Distribución

Mercadona tiene uno de cada siete puntos de recarga para coches eléctricos en España

Supera los 1.000 instalados en los parkings de sus tiendas nuevas y de las reformadas

Un punto de recarga para coches eléctricos instalado en el párking de un supermercado de Mercadona.
Un punto de recarga para coches eléctricos instalado en el párking de un supermercado de Mercadona.

Mercadona toma la delantera en la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en España. Una infraestructura que el sector del motor reconoce como deficiente para una mayor penetración de este tipo de movilidad de cero emisiones, ante la falta de un plan concreto que los extienda y también por el elevado tiempo que supone la recarga en muchos de ellos.

La compañía de supermercados que preside Juan Roig ha superado en los primeros meses de este 2020 los 1.000 puntos de recarga en sus supermercados, como confirman fuentes de la misma. Mercadona finalizó el ejercicio 2019 con un total de 900 plazas de aparcamiento con este tipo de sistemas, un crecimiento durante el año de 683 puntos respecto al anterior. Esto se debió a la intensa actividad de reformas y aperturas que la empresa realizó el pasado ejercicio, algo que va ligado íntimamente al crecimiento de estas infraestructuras.

Mercadona ha decidido colocarlas en todas las tiendas que incorporen su modelo eficiente, o lo que en su propia jerga llama Tienda 8.

Durante 2019 la compañía de supermercados acometió 46 aperturas, 10 de ellas en Portugal, y llevó a cabo 351 reformas en tiendas ya existentes para adaptarlas a este modelo, con una inversión que la empresa cifra en 1.100 millones de euros. Con este concepto Mercadona busca reducir, por ejemplo, en un 40% su consumo energético en iluminación.

En ese enfoque de sostenibilidad es donde se encuadra la estrategia de Mercadona con los puntos de recarga. El haber alcanzado los 1.000 puntos supone que uno de cada 7 infraestructuras de este tipo que hay en España están en uno de sus establecimiento, para lo que ha invertido un millón de euros.

Según cifras proporcionadas por Anfac, la patronal de los fabricantes de automóviles, en España hay en estos momentos alrededor de 7.200 puntos de recarga públicos. Es decir, la cifra no tiene en cuenta instalaciones que sean de uso restringido como las que pueda tener un particular en su garaje.

Y esa proporción irá a más. Mercadona confirma que este año seguirá poniendo estas instalaciones en cada uno de sus nuevos supermercados o en los que reforme, tanto en España como en Portugal.

El plan para este 2020 pasa por un total de 79 aperturas y 160 reformas, con lo que sumará 239 nuevas Tiendas 8 a su red. A un mínimo de dos puntos de recarga para vehículos eléctricos por cada una, supone sumar casi 500 nuevos puntos este año. Algo que está llevando a cabo desde el principio con el proveedor industrial Circutor, especializado en este tipo de infraestructuras. El uso es gratuito para los clientes que se acercan a estos supermercados.

Más que las energéticas

Con estas cifras Mercadona supera en este tipo de instalaciones a algunos de los principales operadores del sector energético, que en los últimos meses sí han mostrado su interés por extender su red de recarga en la medida que los coches eléctricos empiezan a representar una mayor cuota en el mercado automovilístico español.

Por ejemplo, Repsol indica que dispone de 230 puntos de recarga públicos en sus estaciones de servicio, 50 de ellos de carga rápida y 2 ultrarápida.

A ellos hay que sumar otros 1.500 puntos de uso privado, comprados en su mayor parte a la empresa semipública vasca Ibil en diciembre pasado, que tenía en la gestión de carga de automóviles eléctricos parte de su negocio.

Por su parte, Iberdrola alcanza los 414 puntos públicos gestionados de forma directa, según su propia aplicación móvil en la que permite consultar este tipo de instalaciones. Endesa dice tener “en marcha, acordados y en fase de instalación” más de 1.500 puntos públicos, dentro de su plan para instalar más de 8.000 hasta 2023.

EDP, otro de los principales operadores del mercado eléctrico, también cuenta con más de 150 puntos de recarga en espacios públicos en España en Castilla y León, Asturias, Madrid, Cantabria, País Vasco, Comunidad Valenciana y Andalucía, buena parte de ellos situados en estaciones de servicio.

Retail y energía, una relación lógica

Colaboraciones. Distribución y energía son sectores en apariencia alejados, pero con una relación más cercana de lo que puede parecer, sobre todo entre los operadores comerciales que cuentan con instalaciones más amplias. Algunos de ellos, como Alcampo, Carrefour, Costco o incluso la empresa madrileña de supermercados Sánchez Romero han dado el salto para tener sus propias gasolineras junto a algunas de sus tiendas. Pero los tiempos avanzas y ahora esa colaboración se dirige a la movilidad sin emisiones. Además de Mercadona, otra compañía de supermercados que ha apostado por ello es la también valenciana Consum, que en diciembre firmó un acuerdo con Endesa para la instalación de 110 puntos de recarga en 55 de sus supermercados, ubicados en 11 provincias. Otro operador de la distribución, aunque en este caso alejado de la alimentación, es Media Markt, que el año pasado también suscribió un acuerdo con EDP que, entre otros puntos, incluía la instalación de estos puntos en los aparcamientos de sus tiendas, como confirmó su consejero delegado Alberto Álvarez el pasado mes de marzo.

Normas
Entra en El País para participar