Aciturri negocia un Erte por el desplome del sector aeronáutico

El accionista de Alestis reordenará su filial Aciturri Aeroengines

Aciturri tiene una plantilla con más de 1.450 trabajadores.
Aciturri tiene una plantilla con más de 1.450 trabajadores.

Aciturri acusa el desplome de la industria aeronáutica. Con los aviones en tierra y la previsión este año de una caída del 48 % en el tráfico de pasajeros, las aerolíneas, con grandes dificultades de financiación, han cancelado los pedidos de nuevos aparatos y han extendido el problema a sus proveedores, entre ellos el grupo de Miranda de Ebro (Burgos).

La corporación que lidera Ginés Clemente abrirá próximamente las negociaciones con los sindicatos para la presentación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (Erte) en su filial Aciturri Aeroengines, que produce componentes para motores aeronáuticos. En este segmento, la carga de trabajo se ha reducido hasta un 45 % por el escenario de recesión comentado.

Aciturri adquirió Alestis el año pasado Se convirtió en el principal accionista con el 75,94 % mientras que la sociedad estatal Sepi mantuvo un 24,05 %. Entre ambos se habían comprometido a aportar hasta 80 millones para reflotar la empresa andaluza.

El grupo burgalés emplea a más de 1.450 trabajadores y tiene centros repartidos por Sevilla, Burgos, Madrid, Valladolid, Álava, Asturias y Portugal. Factura unos 600 millones al año. Ginés Clemente fundó la empresa en 1977. Además de los componentes para motores, su otra división industrial está centrada en las aeroestructuras.

Antes del aterrizaje del Covid-19 en la economía mundial, Aciturri estimaba aumentar su plantilla hasta 3.500 trabajadores en 2022. Con el auge del tráfico comercial, a cuenta de una cultura de viajar muy extendida en todo el mundo, la industria aeronáutica acumulaba más de una década de crecimientos a dos dígitos.

Normas
Entra en El País para participar