Aciturri extiende el ERTE a los centros en cinco autonomías con 1.000 trabajadores

El grupo sufre un descenso del 45 % en su carga de trabajo

Aciturri extiende el ERTE a los centros en cinco autonomías con 1.000 trabajadores

El fabricante de componentes aeronáuticos Aciturri extiende sus medidas de ajuste de empleo por el desplome que vive el sector. Las medidas internacionales de confinamiento han bloqueado el tráfico aéreo y los operadores del sector han reducido drásticamente sus pedidos.

En el caso del grupo con sede en Miranda de Ebro (Burgos) su carga de trabajo se ha reducido un 45 %. Las previsiones de la asociación mundial del sector IATA apuntan a un descenso del 48 % en el tráfico aéreo durante este ejercicio.

Aciturri había avanzado la puesta en marcha de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para su filial Aeroengines, de componentes de motor y con 188 empleados, y ahora lo acompaña con otros dos para sus participadas de la división de aeroestructuras, las compañías Aerostructures y Assembly. Entre todas suman centros en cinco comunidades autónomas. Las instalaciones se reparten por Berantevilla (Álava), Miranda de Ebro, Boecillo (Valladolid). Además de por Alcalá de Guadaira (Sevilla) y Tres Cantos (Madrid). Todos estos centros dan empleo a más de 1.000 trabajadores.

La corporación que lidera Ginés Clemente ha recibido de sus clientes una reducción de los encargos en relación con el suministro de aeroestructuras y de componentes para motores aeronáuticos.

Desde la empresa comunican que en los próximos días abrirán las negociaciones con los sindicatos para buscar un acuerdo sobre los ERTEs en ambas participadas. Con el objetivo de "hacer sostenible en el tiempo la actividad" de las dos empresas y de "preservar el mayor número posible de empleos".

Con una facturación de 303 millones en 2018, el grupo emplea a 3.000 trabajadores. Más de un millar de ellos pertenecen a la plantilla de la filial Alestis.

Normas
Entra en El País para participar