Redes sociales

Empleados de Facebook se rebelan contra la política de Zuckerberg ante los mensajes de Trump

Algunos trabajadores de la red social hacen una huelga virtual para protestar ante la pasividad de la red social por los mensajes "que incitan a la violencia" del presidente de EE UU

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook.
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook.

La decisión de Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, de no retirar o verificar algunos mensajes que el presidente de EE UU Donald Trump vierte en la mayor red social del mundo ha desatado una fuerte protesta por parte de los empleados del gigante de internet. Numerosos empleados de esta compañía usaron ayer Twitter y las herramientas de comunicación interna de Facebook para expresar su frustración ante la postura del fundador y consejero delegado de la compañía que defiende la libertad de Trump para publicar mensajes, después de que este hiciera público un polémico mensaje sobre las protestas generalizadas en Minneapolis, tras la muerte de George Floyd bajo custodia policial.

Algunos trabajadores de Facebook llevaron a cabo este lunes una huelga virtual como medida de protesta, debido a que la pandemia por Covid-19 impedía a los trabajadores de la red social reunirse para protestar, dado que se encuentran teletrabajando en sus casas.

El mensaje de Trump que ha colmado el vaso de la paciencia de estos trabajadores aseguraba que “estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que eso suceda”. Y añadía: “Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le he dicho que el Ejército está completamente a su lado. Ante cualquier dificultad asumiremos el control, pero, cuando comience el saqueo, comenzará el tiroteo”.

Mientras Twitter ocultó el mensaje bajo la advertencia de que hacía apología de la violencia (aunque los usuarios podían hacer clic en esa advertencia y leer el tuit), el mensaje permanece intacto en Facebook después de que Zuckerberg dijera que no violaba la política de la compañía sobre incitación a la violencia. Algo que muchos empleados ponen en cuestión porque consideran que las normas de la red social justifican su eliminación, y lo habrían hecho si viniera de otro usuario.

“Sé que muchas personas están enfadadas porque hemos dejado las publicaciones del presidente, pero nuestra posición es que deberíamos permitir la mayor expresión posible a menos que provoque un riesgo inminente de daños o peligros específicos”, escribió Zuckerberg en Facebook.

“Mark está equivocado y me esforzaré de la la manera más firme posible para que cambie de opinión”, dijo en Twitter Tyan Freitas, director de diseño de News Feed, la herramienta que selecciona lo que los usuarios ven al entrar en la red social. Freitas añadió que estaba formando un grupo con otros 50 empleados que compartían su opinión.

“Tenemos que afrontar el peligro, no escondernos”, tuiteó una de las empleadas de Facebook, Sara Zhang “Participaré en la huelga virtual de hoy en solidaridad con la comunidad negra”, añadió, según recoge la agencia AP. Algunos empleados de la red social dijeron en Twitter sentirse “avergonzados”. “La inacción de Facebook para eliminar los mensajes de Trump que incitan a la violencia me provoca vergüenza de trabajar aquí”, escribió Lauren Tan, una ingeniera de software. Otros empleados creen que la red social debería haber hecho una excepción a su política, dado el contexto actual que vive el país tras la muerte de Floyd.

“Necesitamos esforzarnos más como empres e industria para contar con el respaldo de nuestros colegas y conciudadanos negros para que no tengan que enfrentar la violencia social institucionalizada y la opresión sistemática”, indicó David Gillis, director de producto y diseño en Facebook.

La red social aseguró ayer que “reconoce el dolor” que muchos trabajadores estaban sintiendo. “Alentamos a los empleados a hablar abiertamente cuando no estén de acuerdo con la dirección. A medida que enfrentemos decisiones difíciles sobre el contenido que se avecina, continuaremos buscando sus comentarios honestos”, dijo un portavoz.

Facebook anunció ayer que donará 10 millones de dólares a “trabajos comprometidos para terminar con la injusticia racial”. “Nos oponemos al racismo. Apoyamos a nuestra comunidad negra, y a todos aquellos que trabajan por la justicia en honor de George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Arbery y muchos otros cuyos nombres no serán olvidados”. La compañía no precisó cómo distribuirá ese dinero.

Las protestas de los trabajadores de Facebook tienen lugar apenas unos días después de que Trump firmara una orden ejecutiva que, si sale adelante, podría acabar con la protección legal que tienen las redes sociales respecto al contenido que publican los usuarios en sus plataformas.

Con esta orden, Trump buscaría castigar a Twitter, Facebook, Youtube o Google si intentan moderar los contenidos publicados en sus plataformas, en medio de un creciente debate sobre hasta qué punto debe llegar la libertad de expresión en Internet.

Normas
Entra en El País para participar