Los hoteleros madrileños piden rebajas fiscales para evitar cierres

Exigen a la Comunidad de Madrid más control sobre las viviendas turísticas y al Estado ampliar los ERTE más allá del estado de alarma

Entrada del hotel Gran Meliá Fenix en Madrid
Entrada del hotel Gran Meliá Fenix en Madrid

Madrid va a ser una de las últimas ciudades en recuperar la normalidad debido al elevado número de contagios y muertos por coronavirus, lo que le ha impedido pasar a fase 1 como la gran mayoría de autonomías. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, estimó ayer que el mejor escenario para retomar la actividad no llegará hasta el 15 de julio.

En ese escenario, los hoteleros madrileños emitieron ayer un comunicado en el que solicitaban un paquete de ayudas a las tres Administraciones. Al Ayuntamiento de Madrid le exigían la necesidad de ampliar más allá del 50% la bonificación sobre el impuesto de bienes inmuebles (IBI) y el impuesto de actividades económicas (IAE), así como una moratoria en el pago de la tasa de residuos urbanos, al estar cerrados. “Estas medidas, de competencia municipal, no se han adoptado y son vitales para poder paliar el impacto de una crisis que podría llevar a muchas empresas a la quiebra”, recalcaba el comunicado de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), que representa a 300 establecimientos y 60.000 plazas hoteleras.

A la Comunidad de Madrid le reclama un mayor celo a la hora de controlar y sancionar a aquellas plataformas de alquiler de viviendas turísticas que publiquen anuncios que no cuenten con número de registro y por lo tanto estén fuera de la ley.

Y al Ejecutivo central le reclaman que los ERTE, ya sean por fuerza mayor o por causas económicas ligadas al coronavirus, se extiendan más allá del estado de alarma. “Es una medida imprescindible para poder reanudar paulatinamente los flujos de actividad y reabsorber los puestos de trabajo suspendidos”.

Normas
Entra en El País para participar