo de innovar, trabajar juntos y potenciar la oferta y la demanda de vehículos", ha señalado el director general de Sernauto, José Portilla.

Las patronales Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios), Ganvam (distribución) y Sernauto  reclaman al Gobierno un plan con 400 millones de euros para levantar las ventas de coches y que no se discrimine ningún tipo de tecnología.

La renovación del parque mediante la venta de coches menos contaminantes, el impulso a la I+D+i, un cambio de la fiscalidad, el fortalecimiento de la liquidez de las empresas y medidas de ámbito laboral serán los principales ejes del plan, según avanzó el domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y como reclama el propio sector.

Normas
Entra en El País para participar