Crisis sanitaria

BBVA prevé menos saneamientos en el segundo trimestre

"La rentabilidad se verá fuertemente afectada este año y el próximo", dice Torres al FT

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila.
El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila.

BBVA revisará sus objetivos financieros para este año a causa del notable impacto del coronavirus sobre la rentabilidad de la entidad, ha asegurado el presidente ejecutivo de la entidad, Carlos Torres, en una entrevista por teleconferencia con el diario británico Financial Times. "Los objetivos financieros, con seguridad, tendrán que ser revisados, porque los niveles de rentabilidad se verán fuertemente afectados este año y el próximo", afirma. "Lo que teníamos en nuestros presupuestos no es algo que podamos lograr", añade.

"Ciertamente, nuestro nivel de ganancias no va a ser lo que era, en rentabilidades sobre capital de dos dígitos", dijo Torres. "Cuándo volvamos a la normalidad dependerá de cuándo pasemos esta crisis", añadió.

La entidad, en todo caso, no tiene fijados objetivos financieros públicos. Torres ha añadido, además, que espera que los saneamientos a realizar a causa de la pandemia sean menores en el segundo trimestre de lo que fueron entre enero y marzo. En el primer trimestre el banco realizó provisiones por el deterioro de activos financieros ligado a la pandemia, 1.433 millones de euros, más otros 2.084 por el deterioro del fondo de comercio en Estados Unidos.

Según Torres, ello se debe a que BBVA actuó de forma más decidida que sus competidores ante la pandemia, al realizar provisiones más elevadas desde el primer momento. El BBVA espera, ahora, realizar provisiones equivalentes a entre el 1,5% y el 1,8% del total de sus préstamos pendientes para el año.

"El confinamiento ha demostrado ser exitoso en el control de la pandemia, pero ha tenido un coste muy significativo para la economía", señala Torres en relación con la estrategia frente al Covid-19. “Entonces, si queremos evitar un impacto económico más profundo que pueda ser irreversible, las medidas deberían ser compatibles con mantener las tasas de infección, el contagio a raya [mientras] se reactiva la economía. La mejor manera de reconstruir es no destruir", argumenta.

Fusiones menos probables

En opinión de Torres, como consecuencia de la pandemia, las sucursales bancarias serán mucho menos importantes en el futuro, porque se ha acelerado la digitalización y los clientes operan cada vez más a distancia. "Se ha demostrado que da un buen servicio; los clientes están contentos", señala Torres.

Según el presidente de BBVA, esa aceleración de lo digital, podría hacer que las fusiones bancarias sean menos probables en España: "Al aprovechar lo digital, se reduce el atractivo de comprar una franquicia tradicional", dijo Torres.

Normas
Entra en El País para participar