Los retos de los consejos de administración en el post Covid-19

Tener en cuenta a todos los grupos de interés, más allá de los accionistas, es el principal desafío

Consejos de administración Pulsar para ampliar el gráfico

La crisis del Covid-19 está desafiando la agilidad y capacidad de adaptación de todas las áreas, tanto personales como profesionales. Es también el caso de los consejos de administración, a los que la pandemia ha marcado una hoja de ruta con dos grandes ejes para asegurar su futuro después del Covid-19. En primer lugar, deberán pensar más en el largo plazo y tener en cuenta a más grupos de interés, no solo a los accionistas. Y en segundo lugar, integrar el propósito y los valores en su estrategia. Son las principales conclusiones del informe Consejos de Administración de las Empresas Cotizadas elaborado por PwC y presentado este miércoles.

En concreto, el documento refleja que el 91% cree que las compañías deben centrarse más en la sostenibilidad del proyecto en el largo plazo y no limitarse exclusivamente a tomar decisiones cortoplacistas. Le sigue en la clasificación el deseo de que se tengan en cuenta en una mayor medida a los grupos de interés a la hora de tomar decisiones (70%). Esto implica prestar más atención a todo lo relacionado con los compromisos sociales, el medio ambiente y el buen gobierno de las organizaciones -los conocidos como criterios ESG por sus siglas en inglés (environmental, social y governance)-. Completa el podio la necesidad de involucrarse más en asuntos de relevancia para la sociedad (64%), como son el cambio climático, la desigualdad social o la eficiencia energética, entre otros.

El consejo de administración va a tener un protagonismo especial ante la incertidumbre generada por la expansión del coronavirus, pues de su desempeño dependerá que la compañía salga mejor o peor parada de la crisis, según refleja el informe. Por este motivo, resulta especialmente chocante que si bien un alto porcentaje de los encuestados considera que los criterios ESG son uno de los aspectos que más atención requieren, solo el 22% considera que estos temas son relevantes para la empresa y el consejo les dedica el suficiente tiempo, mientras que el 44% asegura que no es necesario reforzarlos y el 31%, que no es su prioridad.

La consejera de BBVA Lourdes Máiz se mostró muy de acuerdo con el paradigma que refleja el informe e insistió en que “el objetivo de las empresas ya no es solo maximizar el valor pensando en el accionista, sino que existen otros aspectos que también requieren atención”. La experta celebró que se estén profesionalizando los criterios de selección a la hora de renovar a los miembros del consejo. Según el mencionado documento, la gran mayoría (85%) recurren a cazatalentos para llevar a cabo este cometido, un porcentaje notablemente superior al del año anterior (66%). A su vez, ha descendido el porcentaje de compañías que recurren a las recomendaciones de los propios miembros del consejo: un 55% frente al 64% de 2018. “Los consejos ya no tienen ese aire de club que tenían hace 20 años con consejeros con intereses cruzados”, apunta Máiz.

Una observación en línea con la posición del presidente de la CNMV, Sebastián Albella, quien hizo hincapié en que en contextos como el actual, los consejeros, particularmente los independientes, tienen una responsabilidad aún mayor en áreas como la transparencia, la gestión de riesgos y la difusión de información acerca de las implicaciones del Covid-19 en la marcha de las compañías. Albella aprovechó la ocasión para exponer algunas de las mejoras que, al hilo de esto, van a incorporar en el Código de buen gobierno de la CNMV. Una de ellas es que las compañías cuenten por escrito con una política de comunicación relacionada con la difusión de información financiera.

La estrategia sigue encabezando la clasificación de los conocimientos más valorados por los consejeros (70%), seguido de las finanzas (67%) y la auditoría y gestión de riesgos (58%). Esta última cualidad ha experimentado una gran demanda frente al año pasado, cuando solo un 36% de los encuestados la destacaba. Una posible consecuencia de las novedades legislativas y la inestabilidad de los mercados en los últimos tiempos debido a tensiones de carácter internacional como el Brexit, la guerra comercial entre China y EE UU o la desaceleración económica. En esta línea, la vicepresidenta del consejo de Santander España y consejera de Enagás, Isabel Tocino, pronosticó que, aunque aún falta mucha información, los consejos tendrán un papel mucho más relevante en la crisis del coronavirus que el que tuvieron durante la recesión de 2007. “Los consejeros tenemos que ir mucho más allá del Covid-19, pero para eso debemos tener reuniones en más profundidad”, añadió.

Normas
Entra en El País para participar