Telefónica acelera y prevé tener abiertas todas sus tiendas a lo largo de la próxima semana

La apertura estará marcada por las amplias medidas de seguridad

La teleco quiere reactivar su fuerza comercial ante la normalización

Telefónica acelera y prevé tener abiertas todas sus tiendas a lo largo de la próxima semana
Europa Press

Telefónica está acelerando para tener en marcha buena parte de su fuerza comercial. De hecho, la intención de la compañía es que todas sus tiendas en España estén abiertas a lo largo de la próxima semana, según señalan fuentes conocedoras del proceso.

En la actualidad, la operadora cuenta con cerca de un millar de tiendas a lo largo de todo el territorio español. La apertura, según estas fuentes, estará marcada por la implantación de amplias medidas de seguridad, tanto para empleados como para clientes. Entre otras tareas, Telefónica está instalando mamparas de protección en sus establecimientos, tal y como estableció en su plan de desescalada, además de ofrecer dispensadores de gel sin contacto y mascarillas a las personas que accedan a la tienda.

La teleco quiere estar preparada para la nueva etapa que se va a iniciar una vez que concluya el estado de alarma, decretado en marzo para hacer frente al contagio del Covid-19, y se eliminen las restricciones a las portabilidades.

Durante el estado de alarma, Telefónica y elo conjunto de operadoras han mantenido abiertas distintas tiendas, al considerarse esencial el servicio de telecomunicaciones.

Ahora, el conjunto de España está avanzando hacia la normalización. El lunes, Madrid, Barcelona y las capitales de Castilla y León entrarán en la Fase 1, establecida por el Gobierno, mientras que cerca de la mitad de la población pasará a la Fase 2. Este proceso está acompañado por la normalización comercial. Así, la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución dijo este viernes que el comercio podrá abrir este lunes con las máximas garantías de seguridad por primera vez en 11 semanas.

Así, Telefónica puede ser de las primeras empresas en abrir todos sus establecimientos. En los últimos días, ha reabierto tiendas en distintos países, en la medida en la que se normalizaba la situación. Alemania, Brasil y Colombia fueron de los primeros.

La teleco presentó este viernes nuevas soluciones para sus tiendas en España destinadas a ampliar la seguridad. “Permiten mantener las distancias de seguridad y proporcionan a los visitantes elementos higienizantes que cumplen con las medidas preventivas”, dijo la teleco, añadiendo que están pensadas para ser adaptadas a diferentes espacios y aforos ser controladas en remoto por los empleados, evitando el contacto directo. Entre ellas figuran pantallas de marketing dinámico, sistemas de medición de aforo o un visual LED que proyecta en el suelo el punto en el que habrá que esperar hasta que se pueda entrar.

Plan global

En términos generales, Telefónica diseñó un exhaustivo un plan de desescalada basado en tres fases, alineadas con la evolución de la crisis: riesgo (flexibilización de la reincorporación laboral por el Gobierno); disminución del riesgo y contagios (más movilidad decretada por el Gobierno y sujeta a actividad escolar y transporte público); y control de la pandemia o nueva normalidad. El proyecto fue acordado con UGT y CCOO a final de abril, e incluyó el establecimiento de comités de seguimiento de Covid-19.

Telefónica entró en la fase 1 de su plan de desescalada el 11 de mayo, con la reactivación comercial en tiendas y operaciones con clientes. Ese día retornaron a sus puestos el 5% de los empleados, que se unieron a los que han permanecido en los centros de trabajo durante el estado de alarma. De todas formas, más del 90% de la plantilla ha continuado teletrabajando.

La fase 2, definida por la caída del riesgo, empezará en torno al verano con el regreso de personal de todas las áreas, si bien más del 50% de la plantilla seguirá teletrabajando. Entre ellos figuran el personal de colectivos de riesgo o con hijos a su cargo. La fase 3 empezará cuando la pandemia haya terminado, con el retorno del conjunto de los empleados a los centros.

Dentro de las medidas para progresivo retorno del personal, la operadora ha recurrido a la tecnología, al uso de equipos de protección individual y a la ampliación del espacio entre empleados. Así, se ha limitado la ocupación con una distancia de seguridad de dos metros, se han flexibilizado los horarios, se ha limitado la ocupación de ascensores y se han cerrado áreas de servicio. Además, ha establecido un amplio seguimiento de la salud, con pruebas de diagnóstico, incluida la monitorización con test rápidos serológicos, complementados con PCR.

En distintas ocasiones, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha hablado de “recomienzo” en la compañía en esta nueva etapa tras la crisis del coronavirus, apostando por los cambios en las formas de trabajo, con la consolidación del teletrabajo y la digitalización como herramientas de relevancia.

Normas
Entra en El País para participar