Cómo compraremos en los centros comerciales en la 'nueva' normalidad

Los propietarios preparan protocolos para reabrir en la desescalada

Cómo compraremos en los centros comerciales en la 'nueva' normalidad

Hace pocas semanas habrían llamado loco a quien hubiera dicho que para comprar en un centro comercial el coche del cliente sería desinfectado, que las cámaras no solo grabasen sino que tomasen la temperatura, que a la compra habría que ir con mascarilla, que el aforo de una tienda estuviese limitado o que al llegar a casa habría que lavar la ropa a 60 grados. Bienvenidos a la nueva normalidad.

La fase 2 de la desescalada ideada por el Gobierno supondrá la apertura de los 568 centros comerciales clausurados desde el decreto de estado de alarma del 14 de marzo. Hasta ahora, únicamente han estado abiertos para el acceso a hipermercados, supermercados, farmacias u otras tiendas consideradas esenciales. Durante este tiempo, los propietarios de los centros y los operadores de las tiendas han ido extendido una doble capa de seguridad para los clientes, en el acceso y tránsito por el inmueble y, después, dentro de las propias tiendas.

Así será a partir de ahora. Propietarios, consultoras inmobiliarias y la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC) preparan protocolos que afectan a propietarios, tiendas y visitantes sobre cómo afrontar el tránsito para que los clientes se sientan seguros al volver a realizar sus compras en este tipo de grandes establecimientos. El año pasado se produjeron 1.998 millones de visitas a los centros comerciales, según la AECC, y, sin embargo, por el confinamiento la afluencia se redujo un 90% en abril, con datos de CBRE. De momento, son documentos voluntarios elaborados por el sector privado, a la espera de que el Ministerio de Sanidad pueda establecer normas obligatorias.

La consultora CBRE, por ejemplo, ya ha preparado una guía sobre cómo actuar ante la apertura. Para los propietarios, recomienda informar a través de la app del centro sobre las horas de menor afluencia y señalizar las zonas y plazas de aparcamiento especiales para recogidas de compra. “En el aparcamiento, el cliente recibiría a la entrada del centro un welcome pack, que incluye guantes y mascarilla”, según esa guía. También pide a los propietarios que barajen la idea de instalar arcos y felpudos descontaminantes tanto para vehículos como para clientes.

Clientes con fiebre

El propietario, a su vez, deberá controlar el aforo mediante sistemas de conteo inteligente, señalizar los flujos de circulación peatonal a la salida y a la entrada del centro, así como instalar cámaras termográficas para la medir la temperatura de las personas.

En ese apartado, si se comprueba mediante control de temperatura que un visitante tiene fiebre, está por ver cómo la seguridad del centro está amparada por las normas sanitarias para actuar. “En el caso de detección de un caso en el centro comercial o de sospecha de que un cliente o empleado muestre síntomas de la enfermedad (tos, fiebre, dificultad para respirar), avisar a la gerencia del centro y llamar al teléfono de emergencia sanitaria de la comunidad autónoma”, refleja la guía de la AECC. “Trasladar al afectado a una zona lo más aislada posible y desinfectar todas las zonas donde haya podido estar el cliente/empleado infectado, conforme a lo establecido por el Ministerio de Sanidad”, se añade.

El protocolo de casi 50 recomendaciones de la AECC incluye la desinfección cada día del centro, la dispensación de geles hidroalcohólicos en entradas, tiendas o aseos, fomento del pago por medios electrónicos contactless en el aparcamiento y la limpieza constante de superficies en aseos, suelos, pasamanos de escaleras mecánicas, pomos de puertas o el mostrador de bienvenida. Asimismo, la revisión de la ventilación y sistemas de purificación de aire, restringir el uso de ascensores a una persona, instalación de mamparas en puestos de información y sustituir en los baños los secamanos de acción manual por otros sin contacto o bien facilitar toallitas desinfectantes.

Igualmente, la AECC recomienda el cierre de zonas infantiles y ludotecas, así como cancelar todo tipo de eventos que hagan que las personas se concentren en un punto. En el suelo, además, habrá señalización con vinilos marcando la distancia de seguridad entre clientes y la entrada al hipermercado, aseos o a tiendas de operadores de gran afluencia.

Dentro de las tiendas, también habrá aforo limitado, geles desinfectantes y se deberá limpiar constantemente las zonas de mayor uso, amén de mantener la distancia de seguridad entre los usuarios. CBRE recomienda a las marcas valorar la posibilidad de señalar circuitos de recorrido para evitar cruces, instalar mamparas de separación en las cajas de cobro (mejor con sistemas contactless) y habilitar recipientes donde depositar las prendas que el cliente se ha probado pero que no se lleva para su posterior desinfección, aunque los probadores estarán clausurados o limitados.

36.000 comercios

Fase 1. Propietarios y patronales del comercio han pedido al Gobierno en los últimos días que permitan abrir los centros comerciales desde la fase 1 de la desescalada, que comienza hoy en más de la mitad del país del país. Estos complejos acogen a 36.000 tiendas, de las que el 85% son medianas y pequeñas, con menos de 300 metros cuadrados de superficie, según datos de la AECC. Las asociaciones empresariales ven una discriminación por parte del Gobierno en que se permita abrir al pequeño comercio de calle pero no al que está dentro de un centro.

Preparación. “Ya se está trabajando en la definición de protocolos que contemplen la operativa: desde la gestión de los flujos de personas y las colas, pasando por planes de desinfección, limpieza y seguridad, y hasta la revisión de horarios o del apoyo logístico que van a necesitar los operadores”, explica Gonzalo Senra, director nacional de retail de CBRE.

Planes. En Lar España, por ejemplo, uno de los grandes propietarios de centros comerciales, señalan que ya tienen en marcha un plan de acción en el que se trabajan aspectos como la limpieza, la seguridad, el mantenimiento, la distribución de los aparcamientos, el control de las entradas peatonales, horarios, transporte, cesiones de espacio y la ordenación de las zonas comunes y las zonas de restaurantes, entre otros casos.

Pero en la nueva normalidad la compra no termina cuando se salga del centro. “Lava tus manos a fondo cuando llegues a casa. Desinfecta tu móvil. Lava y desinfecta tu ropa a alta temperatura según las instrucciones dadas por el Ministerio de Sanidad”, aconsejan desde CBRE.

Experiencia de otros países

"De cara a las fases de desescalada que están por llegar, hemos desarrollado una serie de medidas para asegurar la absoluta seguridad e higiene de nuestros centros para nuestros clientes gracias a nuestros equipos de limpieza, cuya frecuencia se ha aumentado durante todo el día, además de contar con red de cámaras y equipos de seguridad, que se encargarán de controlar los aforos y de que se cumplan las medidas de distanciamiento correspondientes. Además, nos hemos adherido a la guía de medidas recomendadas por la AECC", explican desde Unibail-Rodamco-Westfield (URW), gigante europeo de los centros comerciales. En España cuentan con grandes centros como Parquesur, La Vaguada, La Maquinista, Glòries o Bonaire.

Esta inmobiliaria francesa explica que como dispone de centros comerciales en toda Europa, "contamos con los aprendizajes de los centros de aquellos países que ya están en fase de reapertura, como Alemania, Polonia o Austria".

Normas
Entra en El País para participar