Díaz Ayuso: "Todo nos va a llevar al precipicio, nos tienen rehenes"

La presidenta de la Comunidad de Madrid solicita al Gobierno explicaciones sobre por qué la región no ha pasado de fase

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Pool

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una comparecencia el sábado ha cargado contra el Gobierno, después de que el viernes este denegara el paso de Madrid de la fase 0 a la 1 de la desescalada. “Todo nos va a llevar a un precipicio, nos tienen rehenes”, ha asegurado en rueda de prensa.

La dirigente de la comunidad autónoma se ha lamentado de que el Ejecutivo central haya denegado el paso de Madrid a la siguiente fase y que, por ello, el motor económico de España no se ponga en marcha. Díaz Ayuso ha solicitado claridad y transparencia y que el Gobierno explique por qué la región no puede pasar a la fase 1. "Tenemos una responsabilidad con el resto del país, somos un motor necesario para todos los demás", ha señalado.

La presidenta regional publicó ayer un tuit en el que se quejaba de la decisión: "El Gobierno no deja a Madrid pasar de fase y seguirá paralizada. Se arruinan nuestros comercios y cada semana perdemos entorno a 18.000 empleos", escribió Ayuso, que este sábado ha insistido en el mismo argumento y ha acusado al Ejecutivo central de tener a la Comunidad de Madrid amordazada. "Lo que está habiendo es un recorte de libertades", ha subrayado.

Para Ayuso, "se está intentando minar el diseño constitucional por la puerta de atrás, la unidad de España", por lo que ha exigido "claridad, transparencia y explicaciones de por qué el motor económico de España va a seguir cerrado".

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha destacado que la decisión se ha tomado "sin ningún informe técnico sanitario" y ha asegurado que les exigieron unos requisitos que han ido "cumpliendo" pero que, después, "se van cambiando cada semana". Para Díaz Ayuso, "esta incertidumbre y los bandazos" se traducen en "decisiones inexplicables" como, por ejemplo, "con las rebajas, con los turistas o con la duración de los ERTEs". "A partir de aquí, la ruina va a ser la peor secuela que nos deje el Covid-19", ha indicado, al tiempo que ha recordado que no hay "ningún país de la UE que tenga su capital absolutamente cerrada como está ahora mismo la ciudad de Madrid".

El consejero de Sanidad ha acompañado a Isabel Díaz Ayuso y ha reiterado que no existen motivos técnicos para que Madrid no haya podido avanzar en la desescalada. Enrique Ruiz Escudero ha afirmado que la comunidad se sitúa por delante de otras regiones en varias de las ratios que teóricamente tiene en cuenta el ministerio que preside Salvador Illa para dar el paso a la siguiente fase. 

Sin embargo, El País publica el informe oficial del Ministerio de Sanidad en el que se explica la decisión de rechazar el salto de Madrid a la fase 1. El texto, un documento breve de cuatro folios, argumenta con datos, sobre todo centrados en la situación de la atención primaria, las razones por las que esta comunidad, al igual que la provincia de Barcelona o las capitales de Castilla y León, deben seguir en zona 0 una semana más aunque con alivios.

El Gobierno cree que la Comunidad de Madrid ha hecho un esfuerzo importante respecto a la semana pasada por mejorar el papel de la atención primaria en esta crisis, pero ve necesario que "Sin embargo, es necesario que su sistema se consolide en los próximos días para mayor seguridad y que se pueda visualizar su completa capacidad de detección, diagnóstico, aislamiento y seguimiento de casos confirmados y sus contactos".

Díaz ayuso y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid han defendido tras conocer el informe que la región ha reforzado la capacidad de realizar pruebas PCR y detectar y seguir los casos de COVID-19 en Atención Primaria, por lo que a su juicio rechazar el cambio a la fase 1 no justifica la decisión. Ambos han criticado que el Gobierno madrileño haya recibido el documento del Ministerio de Sanidad minutos después de que comenzaran su rueda de prensa.

El Ministerio de Sanidad decidió que la comunidad permaneciera en la fase 0 pero con algunas actividades contempladas en la fase 1, como la apertura de comercios de menos de 400 metros sin cita previa y con limitaciones de aforo, visitar los centros de culto, los museos o las bibliotecas, pero sin abrir las terrazas de los bares ni visitar a familiares.

Las comunidades podrán decidir si abren los servicios sociales, las instalaciones científicas, el préstamo de libros en bibliotecas, los centros de alto rendimiento con medidas de higiene y que en los velatorios puedan asistir hasta 10 personas.

Normas
Entra en El País para participar