UGT insta a Industria a "salvar" el automóvil con ayudas que primen la producción nacional

El sindicato propone una "figura extraordinaria" que permita ahorrar costes a las arcas públicas gracias a la desescalada en los beneficios fiscales de las empresas

El secretario general de UGT-Fica, Pedro Hojas, durante la presentación este jueves en Madrid de las propuestas para la industria automovilística.
El secretario general de UGT-Fica, Pedro Hojas, durante la presentación este jueves en Madrid de las propuestas para la industria automovilística. EFE

La Federación de Industria, Construcción y Afines de UGT (UGT-Fica) ha instado este jueves al Gobierno a que "actúe" para salvar al sector automovilístico del impacto causado por el Covid-19, y apueste por ayudas que incentiven la demanda, primando los vehículos de producción nacional.

En rueda de prensa, el secretario general de la federación, Pedro Hojas, ha asegurado que el sector necesita una "ampliación clarísima" de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para evitar que el desempleo se "incremente de una manera gravísima", y ha insistido en que el futuro del automóvil requiere apostar por la innovación, el desarrollo y la investigación.

Para Hojas, la crisis del coronavirus ha desencadenado "una tormenta perfecta" en un sector de calado para la economía nacional, ya que toda su cadena de valor representa en torno al 15% del PIB.

En este contexto, ha pedido al Ministerio de Industria "que pase de las buenas palabras a los hechos" y defienda dentro del Gobierno las peticiones del sector. Entre las medidas solicitadas por el sindicato está la de ampliar la prórroga de los ERTE por fuerza mayor, que en principio expira el próximo 30 de junio.

UGT-Fica propone una "figura extraordinaria" que permita ahorrar costes a las arcas públicas gracias a la desescalada en los beneficios fiscales de las empresas, de modo que "al segundo y tercer mes, en vez de tener una exención del 75% se pase al 50%", y así progresivamente.

Asimismo, plantea la necesidad de "incentivar la demanda", principalmente de los vehículos producidos en España, a través de incentivos que "no hagan distinción en el modo de propulsión".

"Las ayudas tienen que ser para todos los vehículos y no solo para los eléctricos", ha reiterado Hojas, a la misma vez que ha abogado por "aprovechar estos momentos de parón" para que los trabajadores del automóvil continúen con su formación de cara a la transformación del sector.

Asimismo, desde UGT-Fica abogan por "generar un entorno de decisión amable" en el que las sedes centrales de los grupos sigan viendo a España como "un país atractivo para invertir".

"Tenemos que seguir apostando por encontrar entre todos la mejor solución para que España siga siendo el país que ya demostró ser en la crisis anterior", ha recalcado Hojas, que ha marcado como objetivo mantenerse como "el segundo país de la Unión Europea en producción automovilística".

Dumping social

Hojas ha resaltado las medidas puestas en marcha por otros países como Francia, que habla de inyectar más de 5.000 millones de euros en Renault, o Alemania, con ayudas directas a los fabricantes. "Permiten a los gobiernos incidir en las decisiones de los grupos, pero ayudan a las empresas a ser más competitivas", ha apuntado.

No obstante, le preocupa al sindicato que compañías como Renault puedan trasladar la producción de sus plantas españolas a Francia para poder acceder a tal inyección. Por ello, exige a las autoridades, especialmente a las comunitarias, que impidan actos de "soberanía industrial".

De este modo, ha alertado de que el anuncio del Gobierno francés de ofrecer ayudas para que las empresas del país reubiquen sus plantas extranjeras en Francia puede suponer un dumping social y ha pedido a la Unión Europea que impida anuncios como este

"Anuncios como el del Gobierno francés pueden generar un dumping social entre países de la UE. Nuestras plantas han demostrado sobradamente que son de las más competitivas que tienen tanto el Grupo Renault como el Grupo PSA, y por ello estamos muy en contra de las decisiones que está anunciado el Gobierno francés", ha señalado.

Nissan

El sindicato asegura que no permitirá que Nissan cierre su factoría de Barcelona y ha instado a las autoridades nacionales y europeas a que tomen cartas en el asunto para evitar que el fabricante japonés desmantele la planta.

Hojas ha considerado que la situación actual de Nissan "es consecuencia de la falta de proyectos y de políticas para hacer más atractivas las factorías catalanas y de la falta de compromiso de la empresa hacia las plantas españolas", por lo que ha insistido en que la UE "no puede permitir que se tomen decisiones de cierres de factoría en el territorio europeo".

Ha enfatizado que este esfuerzo tiene que hacerse desde Bruselas diciendo que en ningún caso se pueden primar factorías que ya están fuera de la UE con ayudas europeas al sector automovilístico, como es el caso de la planta de Nissan en Sunderland (Reino Unido).

Asimismo, ha repasado la situación de empresas como Iveco, con plantas en Madrid y Valladolid, y del grupo Volkswagen, con factorías en Navarra y Martorell (Barcelona). En concreto, ha avisado de que el consorcio alemán estudia la posibilidad de quitar a Seat el desarrollo de proyectos relacionados con el vehículo eléctrico y otras plataformas que la automovilística española ya tenía adjudicados.

 

Normas
Entra en El País para participar