Textil

Primark abrirá sus tiendas en los territorios que pasen a fase 2

La compañía descarta aperturas parciales hasta 400 metros cuadrados de superficie

Primark abrirá sus tiendas en los territorios que pasen a fase 2

Primark ya ha definido su calendario de reaperturas en España, y a diferencia de algunos de sus competidores en el comercio textil, esperará a reiniciar la actividad de sus tiendas a la fase 2 de desescalada.

La compañía comunicó este miércoles a los representantes sindicales su intención de abrir las tiendas en aquellos territorios que pasen a dicha fase, descartando así aperturas parciales de sus establecimientos hasta un máximo de 400 metros cuadrados. Una circunstancia que el Gobierno ha permitido en las últimas órdenes ministeriales publicadas por Sanidad y que permite que, por ejemplo, tiendas de gran tamaño puedan volver a funcionar siempre que se acoten a esa superficie.

Las tiendas de Primark son de un tamaño mayor a esos 400 metros cuadrados por norma general. En base a esta estrategia de reaperturas, la plantilla completa de cada establecimiento se reincorporará a su trabajo, aunque continuarán dentro de un ERTE de reducción de jornada. En concreto, la reducción será de un 10% y, por tanto, cobrará un 90% de los sueldos hasta el 30 de junio. En los mandos intermedios la reducción será del 20%.

A finales de marzo Primark aprobó un ERTE por causas de fuerza mayor que afectó al 98% de su plantilla, alrededor de 6.000 trabajadores. Después, ya en abril, aprobó otro por  causas organizativas que afectó al otro 2% de los trabajadores, principalmente personal de oficinas centrales y dirección de tiendas, unas 150 personas.

La fase 2 de la desescalada es la más esperada para los grandes operadores de la distribución. En ella se permite la reapertura de todos los comercios minoristas sin importar su superficie. Así, podrán volver a funcionar no solo las grandes superficies comerciales, sino también los centros y parques comerciales, que no han podido hacerlo durante las etapas anteriores. Eso sí, se mantendrán ciertas restricciones, principalmente de aforo:este tendrá que estar limitado al 40% del total. En aquellos que tengan varias plantas, se tendrá que guardar esta misma proporción en cada una de ellas. También se debe establecer un horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años.

Ayer la patronal de El Corte Inglés o Ikea, Anged, criticó al Gobierno por discriminar a las grandes superficies en esta desescalada.

Normas
Entra en El País para participar