Telefónica capta 2.000 millones en bonos

La operadora abre libros para vender deuda a 7 y 12 años

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. EFE

Telefónica desafía el Covid-19. Después de la operación con Liberty, de publicar resultados y de anunciar hoy una recompra de 4.650 millones de euros con emisiones que vencen en 2021 y 2022, ha probado suerte en el mercado con bonos a 7 y 12 años. Y ha superado la prueba con nota

La operadora, con una calificación de BBB, un escalón por encima del aprobado que supone estar en grado de inversión (BBB-), ha salido con dos emisiones. Ha captado 2.000 miilones tras recibir demanda por 3.400. Ha colocado un bono a siete años, por 1.250 millones, por el que pagará el midswap (tipo de interés libre de riesgo) más 140 puntos básicos, frente a los 165 puntos ofrecidos, tras recibir demanda por más de 2.000 millones. También ha emitido otro a 12 años por el que abonará un diferencial de 195, por debajo de los 205 iniciales. En esta última referencia ha conseguido demanda por más de 1.400 millones.

Barclays, Banco Sabadell, Bank of America, el banco regional germano, Credit Suisse, Goldman Sachs, Mediobanc, Morgan Stanley, Natixis y UBS son los colocadores. Aún no está fijado el importe que se captará, pero fuentes financieras señalan que el objetivo es captar en conjunto al menos 1.500 millones de euros.

La última operación de la compañía que preside José María Álvarez-Pallete data del pasado 27 de enero, cuando colocó 1.000 millones de euros en bonos senior con vencimiento en 2030 y deuda híbrida (eterna) por 500 millones.

Telefónica es la sexta empresa española que sale al mercado en la pandemia. El lunes, Ferrovial vendió 650 millones en bonos a cinco años con gran éxito; la demanda de más de 1.800 millones de euros, lo que supone casi triplicar el importe final. Pero antes ya habían salido otras compañías patrias.

berdrola, con una nota de BBB+, fue la primera, con una emisión por 750 millones a cinco años a través de un bono verde. El 1 de abril la cerró con una potente demanda de casi 9.000 millones. Los colocadores fueron sido Banca IMI, BBVA, Crédit Agricole, Citi, HSBC, el japonés Mizuno, Santander y Unicredit. Su filial en Estados Unidos, Avangrid, colocó el 7 de abril otro bono verde por 750 millones de dólares a cinco años. Red Eléctrica vendió el 3 de abril 400 millones a cinco años sin ningún problema. La compañía goza de una nota de A-.

También han salido al mercado Repsol y Naturgy. La petrolera emitió 1.500 millones en bonos a 5 y 10 años, 750 millones en cada referencia. La demanda total rozó los 4.000 millones de euros. BBVA, BNP Paribas, Bank of America y Citi fueron los bancos coordinadores de la emisión. Naturgy vendió 1.000 millones con fuerte demanda. Banca IMI, CaixaBank, Citi, ING, JP Morgan Natixis, Santander, Société Générale fueron los bookrunners, pero también participaron Barclays, BNP Paribas y Unicredit.

La filial francesa de Abertis, HIT, que controla Sanef –a través de la que la empresa española cuenta con más de 1.800 kilómetros de autopistas de peaje en Francia–, colocó el pasado 24 de abril 600 millones a siete años y rebajar el precio hasta un diferencial de 280 puntos básicos respecto al midswap (tipo de interés libre de riesgo a ese plazo) frente a los 330 planteados en un principio.

 

 

Normas
Entra en El País para participar