El Covid-19 hará daño en los bolsillos de las estrellas del fútbol

Los recortes salariales podrían ser la única manera de asegurar la viabilidad a largo plazo

Sergio Ramos (i) y Gareth Bale (d), junto a su entrenador, Zinedine Zidane, este lunes, durante un entrenamiento del Real Madrid.
Sergio Ramos (i) y Gareth Bale (d), junto a su entrenador, Zinedine Zidane, este lunes, durante un entrenamiento del Real Madrid. EFE

El fútbol europeo mira a Alemania con envidia. La Premier o LaLiga quieren imitar a la Bundesliga y reiniciar la competición. Ello ayudaría a reducir las pérdidas. Pero la reducción de ingresos por taquilla y patrocinadores probablemente signifique que los recortes salariales a los jugadores sean la única manera de asegurar la viabilidad a largo plazo.

Muchos clubes top están pagando millones a los futbolistas incluso con las ligas suspendidas. Los equipos ingleses perderán 1.200 millones de euros en ventas de entradas y derechos de TV a menos que la temporada se reanude pronto. Es un quinto de los ingresos anuales previstos.

Jugar a puerta cerrada, como esperan hacer Inglaterra, España o Italia, podría ayudar. Los ingleses evitarían perder 850 millones de euros por derechos de TV. Suponiendo que los salarios representan tres quintos de las ventas de los equipos, como en la temporada 2017-18, esa sería probablemente la diferencia entre que los clubes de la Premier obtengan un pequeño beneficio de explotación conjunto o pierdan dinero, según nuestros cálculos, basados en cifras de Deloitte, que asumen en general costes de explotación fijos. Si la temporada termina ahora, los jugadores tendrían que aceptar una reducción salarial media del 7% para que los equipos simplemente alcancen el equilibrio.

Los de la Bundesliga tienen un colchón mayor: los salarios les suponen algo más de la mitad de los ingresos, el nivel más bajo entre las grandes ligas. La situación más peligrosa está en la Ligue 1 francesa, que se ha cancelado. Los salarios suponen tres cuartos de los ingresos, según Deloitte, y los clubes llevan casi una década sin obtener beneficios conjuntos.

Podría ir a peor. Deutsche Bank calcula que los principales clubes podrían ver reducidos sus ingresos en más de un tercio en un escenario de pandemia prolongada, a medida que el dinero de los patrocinadores se agote. Las televisiones podrían pagar menos por emitir partidos en estadios desconcertantemente vacíos. Eso haría una necesidad bajar más drásticamente los sueldos. Puede ser solo el principio del sufrimiento financiero del fútbol.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías