Aerolíneas

Alta tensión en Ryanair ante el plan de 351 despidos en España entre tripulantes de cabina

La compañía expresa su intención de mantener rebajas salariales y de pluses hasta 2025

Aviones de Ryanair estacionados en el aeropuerto londinense de Stansted.
Aviones de Ryanair estacionados en el aeropuerto londinense de Stansted.

Los representantes de la plantilla de Ryanair en España han recibido esta mañana una carta en la que se explicita la intención de despedir a 351 trabajadores entre tripulantes de cabina. El recorte está incluido en el plan de ajuste en 3.000 efectivos en toda Europa que la low cost detallará a finales de este mes. Se da por descontado que también habrá pilotos afectados.

La misiva enviada a los sindicatos anticipa que, junto a los despidos, se pretende una rebaja salarial del 10% y la supresión de los pluses. Ryanair buscará que esta nueva situación, en la que también habría variaciones en las programaciones del personal, se mantenga hasta 2025.

La empresa, que arranca los contactos con los sindicatos españoles afirmando que estos no han dado respuesta a su propuesta a lo largo de esta semana, explica que las medidas de ahorro deberán extenderse entre dos y cinco años para asegurar la sostenibilidad de la empresa. Ryanair se refiere en la misiva a la lucha de un competidor como Vueling por sobrevivir. Al mismo tiempo vuelve a la carga contra las ayudas públicas a otras compañías.

La totalidad del equipo de la aerolínea en este país está afectado por un expediente temporal de empleo. La empresa prevé volver a volar en julio, pero con un 40% de su programación. Ante esta circunstancia, motivada por el impacto de la crisis sanitaria, Ryanair también ha anunciado 250 despidos en sus oficinas de Dublín, Londres Stansted, Madrid y Wroclaw.

Los distintos sindicatos representados en Ryanair van a tratar de consensuar una posición, aunque USO ya avanza que "no vamos a negociar nada fuera de la legislación laboral española y de nuestro estatuto de los trabajadores". Sitcpla también promete batalla en defensa de las condiciones laborales en una low cost con largo historial de desencuentros con sus tarbajadores en España.

La situación es de máxima tensión entre los trabajadores. Sus representantes afirman que algunos de ellos no han cobrado el subsidio por desempleo a pesar de llevar dos meses afectados por un ERTE. Y lo achacan a la "mala gestión de la compañía ante el SEPE".

Normas
Entra en El País para participar