Los grandes propietarios de centros comerciales creen que el Gobierno les discrimina

Insisten al Ejecutivo en que los complejos abran en fase 1 como las tiendas de calle

Los grandes propietarios de centros comerciales creen que el Gobierno les discrimina

Los grandes propietarios de centros comerciales como Merlin Properties, Unibail Rodamco Westfield, Klepierre, Lar España Real Estate o Carmila quien abrir ya sus complejos de tiendas y así se lo han reclamado este viernes al Gobierno en un comunicado. Según estas empresas inmobiliarias, la reapertura de centros y parques comerciales en la fase 2 de la desescalada, prevista para el 25 de mayo, ocasionaría "un impacto económico grave a propietarios y arrendatarios que se sumaría al registrado durante el confinamiento y representaría un agravio comparativo" respecto de los locales y establecimientos ubicados a pie de calle. Por este motivo, reclaman que se fije el inicio de su actividad en la fase 1, prevista para el 11 de mayo en algunas provincias.

Entre las empresas que se suman también se encuentran Castellana Properties, Eurofund, La Sociedad General Inmobiliaria de España, Neinver y Nuveen real estate, Harbert Management Corporation y Sonae Sierra.

"Asimismo, los propietarios de centros y parques comerciales alertan al Gobierno de la discriminación a la que se está sometiendo a pymes y autónomos con locales ubicados en estas superficies a los que se les impide la posibilidad de reapertura, mientras que comercios de las mismas características, pero ubicados a pie de calle, pueden hacerlo", apelan en el comunicado. Según sus datos, el 85% de los establecimientos ubicados en centros y parques comerciales son pequeños comercios inferiores a 300 metros cuadrados (en su mayoría pequeños autónomos y pymes). El sector del comercio minorista, compuesto por más de 500.000 empresas y 1,8 millones de profesionales en toda España, está siendo uno de los más impactados por la crisis del coronavirus. Estas empresas indican que el segmento de centros y parques comerciales, suma 740.000 puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos.

Los propietarios de centros y parques comerciales señalan que estos espacios son seguros como se ha demostrado desde el inicio del estado de alarma, ya que han permanecido abiertos para permitir el acceso a supermercados, farmacias y otros establecimientos de primera necesidad.

Por otra parte, destacan como sus amplias dimensiones "permiten que el cumplimiento de las medidas de distanciamiento recomendadas pueda aplicarse con igual o mayor garantía que en otros espacios". Asimismo, recuerdan que poseen recursos propios adicionales para la vigilancia de recintos y el control de accesos, así como con protocolos de higiene reforzados que garantizan una mayor seguridad a trabajadores y clientes.

El comunicado indica que las principales compañías propietarias de centros y parques comerciales ya han puesto en marcha diversas iniciativas para garantizar el cumplimiento de las estrictas medidas de seguridad exigidas por las autoridades sanitarias. Los planes activados están demostrando la eficacia de disponer de superficies amplias con una gran capacidad para adecuar los espacios e implantar todas las medidas adicionales que sean necesarias como distanciamiento social, reducción de aforo, prevención e higiene.

Normas
Entra en El País para participar