Distribución

El Gobierno deja ahora abrir tiendas grandes pero acotadas a 400 metros cuadrados en la fase 1

La medida será aplicable a partir del próximo lunes

Tienda de Massimo Dutti en La Coruña.
Tienda de Massimo Dutti en La Coruña.

El Ministerio de Sanidad introducirá una novedad en los territorios en la fase 1 de desescalada a partir del lunes en lo que respecta a la apertura comercial. El ministro del ramo, Salvador Illa, ha confirmado este viernes que se permitirá la apertura de establecimientos comerciales que tengan una superficie de más de 400 metros cuadrados, aunque siempre que delimiten su superficie comercial en funcionamiento a esa medida.

En la orden ministerial que regulaba la apertura comercial de esta fase solo se contemplaba la apertura de locales con una superficie total de 400 metros cuadrados, lo que desde asociaciones como Anged, la patronal de las grandes superficies, se interpretó como una discriminación al considerar que los espacios más grandes garantizan de una mejor manera la distancia de seguridad de dos metros entre personas. El paso de Sanidad se queda en un término medio, aunque supone una bocanada de aire sobre todo para los grandes operadores de la distribución, muy en especial para los del comercio textil, que en los últimos años han apostado por formatos comerciales de mayor tamaño, como es el caso de Inditex. Eso sí, solo lo podrán hacer acotando sus establecimientos a 400 metros cuadrados.

Algo que por ejemplo ha llevado a cabo Adolfo Domínguez en su flagship de Madrid, que tiene más de 2.000 metros cuadrados de superficie, pero que desde el miércoles abrió el servicio de venta con cita previa acotando dicho espacio a su planta baja, con 200 metros cuadrados. Sin embargo, Madrid se mantiene en fase 0 y la medida hecha pública hoy por Illa solo afectará a los territorios en fase 1.

Sanidad y sector comercial viven una tensa relación desde hace semanas, primero por las limitaciones impuestas a las aperturas de tiendas, primero por los metros cuadrados permitidos y después por la prohibición de los periodos de rebajas durante la desescalada al interpretar desde Sanidad que pueden provocar aglomeraciones. Tanto grandes como pequeños comercios han pedido en bloque una rectificación y han lamentado la ausencia de consulta ni de explicaciones por parte del Gobierno a la hora de tomar esta medida.

Normas
Entra en El País para participar