Banca

Botín afirma que Santander ha acelerado “en cinco años su digitalización”

El 90% de la plantilla del grupo quiere mantener el teletrabajo incluso cuando se vuelva a la normalización.

Decir que el teletrabajo ha llegado para quedarse es ya una obviedad. Pero lo que no parecería tan obvio es que arrasase entre la plantilla. Pues sí. Eso es al menos lo que se desprende de una encuesta que ha realizado el grupo Santander entre toda su plantilla tras el confinamiento que ha mantenido a la gran mayoría de los empleados trabajando desde sus casas. Según esta encuesta, cuyos resultados se han dado ayer a conocer, tras el cuarto encuentro virtual que ha mantenido la presidenta de la entidad, Ana Botín, con los empleados de todo el mundo, alrededor del 90% de la plantilla está dispuesto a seguir con el teletrabajo.

Según explicó Ana Botín en el encuentro denominado Ask Ana, el 47% del personal del grupo le gustaría seguir con el teletrabajo dos o tres días a la semana una vez que finalizase la pandemia. Mientras que otro 44%, según datos de esta misma encuesta, estaría dispuesto a trabajar los cinco días hábiles de a semana en casa, sin pisar la oficina. Estos datos se han dado a conocer justo el primer día en el que el banco inicia su desescalada en España, con la reapertura de 189 sucursales, y la vuelta al trabajo presencial del 7% de la plantilla de los servicios centrales.

En este encuentro, en el que la plantilla tiene la oportunidad de preguntar directamente a la banquera, Botín ha explicado que los datos de digitalización del grupo se han disparado con el Covid-19.

Tanto es así, que la presidenta ha declarado que el proceso de digitalización del grupo, incluyendo el del trabajo, como el de la operativa de los clientes se ha “acelerado en cinco años”.

La banquera presume de que el banco concede 1.100 millones en crédito al día en España, con el 50% de la red cerrada por el confinamiento

Según fuentes del banco, la digitalización de la entidad ha sido tan elevada que solo en el primer mes del confinamiento se dieron de alta en España 300.000 nuevos clientes, un 15% de los cuales son mayores de 70 años.

Solo en su app, canal preferido por los usuarios del banco para realizar sus operaciones, y sobre todo el número de accesos se ha incrementado un 215% también en un mes, hasta superar ampliamente los 4 millones de accesos únicos al día. La ejecutiva también recordó que no solo ha sido el trabajador el que se ha acostumbrado al teletrabajo, sino también el cliente. Aunque reconoció que uno de los principios de la banca es la confianza, y para ello es imprescindible mantener un equilibrio entre la banca online y las sucursales, necesarias para mantener con los usuarios, y también con los empleados.

Ana Botín también agradeció a la plantilla su trabajo, que ha permitido facilitar durante el último mes más de 1.100 millones de euros al día en créditos en España, lo que significa 33.000 millones de euros en un mes en el que el 50% de las oficinas del banco han permanecido cerradas, y la caída de la actividad bancaria como consecuencia de la paralización económica ha sido récord, derivada del estado de alarma.

De hecho, el crédito hipotecario como el de consumo se han desplomado desde el 14 de marzo hasta ahora. La actividad así se debe a los créditos con aval ICO para autónomos, pymes y empresas, que ha marcado un récord de media mensual en la entidad.

La vuelta a los despachos

Ana Botín aseguró ayer a la plantilla que no será hasta dentro de 12 o incluso 18 meses cuando se pueda volver a la normalidad tras la crisis sanitaria. Aunque matizó que habría que acostumbrarse a una normalidad diferente a la que estábamos acostumbrados hasta la aparición del coronavirus. La banquera comunicó ayer que ella ya había regresado a trabajar a su despacho, lo mismo que ha hecho el consejero delegado, Antonio Álvarez, y el secretario general y responsable de recursos humanos en España, Jaime Pérez Renovales.

Normas
Entra en El País para participar