Distribución

JCPenney podría declararse en quiebra la próxima semana

La cadena estadounidense está negociando con los acreedores para obtener más tiempo tras haberse saltado dos pagos en el último mes

JCPenney podría declararse en quiebra la próxima semana

JCPenney estaría preparandose para declarar su quiebra la próxima semana y cerrar de forma permanente alrededor de una cuarta parte de sus 850 tiendas, según informan fuentes cercanas a la firma a Reuters. De esta forma, se convertiría en una nueva cadena estadounidense que no puede sobrevivir al coronavirus.

Al declararse en bancarrota, limitaría el daño en la cadena de tiendas con 118 años de historia que ha estado luchando por sobrevivir con una deuda de 4.000 millones de dólares y la dura competencia del comercio electrónico o las fuertes rebajas en los precios implantadas por muchas firmas desde el inicio de la pandemia.

La compañía con sede en Plano, Texas, que emplea a casi 85,000 personas, estaría negociando co los acreedores un préstamo deudor para reforzar sus cuentas mientras afronta el proceso de quiebra. Este préstamo podría ser de entre 400 millones y 500 millones de dólares.

La declaración de bancarrota podría llegar antes o después en función del tiempo que le concedan los acreedores. J.C. Penney no abonó este jueves el pago que le correspondía de 17 millones de dólares de su deuda y solo tiene cinco día para abonarlo antes de que se considere que ha incumplido lo exigido. Además, el próximo viernes finaliza un período de gracia de 30 días que había logrado para posponer el abono de 12 millones que tenía que haber ingresado el pasado 15 de abril.

J.C.Penney aún no ha tomado una decisión sobre cómo abordar sus problemas financieros y estaría considerando opciones que pasan por negociar un acuerdo con los acreedores fuera del tribunal de quiebras u obtener un préstamo adicional.

Normas
Entra en El País para participar