La Eurocámara rechazará el presupuesto de recuperación si descuida la agenda de la UE

El Parlamento Europeo advierte a la Comisión Europea y al Consejo y pide trasnferencias y no préstamos

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.
El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

El Parlamento Europeo tiene previsto aprobar este viernes una resolución para pedir a la Comisión Europea un presupuesto comunitario a largo plazo que tenga en cuenta tanto el impacto de la pandemia de coronavirus como las prioridades que la Comisión Europea se ha marcado para esta legislatura. Reclaman a la Comisión y al Eurogrupo un fondo que alcance los dos billones de euros, sustentado en transferencias directas y no en préstamos.

La resolución se ha consensuado entre cinco de los siete grupos del Parlamento, entre ellos los tres más numerosos, por lo que no se prevé ningún obstáculo para que prospere en la votación del viernes tal y como se ha plasmado en el borrador del texto publicado este miércoles. El miedo del Parlamento es que los fondos destinados a la pandemia, que en parte deben salir del Marco Financiero Plurianual, eclipsen el resto de medidas y políticas europeas, que podían verse en segundo plano.

Previsiblemente votarán a favor el Partido Popular Europeo, la Alianza de los Socialistas y Demócratas, Renovar Europa, los Verdes y los Conservadores y Reformistas, que han pactado no presentar enmiendas, mientras que la Izquierda Unitaria Europea sí que planteará posibles cambios al texto, según dijeron a Efe fuentes parlamentarias.

La resolución reclama que la nueva propuesta de Bruselas sobre el futuro presupuesto plurianual (2021-2027), que se espera se presente este mes, "cumpla con las expectativas y se adecúe a los compromisos políticos y ambiciones de la UE", además de pedir que el Fondo de Recuperación sea "un añadido" a las partidas del presupuesto y no salga directamente de ellas.

El Parlamento cree que la nueva propuesta presupuestaria "debe tener en cuenta la necesidad de abordar tanto el impacto de la crisis como los instrumentos e iniciativas adicionales vinculados a la agenda política de la Comisión".

Además, advierte de que el pago por adelantado de recursos "no es dinero adicional" y puede debilitar el futuro presupuesto comunitario, aunque pueda mitigar los efectos inmediatos de la crisis.

La Eurocámara insiste también en su demanda de que se desarrolle la reforma del sistema de recursos propios de la UE, de forma que el presupuesto comunitario también pueda alimentarse de impuestos a los servicios digitales, las transacciones financieras o las emisiones contaminantes.

"Si no quieren aceptar la creación de nuevos recursos propios, un presupuesto comunitario viable conllevará inevitablemente aceptar un aumento superior en las contribuciones directas de los países", advierten al Consejo

Normas
Entra en El País para participar