Calviño apuesta por un "plan de inversiones y reformas" basado en seis pactos de reconstrucción

El ICO ha registrado hasta este miércoles 491.000 operaciones de la línea de avales públicos y ha movilizado 61.000 millones de euros

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, llega a la comparecencia ante la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso.
La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, llega a la comparecencia ante la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso.

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha abogado hoy por el desarrollo de un "plan de inversiones y reformas" basado en seis grandes pactos que incluya proyectos tractores "con gran capacidad de transformación y modernización" de la economía española para afrontar la recuperación del país tras la pandemia.

Así lo ha expresado en el marco de su comparecencia en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del país tras el Covid-19, donde ha sido convocada para explicar las propuestas de su departamento para esa tarea.

Según ha concretado, el impulso a ese plan "debe concentrarse en los próximos dos años" para reforzar la productividad y, con ello, el crecimiento potencial de la economía. La actuación que propone la ministra se centra en "seis grandes ejes o pactos": la transición ecológica y desarrollo de la economía verde, el emprendimiento y la transformación digital, el empleo y la apuesta por la formación profesional, la ciencia para incrementar la inversión pública y privada en I+D+i, un refuerzo de los servicios públicos y medidas en favor del campo, el sector agroalimentario y contra la despoblación.

"Estos planes conllevan un importante volumen de inversión pública y privada, que tiene que ser abordada en el contexto de un Plan de recuperación comunitario", ha dicho.

En este sentido, ha puesto en valor la propuesta que presentó ayer la Comisión Europea, que incluye un nuevo Fondo de Recuperación de 750.000 millones de euros de inversión. "Sin lugar a dudas, es una propuesta que va en la buena dirección y que recoge muchas de las reivindicaciones que el Gobierno español lleva defendiendo desde el inicio de esta situación", ha afirmado.

Previamente, Calviño ha señalado que si la desescalada continúa como hasta ahora y se va reactivando la demanda mundial, todo apunta a que la economía se irá recuperando paulatinamente como tenía previsto el Gobierno. Ha hecho referencia al impacto "en V asimétrica", "con una caída intensa sobre todo en abril y una progresiva recuperación económica a partir de ahora, con una perspectiva de crecimiento importante el año próximo".

Para ello, ha afirmado que se tiene que continuar garantizando la liquidez de las empresas y protegiendo el empleo, además de reforzar sectores clave como el turismo, la automoción y el comercio. Sin embargo, ha asegurado el trabajo para la recuperación empezó en el primer momento en el que se desembocó la crisis, a través de las medidas adoptadas "para salvar vidas, empresas y tratar así de minimizar el impacto" de la pandemia. Por ello, ha afirmado que España ya cuenta con "una base sobre la que reconstruir la recuperación".

En este sentido, la ministra ha informado de que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha registrado ya 491.000 operaciones de la línea de avales públicos que impulsó el Gobierno para facilitar la liquidez a empresas y autónomos por un montante de 46.600 millones avalados, que han permitido movilizar 61.000 millones de euros de financiación hasta este miércoles. El 98% de las operaciones han ido dirigidas a pymes y autónomos.

Con respecto al Ingreso Mínimo Vital, la ministra de Economía ha recordado que la propuesta se orienta a "desarrollar caminos para que las personas excluidas transiten a la economía regular", con el objetivo así de "aflorar la economía sumergida", puesto que se trata de una prestación compatible con lingresos derivados del trabajo.

"Estamos decididos a que nadie se quede atrás y que sea una recuperación justa", apoyando a los más vulnerables. "No es la primera vez que lo digo pero un país rico como es España no se puede permitir tener niños pobres", ha dicho Calviño.

También ha defendido la apuesta por la "responsabilidad fiscal" para mantener el favor de los mercados y que eso contribuya a apuntalar la recuperación. Así, ha abogado por cerrar el gap de ingreso fiscal que España tiene frente a la media de la zona euro y por avanzar hacia una fiscalidad acorde con la realidad económica, tecnológica y fiscal, más aún cuando será preciso "reforzar los ingresos públicos".

Normas
Entra en El País para participar