La importancia de hablar con tus clientes

La importancia de hablar con tus clientes

La publicidad se desploma con el coronavirus” es el titular de un artículo publicado por el diario El País el pasado 23 de marzo, reflejando el impacto que la primera semana de confinamiento estaba teniendo sobre la inversión publicitaria. Y así ha continuado hasta ahora, con la actividad económica al ralentí y la mayoría de las empresas recortando gastos e inversiones para adaptarse no solo a un presente muy complicado en muchos sectores, sino también a un futuro incierto, donde no hay referencias históricas, no hay conocimiento previo.

Cada uno de nuestros clientes está enfrentándose a una problemática específica y nuestra recomendación de cómo actuar en estos momentos es personalizada para cada uno de ellos. No hay menú para todos ni recetas mágicas. Es de todos conocido que quién mantiene sus inversiones en publicidad en estas situaciones sale reforzado al final de ellas, ganando no solo notoriedad y valores de marca, sino también cuota de mercado. Pero en esta primavera de 2020 algunos anunciantes simplemente es algo que no se pueden permitir. El valor de la publicidad a medio y largo plazo es innegable, pero para algunos sectores de actividad el corto plazo es la prioridad. Para dar respuesta a ese importante corto plazo, en nuestra compañía hemos diseñado una batería de productos para maximizar la conversión, ya sea en términos de visitas a una página web, generación de leads o ventas de productos y servicios.

En esta situación se pueden buscar resultados a corto o a largo plazo dependiendo de las necesidades de cada empresa, pero lo que sin duda deben hacer las marcas es seguir comunicando con sus clientes: es el momento de estar cerca, de ganar no solo cuota de mercado o notoriedad, es el momento de ganarse el corazón de los consumidores. Cuando no tienes a tus vendedores en la calle, cuando tu producto no le llega al consumidor, es el momento de utilizar la publicidad para hablar a tus clientes.

La publicidad está íntimamente unida a los medios de comunicación y la tecnología, y si hay dos cosas que me han sorprendido especialmente durante estas semanas de confinamiento han sido precisamente estas: la fuerza de los medios de comunicación y la ventaja que supone la tecnología.

La capacidad de los medios de comunicación para informar y entretener no es nueva, pero en estas semanas de confinamiento lo que han demostrado es que son un elemento clave para vertebrar una sociedad, no solo desde un punto de vista informativo y de entretenimiento sino también emocional. Todos hemos aplaudido, todos hemos cantado Resistiré, todos nos hemos sentido orgullosos con la entrega heroica de los profesionales de la sanidad, y lo hemos hecho gracias a los medios de comunicación, que nos han llevado la realidad a nuestras casas. Nos han llevado la emoción.

Cuando veo que la empresa que dirijo está al 100% de rendimiento con 1.000 empleados trabajando desde sus casas, cuando veo que mis hijos pueden seguir sus estudios a través de clase virtuales y grupos de trabajo, y cuando veo que puedo hablar y ver a mis padres octogenarios gracias a la tecnología, me doy cuenta de lo importante que esta es en nuestras vidas cuando las cosas se ponen difíciles. Y también me invita a pensar que esta crisis provocada por el coronavirus nos va a llevar una nueva forma de entender la empresa, la educación e interacción social, donde las capacidades que tenemos nos lleven a un nuevo estilo de vida.

Lo que nunca cambiará es la necesidad de las empresas de comunicar con los consumidores, de hablar con sus clientes. Lo que nunca cambiará es la importancia de la publicidad como motor de la economía creando relaciones duraderas entre marcas y consumidores.

Estamos ante una situación sin precedentes donde no hay referencias, no hay conocimiento previo. Ahora es cuando la publicidad es más valiosa que nunca.

Porque la publicidad es innovación y creatividad. Y como dijo Albert Einstein, “en los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Fernando Rodríguez Varona es CEO de Publicis Media