La recuperación económica avanza tras superarse la fase 0 en toda España

ATA asegura que el 78% de los autónomos ha iniciado ya su actividad. Hostelería de España apunta que abrirá el 50% de los locales en fase 2 esta semana

Un camarero comprueba la distancia entre mesas en la terraza de su bar de la Plaza Mayor en Madrid este lunes, primera jornada de la fase 1.
Un camarero comprueba la distancia entre mesas en la terraza de su bar de la Plaza Mayor en Madrid este lunes, primera jornada de la fase 1.

La economía española avanza cautelosamente en su recuperación a distintas velocidades pero con el impulso de haber dejado atrás la fase 0 en todo el territorio nacional en la undécima semana de estado de alarma. La totalidad del país se encuentra ya en plena desescalada, con la mitad de sus habitantes en fase 1 y la otra en un estadio más avanzado, con un alivio más pronunciado de las restricciones decretadas por la crisis del coronavirus.

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) aseguró este lunes que el 78% de los negocios, tres de cada cuatro, ha abierto ya sus puertas en toda España, con la esperanza de que a mitad de junio el porcentaje alcance el 100%. Hace una semana la cifra se situaba en el 60%, incluyendo el 22% de los que realizan actividades que no han parado durante la pandemia.

Asimismo, el presidente de la organización, Lorenzo Amor, explicó que el 22% de los autónomos que todavía no ha reactivado su negocio concentra principalmente actividades como la hostelería y el comercio en los territorios que están todavía en fase 1, así como todos aquellos trabajadores de los sectores relacionados con la cultura, espectáculo o ferias ambulantes.

Por su parte, la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) estimó ayer el nivel de reaperturas comerciales en un 80%, ronzando el 100% en el medio rural, en contraste con otros territorios como Madrid, donde se podría estar superando ligeramente el 60%, según sus datos.

En la fase 1 se encuentran ya las dos ciudades más grandes de España y las más afectadas por la pandemia. La Comunidad de Madrid y el área metropolitana de Barcelona han comenzado más tarde la recuperación de la actividad social y económica, al igual que algunas zonas de Castilla y León, pero ya a partir del día de ayer forman parte del 53% de la población que se encuentra en el estadio 1 del plan de desconfinamiento.

Así, en este estadio se permite la apertura de terrazas con una limitación del aforo del 50%, con un máximo de 10 personas por mesa, y de los establecimientos comerciales de hasta 400 metros cuadrados, o limitados a esa superficie, sin cita previa pero hasta el 30% de su capacidad. Además, una de las novedades de esta semana es que se pueden dar paseos o hacer deporte en grupo, algo que antes se ordenaba de forma individual.Así, se acaba con la limitación de que los menores salgan con un único adulto a la calle, pero se mantienen las franjas horarias, que desaparecen en la fase 2 menos para las personas vulnerables. También se prescinde de franjas en cualquier municipio de menos de 10.000 habitantes independientemente del estadio en el que se encuentre.

La hostelería

Por otro lado, la organización Uatae también destacó la negativa influencia del sector de la hostelería en el comercio por tener un ritmo de reanudación más lento como consecuencia de la propia regulación del plan de desescalada. “Aunque son sectores diferentes están íntimamente interrelacionados, especialmente en el centro de las ciudades y áreas de gran densidad comercial y hostelera, en las que además todavía se notará un tiempo el parón del turismo”, explicó la organización.

De hecho, el presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE), José Luis Yzuel, aseguró a este diario que en las zonas en fase 1 como Madrid la apertura de terrazas no superó ayer el 15%, aunque apuntó que es una réplica de lo que pasó en otros territorios cuando entraron a esta fase, puesto que la restricción del aforo y la prohibición de abrir el interior de los locales limita las posibilidades de muchos establecimientos.

En este sentido, la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) pidió la ampliación del horario de las terrazas de Barcelona y Girona durante este verano, para contrarrestar los efectos de la crisis económica del Covid-19, según recogió Efe.

Con respecto a las zonas en fase 2, donde habitan 22 millones de personas, el presidente de Hostelería de España apuntó que el sector no tuvo ayer un gran arranque pero que se espera que remonte de cara al fin de semana, ya que el lunes suele ser el día de cierre para muchos establecimientos. Según los datos recogidos por la patronal, en las regiones que entraron en fase 2 reabrieron cerca del 30% o el 40% de los locales, aunque se espera que ese porcentaje aumente hasta el 50% a final de la semana.

En estos territorios que se encuentran en un estadio más avanzado (el 47% del país), los bares y restaurantes pueden abrir el interior de sus establecimientos con aforo del 40%, mientras las terrazas conservan el límite del 50% pero los grupos permitidos se amplían hasta 15 personas. Asimismo, se permite la apertura de tiendas de cualquier tamaño y de centros comerciales, aunque sin zonas comunes, también a un 40% de su capacidad y medidas estrictas de seguridad.

En paralelo, la asociación patronal que representa a los hosteleros de Madrid también difundió este lunes una encuesta interna que reveló que solo un 10% de sus miembros abrirá en fase 1, mientras que un 60% prevé hacerlo en fase 2 y el restante 30% se esperará a la fase 3.

El turismo

En los lugares que se sitúan en la fase 2 también se permite ir a la playa respetando las medidas de seguridad y, con respecto a los hoteles, por primera vez, pueden abrir las zonas comunes aunque con limitaciones de ocupación. Eso sí, no está permitido ir a un establecimiento hotelero de otra provincia o isla, de la misma forma que se prohíbe en la fase 1, ya que sigue vigente la limitación del movimiento dentro la unidad territorial en ambas fases del plan de desescalada.

La buena noticia para el sector la anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado sábado, cuando explicó que se reanudará el turismo extranjero en el mes de julio, afirmando que habrá temporada turística en el país. Por lo pronto, la Secretaría de Estado de Comunicación informó este lunes que el Ejecutivo levantará la cuarentena para turistas extranjeros a partir del próximo 1 de julio, con el objetivo de que sea una recuperación gradual con las necesarias condiciones de seguridad sanitaria.

Desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) celebraron esta decisión y la vieron como “un balón de oxígeno” para el sector. El presidente de la confederación, Jorge Marichal, aseguró que es una “gran noticia” pero que “que puedan venir no significa que vengan” y abogó por la implementación de campañas potentes de promoción para “conseguir retomar el vuelo en esta temporada de verano”.

Por su parte, el secretario general de CEHAT, Ramón Estalella, apuntó en el mismo sentido que es posible que en las zonas que necesiten de transporte aéreo haya muy poco movimiento este verano como consecuencia de la operativa de vuelos “que tardará varios meses en volver a la normalidad”.

Normas
Entra en El País para participar