Crisis de la aerolínea

Emirates planea despedir a 30.000 empleados, el 30% de su plantilla, por el coronavirus

La aerolínea también está considerando acelerar el retiro de su flota de A380

Aviones de Emirates.
Aviones de Emirates.

Emirates Group planea recortar unos 30.000 empleos para reducir sus costes, según informa Bloomberg. La cifra supondría un recorte del 30% de su plantilla, ya que la compañía contaba en marzo con un total de 105.000 empleados. Si finalmente se lleva a cabo, se trataría del mayor recorte de personal ejecutado por una aerolínea.

El grupo de propiedad estatal recaudó 1.200 millones en una nueva ronda de financiación en el primer trimestre del año y está buscando ayuda de Dubai, añade la citada agencia.

La aerolínea también estaría considerando acelerar el retiro de su flota de Airbus A380, según revelan algunas personas a Bloomberg. Emirates planea confiar principalmente en sus aviones Boeing 777 de cuerpo ancho durante el período de recuperación, dijo una de las personas. La aerolínea tiene 155 de los aviones estadounidenses más pequeños en su flota, en comparación con 115 de los A380.

Un portavoz de Emirates ha señalado que aún no han hecho ningún anuncio público sobre "despidos masivos", pero que están llevando a cabo una revisión de "costes y recursos" para hacer frente a la caída del negocio por la crisis sanitaria. "Conservar dinero en efectivo, salvaguardar nuestro negocio y preservar la mayor cantidad posible de nuestra fuerza laboral sigue siendo nuestra principal prioridad", ha añadido.

El CEO de la compañía, Tim Clark, señaló recientemente que la demanda internacional iba a sufrir al menos durante dos años. Y comparó la pandemia con "un cisne negro" para la aviación, refiriéndose a lo extraordinario poco común del suceso, pero que tiene consecuencias terribles.

Emirates, una de las compañías aéreas de larga distancia más grandes del mundo, aseguró a principios de mayo que aumentará su deuda para sobrevivir a esta crisis, el momento más difícil de su historia. La firma, como otras aerolíneas, se han visto duramente golpeadas por un cierre de viajes casi total y sin precedentes.

Los gobiernos ahora están contemplando abrir las fronteras que han estado cerradas durante meses, aunque sin una vacuna no hay garantía de que las infecciones no aumenten o que los viajeros regresen a los aviones. Más de 4 millones de personas han sido infectados por el coronavirus y 300.000 han muerto tras extenderse el virus por todos los continentes.

Emirates detuvo la mayoría de sus vuelos de pasajeros el 25 de marzo, pero con algunos países comienzan a aliviar las restricciones de viaje, la aerolínea planea reanudar sus operaciones, de forma limitada, el 21 de mayo.

El gobierno de Dubai dijo en marzo que apoyaría financieramente a la aerolínea, que ha tomado una serie de medidas para apuntalar el efectivo desde el brote del virus. Esos incluyen recortar temporalmente los salarios, poner a tierra la mayoría de sus vuelos de pasajeros y diferir la entrega del último lote del superjumbos A380.

Las ganancias obtenidas por la compañía para marzo fueron más de 1.500 millones de dirhams (408 millones de dólares) más bajas de lo esperado y el grupo perdió más de 3.400 millones de dirhams en ingresos ese mes, dijo en su informe anual publicado la semana pasada.

Normas
Entra en El País para participar