Turismo

El Gobierno amplía el aforo de las playas y lo desvincula de las mareas

Aumenta la superficie de cálculo de cara al límite máximo de bañistas

Playa de Yaiza, en Lanzarote.
Playa de Yaiza, en Lanzarote.

El Gobierno ha ampliado el aforo de las playas de cara a la temporada de verano y desvinculado el cálculo de su superficie de la evolución de las mareas. Según una Orden del Ministerio de Sanidad publicada hoy en el BOE, se mantiene el mismo límite recomendado de aforo de una persona por cada cuatro metros cuadrados de playa, pero se elimina la segunda parte del artículo publicado el pasado día 18, en el que se fijaban restricciones adicionales. En concreto, el artículo establecía que, de cara a calcular la superficie de la playa, "se descontará de la superficie útil de la playa, como mínimo, una franja de seis metros a contar desde la orilla en pleamar".

Este párrafo restringía el acceso a cualquier playa en la que, con marea alta o pleamar, el banco de arena tuviera menos de seis metros de ancho. En la práctica, eso dejaría fuera de la norma a muchas calas estrechas, particularmente en la costa cantábrica y gallega, donde las mareas son más vivas.

Asimismo, el texto, al poner fin a la supresión, a efectos del cálculo, de los primeros seis metros de playa, aumenta la el aforo de todas las zonas de playa, sobre todo de las más estrechas. Por ejemplo, una cala de 500 metros de largo y 10 metros de ancho tendría, con la norma anterior, una superficie de 2.000 metros cuadrados (500 metros de largo por cuatro de ancho) y un aforo recomendado de 500 personas. Éste subirá a 1.250 personas con el texto actual, al computar los 5.000 metros cuadrados. El cambio tendrá un efecto mucho menor en grandes arenales.

En cualquier caso, el texto legal no prohíbe directamente superar este aforo, facultad que queda delegada en los municipios. La norma sí establece que el uso de las playas se podrá realizar manteniendo la distancia de seguridad de dos metros.

Los ayuntamientos podrán fijar límites de acceso y de tiempo de permanencia en las playas, así como en el acceso a los aparcamientos, siempre en aras de controlar el aforo, con la limitación planteada por Sanidad. El acceso a las playas será, en todo caso, siempre gratuito.

Normas
Entra en El País para participar